• Banner textos

  • PALABRAS DEL SEÑOR REFUGIO I ROCHIN, DIRECTOR DEL CENTRO DE INICIATIVAS LATINAS DE LA INSTITUCIÓN SMITHSONIAN

    Palabras del señor Refugio I Rochin, director del centro de iniciativas latinas de la institución Smithsonian, con ocasión de la conferencia: “el primer Congreso Iberoamericano del Patrimonio Cultural”

    LA INSTITUCION SMITHSONIAN Y EL LEGADO HISPANO
    EN LOS ESTADOS UNIDOS

    Agradecimientos

    Quisiera expresar mi gratitud a los anfitriones y demás amigos del Centro de Iniciativas Latinas de la Institución Smithsonian. Me siento honrado por la invitación para compartir unas palabras relacionadas con el tema del legado hispano en la Institución Smithsonian y el papel que juega el Centro de Iniciativas Latinas del cual soy director.

    Agradezco también a los miembros de la Asociación Española de Gestores de Patrimonio Cultural y a su Presidente, el señor Francisco Zamora, por invitarme a este importante evento. Es especialmente propicio para mi referirme al tema del legado hispano debido al creciente interés dentro de los Estados Unidos hacia nuestra población, considerada como el grupo étnico más representativo en ese país.

    Nuestra población es excepcional y única; sin embargo requiere de un mayor estudio y entendimiento con el fin de apreciar el significado de su posición dentro de los Estados Unidos de América. Así mismo, mi presentación me brinda la oportunidad de invitarlos a que visiten la Institución Smithsonian, la cual tiene también un rol único en América. Es una institución inmensa y compleja, y no siempre comprendida en términos de su misión e importancia.

    De manera general intentaré, en primera instancia, referirme a la Institución Smithsonian como tal, lo cual nos pone en contexto para abrir la discusión sobre el legado hispano. Debo agregar que utilizaré las palabras ‘hispano’ y ‘latino’ de manera alternativa en mi discurso. No obstante, existen grandes diferencias en el significado de los dos términos.

    Acerca del Smithsonian

    La Institución del Smithsonian tiene 155 años de existencia desde la época en que el cientifico inglés James Smithson donara la totalidad de su patrimonio

    … a los Estados Unidos de América con el único fin de crear, en la ciudad de Washington, y bajo el nombre de la Institución Smithsonian un establecimiento para el aumento y la difusión del conocimiento…

    Fue entonces cuando el Congreso de los Estados Unidos aceptó la donación y expidió el Acto Orgánico de 1846 el cual definió la institución tal como se le conoce en la actualidad. El Congreso estableció que el fideicomiso fuese administrado por una Junta de Regentes y un Secretario, los cuales poseen total discreción para determinar y escoger los medios más convenientes con el fin de aumentar y difundir el conocimiento. Así mismo, el Congreso estableció que la Junta de Regentes sea presidida por el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, el Canciller, en virtud de su cargo, el Vice Presidente de los Estados Unidos, en virtud de su cargo, tres miembros del Senado cuidadosamente seleccionados, tres de la Cámara de Representantes, y nueve miembros ‘ciudadanos’ escogidos por la Junta.

    El rol que juega el Smithsonian en los Estados Unidos es único y prominente en la medida en que acerca a los americanos a su historia y a su legado cultural y científico más que ninguna otra institución en el mundo. Adicionalmente, permite que los americanos aprendan acerca de otra gente y otras culturas a través de programas que incluyen materiales provenientes de todo el mundo. Desde un principio, el Smithsonian ha ayudado a desarrollar colecciones y exhibiciones con el objetivo de crear un entendimiento de la historia, cultura y de la sociedad, por medio del acceso a la música, el arte, ciencia, tecnología, y los intercambios internacionales.

    El Smithsonian esta compuesto por 16 museos y galerías, el zoológico nacional, un sistema de bibliotecas y nueve centros de investigación. Dos importantes nuevos museos están siendo construidos en la actualidad: el Centro Steven F. Udvar-Hazy del Museo Nacional de la Aire y el Espacio, ubicado cerca del Aeropuerto Internacional Dulles, y el Museo Nacional del Indio Americano próximo al edificio del Congreso de los Estados Unidos.

