• Banner textos

  • BUENA Y SANA COSTUMBRE, PEDIR LA FACTURA

    Alocución del presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, sobre los resultados de la lucha contra el contrabando. 

    Colombianos:

    Hoy quiero hacerles un balance de los éxitos de mi Gobierno en la lucha contra el contrabando. Desde mi posesión di instrucciones precisas y claras a la dirección de la Dian: vamos a enfrentar a los contrabandistas y vamos a derrotarlos.

    El contrabando es uno de los principales culpables del desempleo en el país; ya ustedes conocen bien la cifra de que por cada empleo del contrabando, se pierden 4 empleos legales para los colombianos. Lo que, dicho y visto de otra manera, es que por cada empleo que logremos quitarle al contrabando, estamos generando cuatro nuevos empleos formales.

    El contrabando es también la fuente principal del lavado de los dólares del narcotráfico, cifra que llegó a ser del orden de 3.000 millones de dólares al año y que hoy gracias a los rígidos controles que hemos impuesto no supera los 1.500 millones de dólares al año, lo cual indica que la lucha debe continuar.

    Para que ustedes, accionistas de Empresa Colombia, lo entiendan claramente, esto quiere decir que los contrabandistas, para comprar sus mercancías en el exterior, les pagan hoya los narcotraficantes sus dólares a 1.100 pesos, mientras que la economía formal los paga a la tasa de mercado que hoy está cerca de los 2.100 pesos, lo cual hace imposible poder competirles.

    Quiero entonces recordarles la importancia de no comprar artículos de contrabando, entre otras muchas cosas porque, cuando cualquiera de ustedes compra productos de contrabando, está ayudando a que muchos colombianos pierdan su empleo.

    Desde mi llegada al Gobierno, y con el apoyo de la Oian y otras instituciones del Estado que combaten este mal que tanto daño le ha hecho a Colombia, hemos combatido el contrabando por todos los medios y le hemos ido ganando la batalla.

    Gracias a mi decisión y al apoyo del Congreso de la República, tenemos hoy leyes y penas más fuertes para castigar a los contrabandistas y a sus cómplices, y finalmente logramos que no sea posible su excarcelación.

    El contrabando aleja a los inversionistas extranjeros y es la fuente de más alto desestímulo para los productores nacionales que no pueden competir con los dólares del contrabando que, repito, no son otros que los mismos dólares del narcotráfico.

    Creamos un grupo élite de lucha contra los contrabandistas que ha dado sus mayores frutos. La Policía Fiscal y Aduanera es una realidad que actúa con los mejores resultados en operativos de choque contra la evasión, el contrabando y los delitos contra el régimen cambiario, bajo la acertada coordinación de la dirección de la Dian.

    Como resultado del trabajo del grupo de instituciones del Estado que combaten el contrabando en cabeza de la Dian, hoy tenemos en curso mas de 3.000 investigaciones cambiarias y 600 denuncias penales por contrabando, evasión de impuestos y delitos como falsedad y enriquecimiento ilícito.

    Pero no podíamos permitir más que las empresas multinacionales, especialmente de sectores de cigarrillos, licores y electrodomésticos utilizaran el contrabando como canal de distribución. Por ello ya hemos fijado unas nuevas condiciones, dentro del marco de la ley, para el manejo y comercialización de sus productos en el país.

    Gracias a estos acuerdos, la venta de electrodomésticos que antes era del 90 por ciento de contrabando, óigase bien, del 90 por ciento, está llegando hoya tan sólo el 30 por ciento y estas cifras siguen bajan-do, es decir, que el 70 por ciento de los electrodomésticos que se venden hoy en el país ha ingresado legalmente.

    Por estos días arrancó una campaña conjunta con estos productores, que informa sobre la validez de la garantía sólo a los productos comprados en el comercio legal y que esperamos sea el golpe definitivo al contrabando de electrodomésticos en Colombia.

    Con los cigarrillos las cifras también son igualmente alentadoras: las proyecciones para este año posteriores a la firma de los convenios indican que el 92 por ciento de los cigarrillos que se consumirán este año en el país tendrán un origen legal. Con estos productores también tenemos una campaña fuerte para acabar de una vez por todas con la comercialización ilegal.

    Cada día más empresas multinacionales se vinculan a esta estrategia integral de lucha contra el contrabando y es así como la semana pasada, con el sector de los licores, tan sensible al contrabando, también se firmaron acuerdos para acabar con su distribución ilegal.

    Además de ser un gran aporte a la lucha contra el narcotráfico, la firma de estos convenios da origen al pago de los impuestos que antes se perdían y fortalece la industria nacional, como es el caso de los textiles que también se destacan como uno de los grandes beneficiados de nuestras políticas.

