Palabras del Presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, durante la inauguración de un Punto Compartel Internet en Filandia, Ouindio2017-12-18T11:47:02+00:00

Project Description

Palabras del presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, durante la inauguración de un Punto Compartel Internet en Filandia, Quindio.

Estoy seguro que los abuelos de Filandia todavía recuerdan con nostalgia la vez que llegó el primer teléfono al pueblo y se instaló en el negocio de compra de café de don Emilio Ángel en la Plaza de Ferias, dejando atrás una época en la que el telégrafo y el correo de mulas a través de la cordillera central, eran los únicos medios de comunicación.

Hoy he venido hasta esta hermosa y pujante población del Quindío para abrir una gran ventana al mundo que traerá mejores oportunidades de progreso para todos los filandeses. Hoy estamos cambiando la historia de las comunicaciones para que Filandia conozca mucho del mundo y el mundo conozca mucho sobre Filandia.Esa nueva herramienta se llama Internet, la autopista de la información y comunicación electrónica que tiene cobertura mundial a través de una red de computadores.

Quiero contarles que este medio es tan útil, que a través de él, puede conocer el impresionante Tesoro de los Quimbayas que se encontró en Filandia y actualmente se exhibe en el Museo de América de Madrid, en España.

Las fotografías de esa maravillosa colección, símbolo de la historia ejemplar de este pueblo laborioso y fecundo, están ahí, en una página Web para que todos los navegantes de la red puedan apreciarlas. ¡Así de sencillo! Y no tienen que ir al Museo de España ni venir a Filandia para conocer sobre nuestra rica herencia precolombina. Esa es una de las ventajas del Internet, un lugar en el que además de obtener información, podemos incluir aquello que nos interesa promover de nuestra cultura.

Precisamente, hemos venido hasta la Casa de la Cultura para entregarle a la comunidad filandesa el Telecentro de Acceso Comunitario a Internet.Éste es el primer Telecentro que inauguramos en Colombia, dentro de un ambicioso programa denominado Compartel, que llevará Internet comunitario a todas las cabeceras municipales del país de más de 2.000 habitantes.
Uno de los objetivos fundamentales de la política social de telecomunicaciones que hemos incorporado en el Plan de Desarrollo es el acceso a Internet para todos los estratos de la población, en todos los lugares de Colombia.

Quiero que a la vuelta de pocos años, todos los colombianos, en especial nuestros niños y jóvenes, tengan a la mano un computador conectado a esta tecnología que está revolucionando la formas de comunicación entre los ciudadanos y la manera como las empresas desarrollan sus procesos industriales y comerciales.El Internet a la vez que contribuye a fortalecer el tejido de solidaridad entre las regiones apartadas de la geografía nacional, nos abre un camino alternativo para explorar nuevas perspectivas de merca- do con posibilidades de intercambio en cualquier lugar del mundo. ¡Asínos hacemos más competitivos!

Por esta razón, la prestación de este servicio contempla el cobro de tarifas accesibles para los usuarios, en especial para los de escasos recursos económicos, en el marco de la política de mi gobierno de reducir los costos de conexión a la red con el fin de que logremos la masificación del uso del Internet.

Tenemos que garantizar el acceso libre y equitativo de todos los ciudadanos, sin importar su estrato social o nivel de educación a la más grande fuente de conocimiento en el mundo moderno. Tenemos que lograr que nuestros estudiantes, nuestros campesinos, los colombianos de la tercera edad, entren a la red y profundicen en áreas del conocimiento tan diversas como por ejemplo, la literatura, la geografía o para ir más allá, en programas prácticos para desarrollar empresas de autogestión de productos agrícolas con potencial exportador.

Queridos amigos filandeses:

A partir de hoy, los filandeses tendrán acceso directo a través del Internet a la más reciente información sobre tecnologías y tendencias en el mundo. Los cafeteros tendrán a la mano las últimas políticas divulgadas por nuestra Federación o por el Ministerio de Agricultura de Brasil. Los ganaderos podrán asistir a través del Internet a las más importantes ferias ganaderas del mundo. Una ama de casa que desee comenzar una microempresa de alimentos encontrará asesoría en costos y recetas. Mis colegas periodistas tendrán acceso rápido y directo a la información de los más importantes medios de comunicación nacionales e internacionales.