    En total, el patrimonio del Smithsonian sobrepasa los 280 millones de artículos. De este número, las colecciones de los museos poseen mas de 140 millones de objetos, y los archivos albergan cerca de 140 millones de documentos, fotografías y otros expedientes. Las bibliotecas de la Institución poseen 1.5 millones de ejemplares aproximadamente. El Smithsonian se constituye de esta manera en el más grande centro de creatividad, coraje, aspiraciones, espíritu innovador, imaginación, ingenuidad, y valores tradicionales de los americanos. En sus colecciones residen los expedientes de lo que América ha sido. Más aún, las colecciones incluyen millones de artículos y documentos del mundo entero, lo cual hace posible que los americanos entiendan e investiguen acerca de otras culturas y sociedades.

    La investigación del Smithsonian cubre una gran variedad de temas que abarcan la astrofísica, acuacultura, antropología, estudios ambientales, la administración de la división de aguas, excavaciones arqueológicas, el comportamiento de los animales tropicales, las especies en peligro de extinción y las causas del decaimiento de las obras de arte. El Smithsonian es una poderosa combinación entre una importantísima institución de investigación y un avanzado centro de aprendizaje.

    Sin embargo, de los más de 140 millones de piezas y especímenes, únicamente podemos exhibir el 2 por ciento al mismo tiempo; por ésta razón, y en calidad de préstamo, el Smithsonian entrega artículos de su vasta colección a los diferentes museos del país, los cuales se convierten en afiliados del Smithsonian. Además, anualmente son repatriados cientos de sus posesiones incluyendo restos humanos y objetos funerarios de poblaciones nativas.

    A diferencia de otras instituciones en los Estados Unidos y Europa, que atraen en su mayoría visitantes internacionales, el 90 por ciento de los visitantes del Smithsonian son de Estados Unidos. Los museos y el zoológico registraron el impresionante número de 34 millones de visitantes. La tendencia para el 2001 era de 40 millones, antes de los ataques a las ciudades de Nueva York y Washington el pasado 11 de septiembre.

    Adicionalmente, el Smithsonian desarrolla exhibiciones temporales en diferentes partes del país. Se estima que 36 millones de visitantes han disfrutado de este tipo de exhibiciones cerca de sus hogares. Mas aún, la página de internet de la Institución registra aproximadamente 2 millones de visitantes al mes. El ingreso a los museos del Smithsonian es gratuito y sus puertas permanecen abiertas durante todo el año con la excepción del 25 de diciembre, el día de navidad.

    Para lograr mantener estos esfuerzos se necesita mucho dinero y los compromisos son diversos. Aproximadamente 500 millones de dólares, es decir, el 60 por ciento de los fondos, proviene del presupuesto federal. Otros 200 millones provienen de donaciones y de las ventas de los productos del Smithsonian. No obstante, la Institución necesita recursos adicionales para cubrir los gastos destinados a reparaciones y renovaciones de sus históricos edificios e instalaciones. También necesita pagar a sus casi 6 mil empleados encargados de las operaciones diarias, seguridad, información y programas de educación. Ese número sería aun mayor si no fuera por las 5 mil personas que anualmente ofrecen su trabajo de manera voluntaria.

    El Centro de Iniciativas Latinas

    Vista esta apretada reseña sobre la historia y la importancia de la Institución Smithsonian en los Estados Unidos, podríamos pensar que en ella se ha contemplado desde hace mucho tiempo una oficina o museo dedicados a la población hispana en este país. Asombrosamente no fue así. Esta omisión se hizo evidente en la década de los noventa cuando los líderes latinos organizaban las ceremonias para conmemorar los cinco siglos del arribo de Cristóbal Colón al continente americano en 1492. Para muchos, esta fecha era la oportunidad para celebrar el legado hispano. Para otros, la oportunidad de cuestionar el tratamiento que se le dio a los indios americanos a lo largo de 500 años de intrusión europea. Pero en el Smithsonian fue relativamente poco lo que fue organizado para la ocasión, con la excepción de una maravillosa exhibición y un programa conocido como “las Semillas del Intercambio”. Este programa se esforzó por mostrar lo que los españoles introdujeron a las Américas y lo que ellos a cambio se llevaron a Europa.

