Entrevista del Diario La Razón al Expresidente Andrés Pastrana sobre la situación en Venezuela

Andrés Pastrana: «El cuerpo de Daniel Ceballos se va apagando»

El ex presidente de Colombia Andrés Pastrana ha tomado la iniciativa en Latinoamérica para buscar la liberación de los presos políticos que hay en Venezuela. En una entrevista telefónica con LA RAZÓN, asegura que aún es posible el diálogo entre la oposición y el Gobierno de Nicolás Maduro.

–¿La presión internacional será suficiente para liberar a los presos políticos?

–No lo parece en este momento. La presión hasta ahora ha venido por parte de ex jefes de Estado y no por jefes de Estado. Yo he dicho que el silencio de los líderes latinoamericanos ha sido el silencio cómplice, porque no entendemos que quienes firmaron la Carta Democrática en el año 2001 ahora no levanten su voz ni siquiera para convocar el consejo permanente para analizar la situación de Venezuela. Es más, llama la atención que Dilma Rousseff, presidenta de Brasil –que sufrió los abusos de la dictadura brasileña–, y que Michelle Bachelet, presidenta de Chile –que sufrió los abusos de la dictadura chilena–, ni siquiera hayan levantado su voz para acompañar como mujeres, como madres que son, a las mujeres de los presos que hoy están en las cárceles de Venezuela.

–¿Cree que el Papa mediará para favorecer el diálogo y liberar a los presos políticos?

–Es muy importante que el Santo Padre intervenga en la liberación de los presos políticos y así lo esperamos. Más que de un tema político estamos hablando hoy de un asunto humanitario, pero creo que es importante porque lo que está pidiendo la oposición es lo que pide cualquier demócrata: unas elecciones libres, sin presos políticos, que haya misiones de observación, que se deje de perseguir a la Prensa y que haya libertad de expresión.

–¿Cree que Venezuela ha dejado de ser una democracia?

–Sí, desde el momento en que se comenzaron a perseguir a los líderes políticos metiendo preso a Leopoldo López por criticar al presidente Maduro. Esto demuestra una debilidad del Gobierno. Un país en el que los líderes políticos no pueden levantar su voz en contra del Gobierno porque los meten presos es una dictadura.

–¿Cuál será la clave en las elecciones legislativas de este año en Venezuela?

–La existencia de una misión de observación es muy importante, porque es lo que va a garantizar que las elecciones sean transparentes. Es algo que ha venido pidiendo la oposición siempre. Cuando fui a visitar a Leopoldo a la cárcel, me entregó una carta en la que me pide dos cosas: que yo le diga al mundo lo que está sucediendo en Venezuela, que cuente lo que vi y lo que sentí. Y segundo, que cualquier respuesta a los problemas de Venezuela debe ser dentro de la Constitución. Ese ha sido el principio fundamental en el que la oposición se ha venido moviendo.

–¿Es posible una salida dialogada entre oposición y Gobierno o ya no hay marcha atrás?

–Yo creo que sí. Depende del presidente Maduro. Yo creo que el camino del diálogo siempre está abierto. Es algo que acepta la oposición; lo que falta ahora es que lo acepte el Gobierno.

–¿Chávez se hubiera comportado como se está comportando Maduro en este caso?

–La situación ha cambiado en Venezuela. En muchos diálogos que yo tuve con Hugo Chávez cuando ambos éramos presidentes, hablamos de cuando él estuvo en prisión por dar un golpe de Estado. Yo le decía que a él que nunca lo maltrataron en la cárcel y que le permitían las visitas de amigos y familiares en prisión. Incluso me contaba que fue desde la propia prisión donde él comenzó ha organizar su movimiento político. Así que no puede ser que a un político como Leopoldo López, por levantar su voz, no se le estén dando esas mismas garantías que sí se le dieron a Chávez.

–¿Maduro dejaría morir a Daniel Ceballos y Leopoldo López?

–Si no se toma una decisión muy rápida estamos entrando en el declive del cuerpo humano. Después de doce días de huelga de hambre comienzan a haber efectos muy severos. No tienen médicos, no les han dado suero. Daniel Ceballos está hoy en una situación difícil. Ya no siente sus manos ni sus pies. Tiene parálisis facial y problemas en los riñones, pero el Defensor del Pueblo insiste en que ellos están muy bien. El cuerpo se va apagando.

–¿Cómo vio Venezuela durante su visita hace una semana?

–Cuando estuve en enero vi las colas de la gente para comprar productos básicos, productos que hoy ya no existen. Lo dije entonces y lo repito ahora: Venezuela puede vivir una crisis humanitaria que no nos imaginamos.

–¿Maduro terminará su mandato en 2018?

–Puede suceder antes, porque existe la posibilidad de que se celebre en el año entrante un referéndum revocatorio. Lo importante ahora es que se convoquen las parlamentarias, pero sí que existe la posibilidad constitucional de que se celebre ese plebiscito.

Fuente: La Razón.es

Fecha

7 de junio de 2015

2018-01-15T15:27:06+00:00junio 7th, 2015|0 Comments

Leave A Comment