Estarán abiertas las puertas de las más prestigiosas bibliotecas de Colombia y del mundo con el fin de que puedan investigar sobre todos los temas para los cerca de 3.000 estudiantes de bachillerato de este municipio.

¡Así hemos abierto una ventana para el futuro de Filandia!

Hoy también hemos puesto en marcha en el departamento del Cauca el más ambicioso programa de telecomunicaciones sociales que se conozca en el país, el Programa Compartel de Telefonía Social, que es una realidad gracias al esfuerzo del Ministerio de Comunicaciones y Fonade.

En la vereda de Villanueva, se entregó a la comunidad el primer teléfono público comunitario que servirá para conectar a 700 campesinos de las estribaciones del macizo con la red nacional de telecomunicaciones. Éste es el primer paso de nuestro programa de telecomunicaciones sociales que llevará telefonía a 7.400 comunidades beneficiando a más de 3.700.000 colombianos.

Durante los próximos 15 meses se pondrán en servicio 6.565 puntos comunitarios de acceso telefónico que se ubicarán en localidades rurales dispersas de todos y cada uno de los municipios del país, garantizando así el acceso de cualquier colombiano a los servicios telefónicos a una distancia razonable de sus viviendas.

A través del Programa Compartel invertiremos cerca de 63 mil millones de pesos, orientados directamente a promover el desarrollo de la telefonía en caseríos, corregimientos e inspecciones de policía de toda Colombia incluyendo también 73 resguardos indígenas, 36 parques naturales y 28 puntos fronterizos del país.

Con programas como éste, garantizamos que los recursos públicos tengan un positivo impacto social y económico en. el desarrollo regional y en el bienestar de la población rural. Al igual que con el Internet, las tarifas que pagarán los usuarios de los puntos Compartel serán bajas y accesibles para los colombianos de escasos recursos. Asimismo hemos asegurado su operación y mantenimiento durante un período de diez años.

También esta mañana, en el resguardo Caquiona de la etnia Yanacona, se puso en marcha el proyecto Comunidad: Señal de Cultura y Diversidad que beneficiará a las comunidades indígenas del país. Este programa establecerá 61 emisoras comunitarias en todo el territorio nacional que operarán en el ámbito local, dando cobertura al 90% de los pueblos indígenas en 25 departamentos del país.
El objetivo central de este programa es dotar a los pueblos indígenas de emisoras comunitarias, para que ellos mismos, desde su particular visión de mundo, divulguen y preserven sus ancestrales costumbres y tradiciones. Para ello, dispondrán de un canal de comunicación para impulsar los programas comunales liderados por sus propias autoridades en materia de salud, educación y especialmente sobre la importancia de la sustitución de cultivos ilícitos que permita a esas comunidades retomar la senda del progreso.

Con estos dos programas, Compartel y Comunidad: Señal de Cultura y Diversidad, estamos dándole la oportunidad a millones de colombianos para que utilicen la infraestructura de telecomunicaciones en condiciones de equidad y justicia social. Y lo que es más importante, estamos entregando a todos los colombianos las herramientas para que con inteligencia tomen lo mejor que nos ofrece la diversidad de la cultura universal y enriquezcan los valores tradicionales de nuestras familias y comunidades.

Filandia es el primer punto de esa inmensa red que unirá a cientos de municipios de nuestra patria a través del Internet con el mundo entero. Desde hoy, más poblaciones de Colombia tendrán igualdad de oportunidades para ingresar a la modernidad del siglo XXI: una estructura de comunicaciones con calidad y cobertura, es el vehículo que necesitamos para navegar hacia el progreso y el futuro.
Por eso, estamos comprometidos en este gobierno en el Plan Colombia, porque hemos querido involucrar en él, todas y cada una de las partidas del presupuesto nacional que tengan que ver con la inversión social.

Sabemos que el país atraviesa dificultades. Sabemos que tenemos problemas pero también sabemos que estamos enrutando al país hacia el desarrollo con justicia social. Por eso, ha sido la instrucción del Presidente y del gobierno, invertir la mayoría de los recursos del presupuesto nacional en programas de inversión social.