    Los líderes latinos locales quisieron saber por qué motivo el Smithsonian realizó únicamente ésta serie de programas. En respuesta a esta inquietud, el Smithsonian organizó en 1994 a un grupo de líderes de la comunidad latina y a algunos miembros de la Institución con el único fin de estudiar el problema.

    Este grupo realizó un informe que llevó como título: “Omisión Intencional”, el cual fue publicado en mayo de 1994. Con un lenguaje bastante fuerte, el contenido de este documento pretendió retar al Smithsonian a cerrar las brechas existentes en el tema de la representación hispana. El reporte explícitamente concluyó que:

    “La Institución excluye e ignora casi enteramente a la población latina en los Estados Unidos. Esta falta de inclusión es evidente en la ausencia de instalaciones en los museos enfocadas a lo latino o hacia el arte, cultura o historia latinoamericana; la ausencia de exhibiciones o programas latinos; el reducido número de personal latino; el escaso número de posiciones dirigidas a curadores o empresarios; y en la casi inexistente representación de la comunidad latina en la estructura gobernativa. Para el grupo que escribe este informe, es difícil comprender cómo este consistente patrón de exclusión de lo latino en el trabajo que realiza el Smithsonian pudo haber ocurrido sin una omisión intencional”.

    Cuando el informe fue publicado, un nuevo Secretario, Michael Heyman, fue designado para dirigir la Institución Smithsonian. Él creó el “Comité de Supervisión Latino” con el fin de determinar acciones a seguir dentro del Smithsonian. Ese grupo redactó un segundo informe titulado “Hacia una Visión Compartida”. El informe fue publicado en 1997 y su contenido aportó valiosas iniciativas sobre posibles soluciones. Afirmó que el Smithsonian debería ser “verdaderamente un espacio para la nación, representando y reflejando el cambiante kaleidoscopio americano a través de sus colecciones, exhibiciones, investigación y programas públicos, y en su administración, empleados, visitantes y voluntarios. “Hacia una Visión Compartida” también sugirió el establecimiento de un Centro Latino que coordinara, investigara y ampliara la programación latina dentro del Smithsonian.

    Antecedentes y Rol

    Fue así como, finalmente, el Centro de Iniciativas Latinas del Smithsonian fue creado por la Junta de Regentes en el otoño de 1997, hace apenas cuatro años. De alguna manera se estaba cumpliendo con una reparación histórica, que bien podríamos sintetizar con las palabras del Secretario Heyman, en su discurso inaugural de 1994:

    “ Pondremos especial atención a los americanos de origen hispano, no para diferenciarlos, sino para que todos nos eduquemos acerca de nuestros orígenes, de una manera que promueva sentimientos de orgullo y por ende actúe en contra de la separación y que haga más alcanzable la creación de un solo tipo de americanos”.

    Misión y Prioridades

    Tuve el honor y la inmensa responsabilidad de ser designado como Director Fundador del Centro, el cual abrió sus puertas el 10 de agosto de 1998 y ha tenido como sede el Castillo del Smithsonian. Mi misión como Director ha sido la definición del curso y la dirección del Centro dentro del Smithsonian.

    Hoy en día nuestro mandato está claramente en concordancia con la visión del primer benefactor del Smithsonian, James Smithson, en el sentido de crear una entidad para el “incremento y la difusión del conocimiento”. El señor Smithson creía que el desarrollo del conocimiento generaría oportunidades encaminadas al mejoramiento social y moral del género humano. Smithson también creía que la difusión de ese conocimiento era igualmente importante para lograr llegar a la mayor audiencia posible.

    La misión del Centro es avanzar y difundir el conocimiento y entendimiento de las contribuciones de los latinos y latinas en la historia, arte, música, cultura, ciencia y sociedad de los Estados Unidos. Nuestra misión esta siendo cumplida mediante la generación de conocimiento a través de investigaciones y becas, interpretando y comunicando conocimiento por medio de las exhibiciones, capacidades electronicas y en la Internet, y construyendo diálogo y relaciones entre las comunidades de latinos residentes en los Estados Unidos, la institución Smithsonian y otras organizaciones dedicadas a la educación y al conocimiento, fundaciones, corporaciones y agencias gubernamentales.