    No sólo el comercio ha dejado de vender telas y confecciones de contrabando, sino que nuestras empresas bandera como Coltejer, Fabricato, Tejicóndor y Everfit, entre otras, están no sólo abasteciendo el mercado nacional con su excelente calidad, sino también exportando con gran éxito como lo pude ver en mi visita a Medellín a Colombiamoda y a la planta de Everfit. La reactivación del sector textil implica la reactivación de la cadena productiva completa, es decir, desde la siembra de cultivos de algodón con su correspondiente generación de nuevos empleos.

    Me llenó de alegría y satisfacción la carta que recibí de los trabajadores de una empresa textil que agradecían al Gobierno por su lucha anticontrabando y le pedían que siguiera adelante en este empeño. Ese agradecimiento no es sólo para el Gobierno, sino para todos los colombianos que ya no compran contrabando.

    En otro aspecto, igualmente importante, estamos entrenando a nuestra mejor gente y tecnificando nuestros equipos en cooperación con diversas entidades internacionales a las que también les preocupa y quieren acabar con el contrabando y el lavado de dólares.

    La Dian ha emprendido unas exitosas campañas publicitarias que han logrado que todos los colombianos entendamos la importancia, no sólo de pagar los impuestos, sino también la de comprar productos legales y de reclamar la factura.

    Sé que a la gente ya le da pena comprar en los Sanandresitos o productos de contrabando y, sin duda, se volvió una muy buena y sana costumbre pedir la factura.

    Como consecuencia de todo lo anterior, los empresarios colombianos ya están cada vez menos preocupados por el contrabando. El Gobierno finalmente se ocupó de combatir este mal y los resultados concretos en esta lucha nos han fortalecido y generado nuevos ingresos que sirven para inversión, nuevos empleos y más desarrollo para Colombia.

    La demostración de esto está presentada en la última encuesta de opinión de Fedesarrollo, que mostró dentro de sus resultados que sólo un 22 por ciento de los empresarios están hoy preocupados por el contrabando, cuando hace dos años más del 44 por ciento veían en este mal un gran enemigo de sus ventas y lo culpaban de la pérdida de mercado.

    También hemos emprendido con éxito una batalla contra la corrupción en la Dian, que además de acabar con muchas mafia s que existían en su interior, hace que cualquier funcionario ya lo piense dos veces antes de dejarse comprar y tentar por la corrupción.

    Sin lugar a dudas, la Dian de hoy bajo mi dirección e instrucciones, es una Dian muy distinta de la que existía en el país; la Dian de hoy es reconocida, respetada y valorada por todos los colombianos. Una institución seria, que cumple con su deber, combate el contrabando y da resultados.

    He dado instrucciones a las diferentes dependencias del Gobierno para que se lance una ofensiva frontal contra el contrabando de fin de año. Para tal efecto, he instruido para que se coordinen acciones entre la Dian, la Policía Fiscal Aduanera, al Ejército y a la Armada Nacional, con el propósito de realizar operativos que conduzcan a cerrar las vías de acceso al contrabando y para que se coordine con la Fiscalía General de la Nación la instauración de las correspondientes denuncias penales.

    Estos operativos deberán tener como objetivo, entre otros, golpear de manera contundente el cartel del contrabando de gasolina y derivados del petróleo, así como a quienes hurtan el combustible directamente de los oleoductos, pues este problema golpea fuertemente las finanzas de Ecopetrol y los recursos fiscales de la Nación.

    Colombianos:

    Les estamos ganando la lucha a los contrabandistas. Y en esto también todos contamos. Ustedes con sus denuncias, ustedes negándose a comprar los productos de contrabando y exigiendo las facturas. Esta es la lucha por el empleo. Tenemos que seguir empeñados en ganar esta lucha. El camino es largo y no podemos hacer pausas que nos quiten el gran impulso que traemos.

    La reactivación general que viene presentando la economía como resultado de las diversas acciones en los diferentes frentes de trabajo de mi Gobierno, entre las que se destaca esta lucha frontal contra el contrabando, es otro paso obligado antes de que el empleo vuelva a tomar un rumbo positivo y se reactive.

     Su aporte, el de todos y cada uno de nosotros, accionistas de esta Empresa Colombia, es vital para acabar con el contrabando y darle este dinero que se perdía en manos de unos pocos narcotraficantes, a la nueva Colombia que lo necesita para transformarlo en nuevos empleos y mayor desarrollo con justicia social para todos.

    Desde mi Gobierno reitero mi compromiso, el de la Dian y el de todas las instituciones del Estado comprometidas en esta lucha, para seguir trabajando sin pausa hasta acabar con este mal. Los invito a que me sigan acompañando para que entre todos podamos derrotar finalmente a los contrabandistas y con ellos a los narcotraficantes.

    Que Dios los bendiga y que Dios me bendiga.


    Lugar y fecha

    Bogotá, Colombia
    19 de octubre de 2000

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2019 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved