• Banner textos

  • CON “COMPUTADORES PARA EDUCAR”, IGUALES OPORTUNIDADES PARA LOS NIÑOS TANTO DEL CAMPO COMO DE LAS CIUDADES

    Palabras del presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, en el lanzamiento del programa de “Computadores para Educar”

    Hoy en la Casa de Nariño estamos avanzando para garantizar a todos los niños y niñas de Colombia las herramientas que les permitan alcanzar mejores oportunidades en el siglo XXI. Yaveo cercano el día en que hayamos eliminado completamente la brecha que hay entre la educación pública y la educación privada. Un primer paso para esto, es que nuestros niños tengan las mismas oportunidades de educación, y las mismas posibilidades para ser competitivos en el nuevo país que estamos construyendo.

    Para avanzar en esas metas de progreso y justicia social todos los estudiantes desde una edad temprana, tanto en el campo como en las ciudades, deben tener acceso a las tecnologías de información y de comunicaciones.

    Ayer en el lanzamiento de la Agenda de Conectividad, dimos un gran salto hacia la masificación de Internet. En la instalación de Expo Comm Andino 2000, convoqué a todos los empresarios del sector de las telecomunicaciones, al sector académico, al sector privado y a todas las entidades del Estado para que nos comprometiéramos a lograr el uso masivo de las tecnologías de la información.

    Hemos creado ese compromiso para que todos los colombianos, en todos los rincones de Colombia, tengan igualdad de oportunidades para acceder a las múltiples ventajas que brindan estas innovaciones en el campo del conocimiento y de las comunicaciones.

    y es que en la última década el avance de la ciencia ha revolucionado la manera en la que el mundo se comunica e interactúa. Los sistemas de computación avanzados, las redes modernas de comunicación, el Internet, el correo electrónico, y otras tantas tecnologías han eliminado las distancias y las barreras de tiempo, permitiendo que la información y el conocimiento dejen de ser un privilegio y se conviertan en un derecho.
    Los nuevos escenarios de la competitividad hacen necesario que la empresa privada, las entidades del Estado, el comercio, la educación, y la comunidad en general usen con astucia e inteligencia las potencialidades de estas tecnologías y las pongan al servicio del bienestar de todos los colombianos.

    El alcance de este gran propósito requiere un cambio de mentalidad para que desde todas las instancias del saber, la investigación y la producción, se estimule la utilización y aplicación adecuada de las tecnologías de la información. Pero lógicamente un proceso de esta naturaleza no puede imponerse mediante un decreto o una ley.

    Éste debe ser un proceso cultural y, sobre todo, un proceso pedagógico que se inculque a las generaciones de colombianos que se están preparando para trabajar en la Colombia del nuevo milenio.

    La educación desempeña un papel vital para infundir a los jóvenes las bases necesarias en el manejo de los computadores y el aprovechamiento de Internet. Estos recursos nos plantean alternativas para mejorar los procesos de aprendizaje, para profundizar en contenidos de calidad superior y para extender la cobertura académica a través de la educación virtual.

    En muchos colegios del país, especialmente en los establecimientos públicos, no se cuenta con el presupuesto para adquirir un computador que es el elemento básico en la difusión de estos conocimientos.

    Por fortuna al mismo tiempo hay en Colombia una gran cantidad de empresas públicas y privadas que anualmente se modernizan tecnológicamente dando de baja un número considerable de computadores que tienen un gran potencial para ser reutilizados, pero que generalmente se desechan.

    El Gobierno Nacional consciente de esta situación, lanza hoy el programa “Computadores para Educar”, como parte importante de la Agenda Nacional de Conectividad: El salto a Internet.

    El objetivo central de este programa es promover y coordinar la donación masiva de computadores por parte de todas las organizaciones públicas y privadas del país para que luego del acondicionamiento y actualización correspondiente, se puedan llevar a las escuelas públicas para sacarles el mejor provecho con fines educativos.

    Este programa permitirá que miles de niños colombianos, en especial los más pobres, aprendan a manejar un computador abriéndoles las puertas a una fuente inagotable de información y conocimiento a través de Internet.

    Dentro de este proceso, los maestros de todo el país juegan un papel fundamental en la integración de la tecnología al proceso educativo, utilizando los computadores como una herramienta práctica de enseñanza y facilitando su aprovechamiento por parte de los alumnos.

    ¡En Colombia los computadores son una llave que abrirá la puerta del futuro a nuestros niños!

    Como muestra del firme compromiso de mi gobierno con el programa, hemos destinado para el primer año un presupuesto de 10 mil millones de pesos con el fin de apoyar su logística técnica y operativa.
    Las proyecciones previstas para el primer período de funcionamiento del programa incluyen la recepción de 20 mil computadores donados entre entidades públicas y empresas privadas. Así, entregaremos un promedio de 20 computadores por colegio en más de mil establecimientos en todo el territorio nacional.

    Pero el objetivo del programa “Computadores para Educar” no se limita a arreglar y repartir los equipos. Es necesario que adelantemos una serie de actividades de acompañamiento indispensables para el buen uso de los equipos en los colegios públicos. Por este motivo hemos incluido en el programa el apoyo a los colegios beneficiados con el montaje de los equipos, la actualización y la capacitación a los maestros y personal de planta, para que puedan disfrutar de sus beneficios muy pronto en las escuelas del país.

    Dado que se cubrirá una buena parte de los costos del programa gracias a los aportes y al apoyo de diferentes entidades públicas y privadas, se espera utilizar una parte considerable del presupuesto para el refuerzo de estas labores de acompañamiento, vitales para la asimilación de la tecnología en el proceso de educación.