    En primer lugar, somos un Centro dedicado fundamentalmente a enaltecer el conocimiento y el entendimiento de los latinos que viven y trabajan en los Estados Unidos y sus territorios. Tenemos un compromiso con la educación y la comunicación a lo largo de la nación y con las comunidades latinas. Damos prioridad a los latinos de los Estados Unidos en nuestras actividades, incluyendo los latinos de Puerto Rico y los territorios de los Estados Unidos. Esto no significa, sin embargo, que tenemos una agenda exclusiva o división entre los latinos de los Estados Unidos y los de América Latina. No tenemos fronteras ya que en nuestro trabajo e investigación tenemos mucho que aprender de los demás y mucho que ganar en el estudio de la ciencia, historia, arte, música, entretenimiento y cultura de América Latina.

    Segundo, somos un Centro que facilita y promueve las iniciativas latinas dentro de la misma Institución Smithsonian. Es decir, por medio de nuestro trabajo pretendemos incrementar la representación de los latinos en los museos, galerías y centros educativos y de investigación del Smithsonian. Nuestra intención es mejorar cada vez más las dependencias del Smithsonian en lo que se refiere a la representación latina.

    Tercero, somos un Centro comprometido en la tarea de fortalecer el interés de la nación en los museos, centros culturales e iniciativas educativas de los latinos. Lo estamos logrando por medio del desarrollo de programas de capacitación, talleres, sistemas de comunicación, foros y eventos nacionales, y colaborando con las redes de alumnos, curadores, conservacionistas y profesionales comprometidos con la historia, arte, música, fotografía, ciencia y cultura latina. Nuestra misión será exitosa en la medida en que complementemos nuestro trabajo con el de otros comprometidos con las comunidades latinas.

    Cuarto, somos igualmente un Centro que lleva la delantera en la promoción de iniciativas donde y cuando el Centro debe mostrar el camino. Entre dichas iniciativas podemos mencionar los proyectos interdisciplinarios e interinstitucionales enfocados a la combinación de recursos y especialidades.

    Programas del Centro

    Hoy por hoy, el Centro de Iniciativas Latinas tiene un plan estratégico general para la programación latina, compuesto por tres áreas:

    • Tradiciones Históricas y Musicales

    ¿Cómo definir lo latino sin hablar de los ritmos, los versos y melodías que circulan por la sangre de la población hispana? No cabe duda de que el son, la cumbia, la música norteña, las rancheras, los tangos, el vallenato, el bolero, la salsa o el merengue, entre tantos otros ritmos, forman parte esencial del ser latino. Por eso, nos hemos enfocado en la música latina porque ésta conecta y enriquece nuestro conocimiento acerca de la historia y la cultura latina y brinda a nuestra sociedad una maravillosa muestra de la presencia y el espíritu latino. Es nuestra intención garantizarle a la música latina, y a los músicos y estudiosos de la misma, un lugar predominante dentro del Smithsonian. Así mismo, patrocinamos la investigación relacionada con la historia y la cultura que encierra la música latina. Nuestro objetivo es establecer un centro nacional de información, estudio y referencias de autores de la música latina. El programa también incluirá presentaciones y eventos educativos co-patrocinados por los museos y dependencias educativas del Smithsonian.

    • Artes y Cultura Latina

    La intención de las iniciativas del Centro en las artes y cultura latina es dar a conocer las inmensas contribuciones de los latinos en áreas tales como las artes visuales y de representación, moda e ilustración y otras producciones artísticas relacionadas, de manera que se logre incrementar su entendimiento. El Centro promueve la investigación relacionada con estos temas, exhibiciones y oportunidades dentro del Smithsonian con el fin de alcanzar mayores audiencias. El Centro tiene planes de conseguir recursos para la dotación de los investigadores del Smithsonian y los programas de apoyo a las comunidades latinas a lo largo de la nación. Para alcanzar el éxito en este sentido, son fundamentales las exhibiciones y colaboración dentro del Smithsonian y las organizaciones que promueven la cultura, las artes y el legado latino.

    • Investigación, Difusión y Recursos Educativos

    Hemos identificado, por otra parte, la necesidad de entrelazar las áreas de la música, las artes y la cultura, y la ciencia con un personal dedicado principalmente al objetivo de incrementar la investigación, la difusión y los recursos educativos. Tenemos varias líneas de responsabilidad, incluyendo: programas de Pre y Post-Doctorales para expertos residentes; capacitación en el Smithsonian y asistencia y apoyo técnico a los museos y centros culturales latinos. Un componente adicional en nuestra programación educativa es la “Galería Virtual Latina” del Centro, la cual presenta exhibiciones relacionadas con el temas latinos y con contenido educativo: .