Por eso le estamos diciendo hay al mundo, a través del Plan Colombia, que necesitamos conseguir recursos para darles a los campesinos de Colombia la posibilidad de llegar al desarrollo alternativo.
Los campesinos del país no quieren estar involucrados en la producción de la coca ni de la amapola sino tener la posibilidad de trabajar en el café, en frutales, en la palma, en fin, en desarrollar el campo y la agricultura colombiana.

Le estamos diciendo al mundo que queremos recursos para invertir en esos sectores y por eso en el Plan Colombia estamos destinando cerca de US$3.500 millones en los sectores más pobres y más marginados. Precisamente en la ayuda que se ha denominado el paquete americano, se nos están dando cerca de US$300 millones que vamos a invertir en los sectores más pobres y marginados de Colombia.

Vamos a invertir en lo que hemos denominado en el programa de «Manos a la Obra», vamos a invertir más de US$300 millones en obras de alto contenido social.Como usted lo dice, señor Alcalde, en proyectos que en muchas ocasiones se han quedado sin terminar porque faltan los 100, los 200, los 300 millones de pesos que no le han dado por parte del gobierno departamental o el nacional.
Por eso hemos querido en este programa de «Manos a la Obra», tener la posibilidad que los alcaldes, los ciudadanos, que el Gobierno pueda llevar los proyectos no mayores a $300 millones, que no tengan una duración de más de seis meses, para generar empleo y, por sobre todo, para poder cumplir con esas obras de beneficio social. Que podamos invertir en nuestras escuelas.

Todavía recuerdo que en tiempos de la tragedia, los profesores y los docentes, nos pedían plata para reconstruir su escuela. Queremos a través del Plan Colombia llegar con estos recursos a los sectores más marginados.

Vamos a llegar con el Plan Colombia especialmente a las mujeres cabeza de familia, a las más pobres del país, a las de estratos uno y dos, vamos a darles un subsidio para que tengan sus niños en las escuelas. Vamos a darles un subsidio de $60 mil 0$ 70 mil para que no saquen a sus niños de las escuelas.

Estos son los recursos del Plan Colombia que son para invertir en los sectores más pobres y más marginados de nuestra querida Colombia. Por eso, le estamos diciendo al mundo que es mucha la plata que gastamos para evitar que la droga llegue a esos lugares y que llegó el momento en que podamos invertir en los sectores más pobres y más marginados, que podamos invertir en Colombia para crear un país en paz y con justicia social.

y por eso, señor alcalde, lanzaremos el próximo miércoles lo que hemos denominado «Computadores para Educar». Es el propósito del Gobierno que en todas y cada una de las escuelas de Colombia existan computadoras.

Me alegra que aquí hayan tomado esta iniciativa del Gobierno Nacional como una propuesta para que los departamentos se comprometan a llevar los computadores a las escuelas públicas. Pero nada habríamos hecho si teníamos los computadores y no teníamos la oportunidad de que estos jóvenes y niños se conectaran con el mundo. Por eso el próximo miércoles vamos a lanzar este programa matriz que estamos trabajando con Canadá y con otros países, a través del Despacho de la Primera Dama, para elevar la capacidad de muchos computadores que hoy están botados en las casas u oficinas.

No podemos permitir que a partir del nacimiento de toda la tecnología, se amplíe esa brecha entre los colegios privados que tiene la capacidad de tener un computador y la escuela pública que no tiene la posibilidad de acceder a esa tecnología.

Por eso, nos hemos comprometido con los ministerios de Educación, Comunicaciones y de Cultura para que, integrándolos, podamos decirle al país que no se va a quedar atrás.

Que Colombia quiere ser un país que lidere este nuevo elemento dentro de la educación de nuestros jóvenes y niños. Ya comienzan a venir de otros países a copiar este sistema. Nos estamos convirtiendo en un ejemplo y estamos haciendo las inversiones para educar a nuestros hijos y ser la Colombia competitiva que estamos promocionando.

Aquí en Filandia con la entrega de este primer Telecentro donde convergen la ciencia y la tecnología, podemos reafirmar la sentencia del más importante científico francés del siglo XIX: la ciencia es el alma de la prosperidad de las naciones y la fuente de vida de todo progreso.

Lugar y Fecha

Quindio, Colombia
13 de marzo de 2000