¡OTRA VEZ SE PRONUNCIÓ MASIVAMENTE LA VOLUNTAD DEL PUEBLO COLOMBIANO!2017-12-18T11:48:07+00:00

Project Description

Alocución radiotelevisada del presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, sobre la jornada electoral del 26 de mayo

Colombianas y colombianos:

Si alguien hace 15 días hubiera afirmado que las elecciones presidenciales en Colombia se cumplirían en completa calma y sin problemas, la mayoría hubiera pensado que era un iluso.

¡Qué bueno poder decir hoy que, otra vez, vencimos el pesimismo de quienes no creían que en Colombia podíamos tener unas elecciones libres y transparentes!

¡Otra vez todos unidos vencimos la intimidación de los terroristas!

¡Otra vez se pronunció masivamente la voluntad del pueblo colombiano y nuestra nación volvió a mostrarle a los violentos y al mundo entero, con más de 11 millones 250 mil votos, que la democracia es el único camino posible para nuestro progreso y para alcanzar lá paz!

¡Este es un triunfo de la paz! ¡Es un triunfo de la democracia! ¡Es un triunfo de todos y cada uno de los buenos ciudadanos que se acercaron a depositar su voto, como un voto de fe y confianza en el futuro de Colombia!

Ayer la mayoría absoluta de los electores escogió, libre y seren mente, al doctor Alvaro Uribe Vélez como el próximo Presidente de la República, desde el 7 de agosto de 2002 hasta el 7 de agosto del año 2006.

Quiero, por ello, felicitar al doctor Uribe por su triunfo democrático e inobjetable, y desearle, con toda sinceridad, el mayor de los éxitos en su gestión de gobierno por el bien de la Patria. Sin duda alguna, el éxito de un Gobierno siempre será el éxito de todo el país.

Por mi parte, pongo desde ahora a disposición del doctor Uribe Vélez y de su equipo de trabajo los elementos necesarios para que en estas diez semanas que restan para su posesión realicemos un empalme completo, técnico, pormenorizado, que garantice al país una transición sin traumatismos y que proporcione al nuevo gobernante las mejores herramientas para la labor que iniciará el próximo 7 de agosto.

De hecho, ya tuvimos una primera reunión en la tarde de hoy y hemos sentado, con la mayor cordialidad, las bases para que este proceso se dé de la manera más ágil, transparente y eficaz posible.

A todos los colombianos que salieron a votar quiero, también, reconocerles su decisión de apoyar la democracia y su ánimo de convivencia que primó durante todo el desarrollo de las elecciones.

Al inmenso esfuerzo realizado por mi Gobierno y la Fuerza Pública para garantizar unas elecciones en paz, se sumó, por fortuna, la conducta cívica de los buenos ciudadanos de Colombia.

Hoy podemos registrar, con mucha satisfacción, que ni los candidatos ni los observadores internacionales que vinieron a acompañar nuestra democracia en su momento culminante, manifestaron queja ni reparo algunos sobre la forma en que el Gobierno Nacional condujo y garantizó el proceso electoral, y que, por el contrario, han reconocido que se obró con total transparencia e imparcialidad, dotando a las elecciones del día de ayer de una legitimidad incuestionable.

Los violentos querían sabotear las elecciones y promovieron el No Voto en muchas regiones del país. ¡La respuesta de la nación fue multitudinaria y contundente! Más de once millones doscientos cincuenta mil electores dijeron, con su voto, que sí creen en la democracia, que sí quieren la democracia, y que no respaldan a los violentos.

Los mismos terroristas pretendieron intimidar a la población para que votara o no votara por éste u otro candidato. Pero el pueblo no les hizo caso, respondió a su conciencia y votó con la tranquilidad de saber que más de 212 mil hombres de la Fuerza Pública vigilaban abnegadamente para garantizar su libre derecho al voto.

Gracias al Plan Democracia que pusimos en marcha con las Fuerzas Militares, la Policía Nacional, el DAS y los organismos de control, los violentos perdieron también esta batalla contra nuestra libertad.

La labor preventiva de la Fuerza Pública fue impecable, tanto así que, mientras en 1998 se presentaron 69 atentados terroristas el día de elecciones, ayer hubo 28 acciones de este tipo, lun 60 por ciento menos que las realizadas hace 4 años!

De esta manera, millones de colombianos salimos a votar, no sólo libres de intimidación, isino precisamente en contra de la intimidación! Así demostramos que la fuerza de la paz está en los votos y no en las balas.

Hoy podemos contar, además, que se realizaron elecciones en el 99 por ciento de los municipios del país y que sólo en 5 municipios, ¡en 5 municipios de 1.096 que hay en todo el país!,no se pudieron realizar elecciones. Estamos hablando de que solamente unas 23 mil personas, imenos del cero punto uno por ciento del potencial electoral, que es de 24 millones!, no pudieron acudir a las urnas.
¡Qué triunfo, queridos compatriotas, el que nos hemos anotado sobre los violentos!

¡Qué sólida es nuestra democracia a pesar de los ataques de los intolerantes!

Muy especialmente quiero expresar esta noche mi agradecimiento a los Ministerios del Interior, de Defensa Nacional, de Comunicaciones, de Minas y Energía, entre otros; a los comandantes y miembros de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional; al DAS; a los organismos de control, y a la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Su labor coordinada, su trabajo dedicado, su compromiso, fueron los garantes del éxito democrático que hoy podemos celebrar.

Los soldados, los agentes de policía, los oficiales, los detectives, ¡otra vez demostraron su decisión de jugársela por Colombia y por sus compatriotas! ¡Otra vez arriesgaron su vida para que los colombianos pudiéramos votar y decidir en paz nuestro futurol Ellos hoy, más que nadie, se merecen el reconocimiento entéro de la Patria.

Esta gran votación, esta transparencia, este coraje delos colombianos, dan sin duda una enorme legitimidad a nuestra democracia frente a nosotros mismos y frente al mundo entero.

Por mi parte, siento la enorme satisfacción de haber garantizado unas elecciones libres y de presentar hoy al país y a la comunidad internacional un reporte de tranquilidad y de cumplimiento con nuestro compromiso democrático.

Las felicitaciones son para ustedes, queridos compatriotas, por su fe en la democracia y en el poder del voto.

¡ las felicitaciones son para Colombia!

Lugar y Fecha

Bogotá, Colombia
27 de mayo de 2002