    Retos y Oportunidades

    Hoy en día no existe ninguna duda sobre la importancia de tener un Centro Latino en la Institución Smithsonian. Tenemos cerca de 40 millones de personas de origen hispano viviendo en los Estados Unidos y Puerto Rico, o sea, cerca del 14% del total de la población. Dado el incremento en la tasa de natalidad y los cerca de 700,000 nuevos inmigrantes latinos cada año, anticipamos unos 50 millones de latinos en los próximos 10 años. Los latinos que cursan desde kínder hasta el último año de bachillerato representan en este momento la más grande minoría matriculada en las escuelas públicas. En el año 2000, los votantes latinos representaron el 9 por ciento de los resultados nacionales en las elecciones locales. Se espera que este porcentaje se vea incrementado exponencialmente en las próximas elecciones, y de esta manera brindar a los votantes de origen latino un importante rol en América. Tengamos presente que los latinos son relativamente jóvenes. De hecho, cerca de la mitad de la población latina tiene menos de 25 años de edad en tanto el promedio de edad del resto de los americanos es de 35 años.

    Los latinos son, también, como nunca antes, un grupo predominante dentro de la fuerza laboral y la economía de los Estados Unidos al constituirse como una creciente e influyente población de consumidores, votantes e inversionistas. Los latinos son cada vez mas importantes en la industria del entretenimiento, los deportes (en particular en béisbol y fútbol) y el diseño de moda. El poder adquisitivo de los hispanos alcanzó un promedio de cerca de 500 billones de dólares en el año 2000. En la actualidad, las revistas y los periódicos en castellano están aumentando en número y produciendo ganancias gracias al permanente aumento de la pauta publicitaria. Las cadenas de radio y televisión de habla hispana tienen una inmensa y creciente audiencia. Cada vez más latinos están buscando información y reconocimiento en nuestro museos y centros culturales. Esto implica para nosotros una gran responsabilidad, pues debemos dar respuestas a las necesidades de esa dinámica población hispana.

    Comunidades Latinas

    Actualmente nos encontramos con una creciente diversidad y dispersión dentro de los latinos residentes en los Estados Unidos. Usualmente pensamos en los latinos en términos de unos pocos grupos distintos entre sí, identificados por su nacionalidad, tal como los Mexicano-Americanos, Puertorriqueños, Cubanos-Americanos, Centro y Sur Americanos y otros grupos de origen hispano.

    Dada esa diversidad y dispersión demográfica, debemos entonces referirnos a los latinos en términos de ‘comunidades latinas’. Por ejemplo, en términos de los lugares que reflejan la creciente concentración de latinos en diferentes partes de los Estados Unidos. Un artículo publicado en “US News and World Report” identificó 17 tipos diferentes de grupos culturales de latinos. Como ejemplo, el artículo clasifica a los latinos en los Estados Unidos en los siguientes grupos:

    Californianos: inmigrantes mexicanos, mexicanos de clase media, barrio dwellers y Centro Americanos de Pico Unión (una sección del parque McArthur de los Angeles)

    Tejanos: tejanos del sur, mexicanos de Houston y guatemaltecos de Texas.

    Chicagoans: cubanos, mexicanos de Chicago y puertorriqueños de Chicago.

    Miamians: cubanos, nicaragüenses y sur americanos.

    Neoyorquinos/dominicanos: Puertorriqueños, dominicanos y colombianos.

    Beltway latinos: salvadoreños, hondureños y caribeños.

    Other: indios latinos o latinos indios, hispanos de Nuevo México y trabajadores migrantes.

    Las comunidades latinas son fascinantes y extraordinarias. Dentro de los latinos recién llegados a los Estados Unidos hay decenas de miles de indios provenientes de Latinoamérica. Muchos de ellos son Mixtecos, Zapatecas, Quechuas, Aymara, Yaquis, Tarahmaras, Tohono odum y Mayas. Los indios latinos enriquecen la tradición cultural a través de sus diversos lenguajes y costumbres. También encontramos un creciente interés por el legado y cultura afro latina, especialmente los provenientes de la región del Caribe. Si añadimos a esta mezcla los intereses y tendencias religiosas de los latinos, incluyendo el Islam y el Judaísmo entre otros, obtendremos una gran mezcla de comunidades latinas a las cuales dirigirse actualmente dentro de los Estados Unidos.