    Paralelamente, el Ministerio de Educación está desarrollando los mecanismos que permitan difundir la tecnología en la educación básica, y comenzar a aprovechar estas herramientas en el marco de los currículos académicos. Por ejemplo, el programa Computadores para Educar complementa el apoyo tecnológico para la enseñanza de inglés que llevaremos a todos los establecimientos educativos del país a través del software “English Discoveries”, como lo anuncié hace unos días.

    Con el aprendizaje del inglés, el dominio de los computadores y el acceso a Internet, nuestros niños y niñas podrán competir en igual- dad de condiciones en el mundo moderno. Así, desde el cabo de la Vela hasta Leticia y desde el Chocó hasta los pueblos de la Orinoquia itodos nuestros niños tendrán acceso a la misma educación de calidad y a los avances tecnológicos! Pero el programa “Computadores para Educar” no puede tener éxito con sólo el esfuerzo del gobierno. Para garantizar la buena marcha de este proyecto, se requiere un esfuerzo integrado entre las entidades públicas, la empresa privada, las organizaciones no gubernamentales y las comunidades.

    Ya hemos avanzado en gestiones importantes que nos permiten arrancar con la efectiva integración de diversas organizaciones de carácter público y privado.

    Bajo la coordinación del Ministerio de Comunicaciones y con la participación del Ministerio de Educación y del Departamento Nacional de Planeación, hemos articulado un entusiasta equipo de colabora- dores a quienes llamamos orgullosamente: “los socios del programa Computadores para Educar”.

    En primera instancia, quiero resaltar la valiosa colaboración del gobierno de Canadá a través de la asesoría que en esta materia nos vienen prestando desde hace ya varios meses. Canadá ha desarrollado con excelentes resultados un programa similar denominado “Computers for Schools”, que funciona exitosamente desde 1993.

    De su experiencia y de su organización estamos asimilando las mejores recomendaciones con el fin de que nuestro programa alcance
    los ambiciosos objetivos que nos hemos propuesto.

    En segundo lugar, los computadores recibidos serán llevados a centros de renovación especializados provistos por las Cámaras de Comercio, donde se les hará una revisión y actualización y se les instalará el software con sus respectivas licencias para el uso educativo.
    Esta labor requiere de un gran despliegue técnico, tarea en la que el SENA es un socio de vital importancia que ya se encuentra comprometido en la ejecución del programa. Esta entidad ha dispuesto la participación de sus instructores y alumnos de programas técnicos, quienes realizarán la reparación de los computadores entregados al programa. Luego serán llevados a los colegios públicos, especialmente de las zonas rurales más apartadas del país.
    El papel de la empresa privada es vital en este esfuerzo conjunto. Estos socios iniciales nos apoyarán en el programa con el aporte de equipos e interconexión, software, repuestos y otros insumos, y al mismo tiempo, algunas empresas especializadas nos proporcionarán asesoría técnica y capacitación a alumnos y docentes de los planteles educativos.

    Precisamente, en este acto nos acompañan los directores de importantes empresas del sector de las telecomunicaciones y los computa- dores como Compaq, IBM, Microsoft, Hewlett Packard, Tricom e Intel, con quienes hemos firmado Actas de Intención que ratifican su apoyo.

    A nuestro programa también se ha vinculado la Corporación Andina de Fomento-CAF, organismo multilateral que a través de sus recursos de cooperación técnica internacional, cubrirá una parte importante de los costos de funcionamiento del proyecto.
    Por ser todas estas entidades privadas y públicas partes indispensables para el éxito de Computadores para Educar, quiero darles las gracias en nombre de los niños y las niñas de Colombia y quiero reiterar la invitación a otras empresas para que se integren a este gran proyecto, cuyos beneficios favorecerán a los colombianos que más lo necesitan.

    Asimismo quiero agradecer, al señor Embajador Guill Rishchynsky y al señor Pierre Gendron, director de Computers for School, por la asesoría prestada recientemente en el diseño de este programa y en otras iniciativas orientadas a afianzar el progreso y la justicia social en Colombia.

    También el día de hoy quiero reconocer la gran acogida que encontramos en Confecámaras y las Cámaras de Comercio del país para apoyarnos y facilitar la operación de Computadores para Educar en todo el territorio nacional.
    A todos nuestros socios quiero decirles hoy que se han unido a la empresa que arrojará los mejores dividendos, pues sus ganancias se traducen en mayor equidad y justicia social para los colombianos.

    Quiero por último hacer un reconocimiento muy especial a Nohra y a su equipo de trabajo quienes desde el inicio de este gran proyecto han puesto todo su esfuerzo para sacarlo adelante.
    Con la puesta en marcha de programas de alto contenido social como Computadores para Educar, queremos ofrecer oportunidades legítimas de progreso, en especial para nuestra población más vulnerable.

    Mi compromiso con el país es devolverle las condiciones económicas, políticas y sociales a Colombia que permitan una paz duradera.
    Yoestoy seguro que con este nuevo programa que hoy hemos puesto en marcha, afianzamos los cimientos que exige la construcción de una sociedad visionaria y comprometida con la prosperidad y el progreso equitativo para todos.

    En compañía de Nohra, convoco a todos los colombianos, especialmente a los empresarios, a los directores de entidades públicas y de organizaciones no gubernamentales, para que conozcan y participen con entusiasmo en el desarrollo de esta iniciativa, que sin duda sentará las bases de una sociedad mejor preparada para asumir los retos del futuro.


    Lugar y fecha

    Bogotá, Colombia
    15 de marzo de 2000

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2019 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved