ALOCUCIÓN DEL PRESIDENTE PASTRANA, SOBRE EL AVANCE DEL PROGRAMA DE GESTIÓN COMUNITARIA – OBRAS PARA LA PAZ2017-12-18T11:45:52+00:00

Project Description

Alocución del Presidente Pastrana, sobre el avance del programa de gestión comunitaria – Obras para la Paz.

Colombianas y colombianos:

Hace poco más de 5 meses les conté sobre la puesta en marcha de un proyecto, enmarcado dentro del Plan Colombia, destinado a apoyar a las poblaciones más afectadas por la violencia, sobre todo a las más pobres y alejadas, denominado “Gestión Comunitaria – Obras para la Paz”.

A través de este programa, que está a cargo de un equipo dentro del Gobierno, conformado por el Ministerio de Transporte, el Fondo de Inversiones para la Paz y la Red de Solidaridad Social, con el apoyo técnico del Departamento Nacional de Planeación, estamos construyendo, mejorando o rehabilitando infraestructura social y comunitaria en las áreas de salud, educación, recreación y cultura en 400 pequeños municipios que han sido especialmente afectados por la violencia. La Federación Nacional de Cafeteros también se ha unido a este equipo de trabajo.

En total son 1.565 instalaciones de infraestructura que ya comenzamos a restituir, mejorar o a construir totalmente nuevas, beneficiando a más de 3 millones de colombianos, generando empleo y fortaleciendo la organización comunitaria en todos y cada uno de los municipios atendidos.

Pero, ¿de qué se tratan estas obras en concreto? Recordemos:

En el área de la salud, se restituirán y rehabilitarán puestos y centros de salud, con modelos adecuados a las necesidades de cada población.

En el campo de la educación, “Obras para la Paz” está recuperando aquellas escuelas que se han visto dañadas por la acción de los violentos, dejándolas como nuevas, y está construyendo, además, un nuevo modelo de módulos educativos, que consiste en dos aulas anexas a la escuela, con batería de baño y capacidad para recibir cómodamente treinta niños y niñas cada uno. Adicionalmente, construimos baños para los estudiantes de las escuelas de los municipios que carezcan de servicios adecuados.

En cuanto a las áreas de cultura y recreación, estamos construyendo centros culturales y deportivos, que serán verdaderos lugares de encuentro, formación y recreación, con canchas deportivas, tarima de eventos para conciertos, fiestas populares y todo tipo de manifestaciones artísticas. Además, en varios de ellos estamos instalando un sitio de multimedia para capacitación en Internet.

Finalmente, estamos construyendo y entregando centros comunitarios, los cuales incluyen salón de reuniones para juntas de acción comunal y eventos culturales, sala de velación, ludotecas y guarderías y salas de Internet, entre otros servicios.

Este programa, que comenzó a implementarse desde octubre del año pasado, se desarrollará dentro de un lapso de 4 años, e implica una inversión de más de 250 mil millones de pesos, la cual cubriremos en un 44% con recursos nacionales y en un 56% con un crédito internacional que ya suscribimos con el Banco Interamericano de Desarrollo, el cual obtuvimos mediante nuestro trabajo en las llamadas Mesas de Aportantes. ¡Serán más de 250 mil millones de pesos destinados a construir comunidad en torno a la educación, la salud, la recreación, el deporte y la cultura en los municipios más necesitados de Colombia!

Colombianas y colombianos:

Mi compromiso, que estoy cumpliendo, es dejar debidamente financiadas todas estas obras para el beneficio de los compatriotas que más han sufrido las consecuencias de la violencia.

Hoy puedo contarles, con satisfacción, que ya podemos ver construidas muchas de ellas, como otro resultado concreto de nuestra gestión social a lo largo del país.

En la parte del programa cuya ejecución está a cargo del Ministerio de Transportes, con recursos íntegramente nacionales, ya hemos completado una primera fase de avance, construyendo 76 obras de infraestructura social y comunitaria, como baterías sanitarias, módulos educativos, centros deportivos y culturales, y centros comunitarios, en 30 municipios de los departamentos del Chocó, Valle, Cauca, Nariño y Cundinamarca.

Hoy municipios como Sipí, en el Chocó; Río Frío, El Dovio, Bolívar, Restrepo, Toro y Vijes, en el Valle; Almaguer, Morales y Cajibío, en el Cauca, o El Rosario, Los Andes, Ancuyá y Taminango, en Nariño, sólo para citar unos cuantos ejemplos, tienen ya las obras concluidas o a punto de terminar.

Miremos algunos ejemplos concretos:

(Aquí las fotos…)

Como ya lo dije, el Programa se adelantará durante los próximos 4 años. Sin embargo, con gran alegría puedo decirles que antes de terminar mi mandato dejaré entregadas obras en más de 150 municipios, no sólo en los departamentos mencionados sino también en los de la Zona Atlántica, la Zona Cafetera y la Zona Oriental, incluidos Antioquia, Bolívar, Boyacá, Caldas, Huila, Risaralda, Santander, Norte de Santander y Tolima.

Son obras con unas características muy positivas, no sólo por su calidad, sino porque se están realizando con la máxima eficiencia, con un proceso de construcción que no supera los 90 días y con una gran optimización de los recursos. Por ejemplo: de los 44 mil millones de pesos que tenemos presupuestado para la parte del programa que ejecuta el Ministerio de Transporte, el 97% de los recursos invertidos se destinan exclusivamente a las obras -es decir a pago de mano de obra y materiales- y tan sólo un 3% de los mismos van para los gastos administrativos necesarios para su ejecución.

Igualmente, hemos trabajado para garantizar la transparencia del proceso de contratación y de ejecución de las obras, erradicando cualquier posibilidad de corrupción. Tal como les conté cuando presenté el programa en noviembre del año pasado, tenemos funcionando en la página de Internet del Ministerio de Transporte un sencillo sistema de información para que cualquier persona pueda enterarse sobre cuáles son los términos de referencia para participar en el proceso de selección de contratistas o interventores, cuáles fueron las propuestas seleccionadas, cómo son los planos y diseños de cada proyecto, cuál fue la concertación que se logró con la comunidad, cuál es el cronograma de obra y en qué estado de adelanto se encuentra cada una de ellas.

Los invito a que consulten esta página y descubran cómo estamos haciendo toda esta inmensa cantidad de obras de frente al país y abiertos al control ciudadano. Cuando los recursos públicos se trabajan con eficiencia y transparencia realmente rinden ¡y rinden mucho!

Para la selección de los municipios, el Departamento Nacional de Planeación definió unos criterios técnicos y verificables tales como el nivel de intensidad del conflicto, la pobreza de su población, que no tengan más de 20 mil habitantes y la necesidad de las obras, con base en los cuales el Fondo de Inversiones para la Paz y el Ministerio de Transporte hacen la selección.

Yo sé que muchas veces nos descorazonamos por la insistencia de los violentos y los terroristas en atacar el país, generando muerte y destrucción. Nuestra obligación, nuestro deber como ciudadanos que queremos a Colombia, es seguir construyendo; levantar las paredes, las escuelas, los puestos de salud, los centros culturales, que arrasan los intolerantes y enfrentar a la muerte todo el poder de la vida.

Así lo estamos haciendo en el Plan Colombia con el programa “Obras para la Paz- Gestión Comunitaria”, y así lo seguiremos haciendo por el bien de nuestra patria.

Que Dios los bendiga. Y que Dios me bendiga.

Buenas noches

Lugar y Fecha

Bogotá, Colombia
2 de mayo de 2002