    La diversidad de la población latina se está incrementando tan rápidamente que incluso los mismos latinos en ocasiones no somos conscientes de la gama de identidades, historias, problemática y temas de interés de los latinos en los Estados Unidos.

    La Herencia Latina

    El Centro de Iniciativas latinas del Smithsonian juega un papel primordial en la tarea de identificar y divulgar la cultura y la herencia latina. Además presta especial atención a los proyectos que le suministran, tanto a los profesores como a los alumnos de las escuelas, la información y materiales que promueven una imagen positiva de la cultura latina. Debemos enfocar nuestros esfuerzos hacia la juventud latina y la problemática educativa ya que el 50 por ciento de la población latina es menor de 23 años.

    Cuando miramos las características de los latinos desde el punto de vista racial, cultural y lingüístico, podemos destacar en todos los casos, que los latinos son multirraciales y multiculturales. Éste representa un importante atributo de los latinos. Difícilmente se encuentra un latino sin mezcla racial, o como es denominado en castellano: ‘mestizaje’. Hay mucho por aprender una vez entendido el concepto latino del término mestizo. Éste no debe ser considerado como un concepto denigrante. Según el reconocido filósofo mexicano José Vasconcelos, en su libro “La Raza Cósmica” (1947): “Los mestizos son la base de una nueva civilización”. En otras palabras, sabiendo quiénes somos, una mezcla de blancos, negros, asiáticos e indios, podremos entender nuestra propia riqueza. El gran artista mexicano, Diego Rivera, contemporáneo de Vasconcelos, se definió a sí mismo como español, indio, africano, italiano, judío, ruso y de ascendencia portuguesa. Millones de latinos podrían afirmar lo mismo. Mirado en esos términos, ¡cuán ricos somos al ser mestizos!.

    Exhibiciones y Proyectos Requeridos

    Aunque generalmente nos basamos en estadísticas sociales para describir a la población latina, no debemos olvidar nuestro pasado. Es necesaria más investigación y divulgación para mostrar la importancia de los latinos. Espero que los siguientes tres ejemplos expliquen suficientemente los temas que necesitan más atención.

    Un punto importante es el papel que jugaron los hispanos en la formación de los Estados Unidos. Por ejemplo, ¿quién de ustedes conoce al General Bernardo De Gálvez?. Cerca del Departamento de Estado encontramos una modesta estatua del General uniformado y su caballo. Durante la Revolución Americana, el General se desempeñaba como Gobernador de los territorios españoles en lo que actualmente son Louisiana, Texas y diez estados más. Bajo el mandato de Gálvez, España demostró ser un vital aliado y un factor significativo en asegurar la independencia americana de Gran Bretaña. Gálvez suplió a los generales Washington y Clark, y comandó un ejército multi-nacional de más de 7 mil soldados entre blancos y negros, provenientes de España, Cuba, México, Puerto Rico y la Española, quienes ganaron una crucial batalla en Pensacola, Florida, logrando detener a los Británicos. Sin embargo, pocos de nosotros conocemos estos hechos. Peor aún, la mencionada estatua no fue puesta en ese lugar por los Estados Unidos. Fue un regalo hecho por España hace apenas unos pocos años. Hay muchos más hispanos que lucharon por los Estados Unidos. Hoy les pregunto: ¿dónde está el reconocimiento a los demás héroes por su contribución a la construcción de ésta nación?

    Segundo, en el Museo Nacional de Historia Americana posa una hermosa estructura de acero inoxidable: “Infinity”. Cada 8 minutos da un giro completo. Lo ha hecho durante treinta años. A pesar de su historia y estratégica ubicación en la ciudad, pocos conocen a su creador. Fue la primera pieza de arte abstracto adquirida por el Gobierno Federal para ser expuesta en la ciudad. Su creador fue un latino nacido en Louisiana, reconocido internacionalmente en el momento. Su nombre: José de Rivera, nacido bajo el nombre de José Ruiz en 1904. Murió en 1985. Otras obras del artista se encuentran en los Museos Hirshhorn y Metropolitano de Arte. Sus documentos se encuentran en los Archivos de Arte Americano. A pesar de esto, muy pocos saben que éste hombre fue un latino de Estados Unidos. Mis agradecimientos al senor Shayt por proporcionarme esta información. Lo que se evidencia de estos datos, es la gran necesidad de llenar nuestras propias colecciones con documentación sobre los latinos que han contribuido al Smithsonian.

