DEPORTISTAS DISPUESTOS A LLEVAR EL NOMBRE DE COLOMBIA MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS2017-12-18T11:48:19+00:00

Project Description

Palabras del presidente Andrés Pastrana Arango, con ocasión de la entrega de la bandera a la delegación que participará en los XIII Juegos Deportivos Panamericanos

Hoy tengo el gran honor de recibirlos en esta casa que es de todos los colombianos. Sé que ustedes han llegado a donde están, luego de grandes esfuerzos y sacrificios. Por eso me complace mucho ver estas caras llenas de alegría y entusiasmo, dispuestas a llevar el nombre de nuestra Colombia más allá de las fronteras.

Esa actitud positiva de cada uno de ustedes, es una lección de amor a la patria, de agradecimiento a sus familias, de lealtad a sus compañeros de equipo y a ustedes mismos, que nos demuestra que para ser un buen colombiano solamente se necesita querer serlo.

Con determinación, ustedes se han atrevido a hacer del deporte, la mejor herramienta para construir un país en paz, lleno de satisfacciones, orgulloso de su gente y optimista del futuro. Con cada logro, cada victoria en el deporte, nuestros deportistas izan la bandera de un país que cambia para ser mejor.

Queremos que nuestro país cuente con más y mejores deportistas y para eso adelantamos acciones concretas que le permitan a nuestros jóvenes convertirse en grandes deportistas. En este sentido, entre otras medidas, hemos iniciado la elaboración del Plan Nacional del Deporte, el cual se adelantará con la participación de todos los interesados en el tema y deberá estar listo antes de que finalice este año. Así mismo, ya hemos puesto en marcha el Plan Nacional de Recreación, desarrollado mediante un amplio proceso de concertación con los diferentes actores de este sector.

Ustedes se han aferrado a la disciplina del que quiere y puede sobresalir.

Ese es un ejemplo de perseverancia y de valentía para todos los jóvenes de Colombia y un modelo para todos los que quieren hacer algo por el país.

Sé que ya están alistando sus maletas y que pronto partirán hacia Winnipeg. Por eso los quiero animar ahora que se están uniendo a la lista de los más valientes y honrosos representantes de Colombia en el exterior.

Desde ya, hacen parte de ese selecto grupo de deportistas olímpicos que con sudor y esfuerzo nos traen triunfos y ponen en alto las virtudes de los colombianos.

Por eso cuando estén compitiendo en los “Decimoterceros Juegos Deportivos Panamericanos” en Canadá, quiero que recuerden estas palabras: ser campeones no es un don ni un accidente, es algo que creamos nosotros mismos. Tanto la satisfacción como el orgullo se acrecientan mediante el esfuerzo y la práctica, pero con una condición. Que las cosas que realicemos eleven y beneficien a los demás. Es necesario que el esfuerzo no se haga sólo con miras a una medalla o a una recompensa. Sólo empleando nuestro talento y nuestra energía en buscar la felicidad y la tranquilidad de todos, podremos asegurar la paz de los colombianos y nuestra propia felicidad.

Les puedo decir que estoy muy orgulloso y satisfecho de ver a este equipo, que sabe del sabor del triunfo, del valor de la amistad, de la competencia y de la fraternidad. Que sabe que ganar es mantener el alma por encima del egoísmo y de la individualidad.

Con certeza sé que ustedes -queridos jóvenes-, sabrán ondear con orgullo nuestra bandera tricolor y harán de ese uniforme, el uniforme del honor y la victoria.

De la mano de un equipo estelar, el corazón de Colombia espera su regreso. Ustedes que han sido tocados por el compañerismo, la solidaridad y el amor por nuestro país, saben que la paz la conseguiremos cuando aprendamos a convivir. Y es así que con la sinceridad generosa de los que han de ser vencedores en el deporte, en la familia y en la sociedad, se mueven aferrados a la fe en ustedes mismos y en Colombia.

Hago entrega de la bandera de Colombia a nuestro campeón de “tiro con pistola”, Andrés Felipe Torres Vidal, quien a través de la excelencia en su disciplina ha asumido el deber de presentir el futuro de una nueva Colombia, con pasión y con convicción.

Pero además de todo nuestro apoyo moral, también aprovecho esta oportunidad para entregarles el aporte del Gobierno Nacional para financiar su participación en los juegos de Winnipeg por un valor de 204 millones de pesos.

A todos ustedes los invito a llevar en alto el tricolor nacional, a ser garantes de la buena voluntad, de la amistad entre todos los pueblos del mundo y embajadores de la paz de Colombia.

Les deseo muchos triunfos pues ellos también serán los de todos los Colombianos.

Lugar y Fecha

Bogotá, Colombia
14 de julio de 1999