    Tercero, en épocas de xenofobia en América, y cuando se dice que los latinos de habla hispana no son americanos leales, creo que necesitamos una mejor documentación de los hechos en el Smithsonian. Gracias a la información suministrada por el Coronel Gil Colorado, me complace mencionar algunos puntos específicos de una gran lista de acontecimientos históricos.

    Desde la Revolución Americana, 38 hispanos han recibido la más alta condecoración de la nación: la Medalla de Honor del Congreso. Tengo entendido que ninguna otra población de Estados Unidos ha recibido tantos honores. Tres en la Guerra Civil y muchas más en otras batallas incluyendo La Rebelion Boxer. Durante la Segunda Guerra Mundial, once hispanos recibieron esta importante condecoración. Adicionalmente, hubo tres pilotos de combate que acumularon entre ellos 41 victorias. En la Guerra de Corea, 8 hispanos recibieron la Medalla de Honor del Congreso. El Capitán Manuel J. Fernández Jr, USAF, quien era un piloto de combate derribó por lo menos 14 aeronaves. El Regimiento de Infantería 65 de Puerto Rico participó en nueve grandes campañas derrotando a miles de enemigos. Los miembros de esta Infantería recibieron cuatro cruces de plata y 124 estrellas de plata como distinción. Durante la Guerra de Vietnam, 13 hispanos fueron condecorados con la medalla de honor del Congreso. El último americano en salir de Vietnam en la famosa evacuación de la Embajada Americana, fue el Sargento Mayor Juan J. Valdez. En Irán, cuando el Ayatollah Khomeni ofreció liberar a las minorías detenidas en calidad de rehenes, los marinos López y Gallegos rechazaron la oferta alegando: “yo soy americano, soy un marino de los Estados Unidos, yo seré el último en irme”. En Silvas, Illinois, 22 familias mexicano-americanas que vivían en una calle de tan sólo una cuadra y media, enviaron más de cien jóvenes a tres guerras distintas: la Segunda Guerra Mundial, Corea y Vietnam. Esta calle contribuyó al servicio militar con más hombres que cualquiera del mismo tamaño en los Estados Unidos. De manera apropiada, esta calle lleva el nombre de “La Calle de los Héroes de los Estados Unidos”, y tiene su lugar en la historia militar de los Estados Unidos.

    No cabe duda: ¡es mucho lo que los Estados Unidos y su historia de lucha por la libertad deben a la población de origen hispano! Hoy estamos comenzando a ser conscientes de esa deuda histórica y moral.

    Conclusión

    Hoy, por fortuna, crece el interés en la historia, literatura, música, artes, fotografía, ciencia, héroes y tradiciones culturales latinas. Los latinos tenemos mucho de que estar orgullosos. Y tenemos mucho trabajo por delante en la Institución Smithsonian.

    Espero con estas palabras haber proporcionado unas bases sólidas para el entendimiento del legado hispano en los Estados Unidos, el rol del Smithsonian y del Centro de Iniciativas Latinas. Contamos con un personal altamente calificado y un futuro promisorio. Estamos trabajando para lograr una visión compartida.

    De todo lo que he mencionado, es evidente la necesidad de compartir iniciativas con las organizaciones federales. Siempre dependeremos de la ayuda de profesores, estudiantes y personal administrativo para la realización de nuestras exhibiciones, colecciones e investigaciones sobre el tema latino. Necesitaremos dotación e inversión en nuestros programas por parte de fundaciones, filántropos y corporaciones. Hay bastante por hacer y esperamos que muchos se unan a nuestros esfuerzos. Tengo la certeza de que han comprendido la situación. Les agradezco el haberme invitado en calidad de orador. Espero con ansiedad sus iniciativas con respecto al tema latino.

    Muchas gracias


    Lugar y fecha

    Madrid, España
    Diciembre de 2001

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2019 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved