PALABRAS DEl PRESIDENTE PASTRANA, CON OCASIÓN DE LA INSTALACIÓN DEL CONSEJO EMPRESARIAL COLOMBO-ALEMÁN (CECA)2017-12-18T11:46:38+00:00

Project Description

Palabras del Presidente Pastrana, con ocasión de la instalación del Consejo Empresarial Colombo-Alemán (CECA).

Herrn Doktor Werner Müller, Ministro de Economía, Industria y Tecnología de la República Federal Alemana, Doctor Guillermo Fernández de Soto, Ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Doctora Marta Lucía Ramírez de Rincón, Ministra de Comercio Exterior de Colombia, Doctor Hernán Beltz Peralta, Embajador de Colombia ante la República Federal Alemana, Herrn Doktor _____, Presidente del Iberoamerika Verein, Herrn Doktor _____, Presidente de la DIHT, Herrn Doktor ____, Presidente de la BDI, Doctor Norbert Pudzich, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Industria y Comercio Colombo-Alemana, altos funcionarios oficiales, distinguidos empresarios y dirigentes gremiales miembros de los Capítulos Colombiano y Alemán del Consejo Empresarial Colombo-Alemán (CECA), Señoras y Señores,

LOS ALEMANES EN COLOMBIA

Desde su inicio, la presencia alemana en Colombia, a través de personajes tan marcantes como Nicolás de Federman, Alexander von Humbolt, Geo von Lengerke y Leoppold S. Kopp, entre otros, ha estado ligada a todos los sectores económicos de nuestro país, la banca, la agricultura, el comercio, la industria, las obras públicas, la aviación, el transporte naval, la formación militar y deportiva, la ciencia, la educación y la cultura e inclusive la salud — a todo lo cual la Cámara de Industria y Comercio Colombo-Alemana, de tiempo atrás, ha añadido el manejo empresarial y tecnológivo del medio ambiente.

Los alemanes en mi país han realizado aportes invaluables para su desarrollo, por medio de grandes obras de infraestructura a través de empresas como Siemens y Mannesman, y del inicio del transporte aéreo con AVIANCA — quien sigue siendo nuestra aerolínea bandera — así como de la industria cervecera nacional. De iual manera, desempeñaron un papel importante en el impulso al cultivo comercial del tabaco, del café y del cacao y de la manufactura comercial, a la par que incidían en el mejoramiento de la educación técnica de las clases populares y, más recientemente, de la educación superior, y, a través de científicos pioneros como Alexander von Humbolt, hacían un aporte notable al conocimiento de la geografía nacional.

ALEMANIA Y COLOMBIA HOY EN DÍA

Para nadie es desconocida la importancia de la República Federal Alemana, no sólo como destacado amigo y socio comercial de Colombia, sino como LA tercera potencia económica mundial. Alemania es hoy en día nuestro principal comprador y proveedor en el seno de la Unión Europea (UE), con una participación que oscila entre un tercio y una cuarta parte de nuestro intercambio con la UE en su conjunto, y constituye, además, una puerta de entrada natural tanto hacia otros Estados miembros como hacia los Estados candidatos de Europa Central y Oriental.

En 1998, nuestro comercio bilateral superó $1500 millones, con una balanza comercial de US$138 millones a favor de Alemania. De hecho la respectiva tendencia fue creciente durante la mayor parte de la década, si bien esta tendencia se revirtió en 1997 y el intercambio bilateral se redujo aproximadamente en un tercio en 1999, en términos tanto de exportaciones como de importaciones, debido a la coyuntura económica particularmente difícil por la cual atravesaron paralelamente América Latina y nuestro país.

En todo caso, y tal como ya se lo dijo nuestra Ministra de Comercio Exterior, tenemos la firme intención de recuperar el terreno perdido, así como de diversificar nuestras exportaciones a Alemania, hasta ahora concentradas, en un alto grado, en el sector agroalimentario y, especialmente, en el café — del cual este gran país sigue siendo el principal destino en la UE, como lo es también de nuestras esmeraldas, textiles y confecciones e, directa o indirectamente, de nuestro banano. También es nuestro segundo comprador de flores, café soluble y químicofaramcéuticos y plásticos.

Por otra parte, Alemania siempre ha sido partidaria del Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG) andino y ha apoyado sus distintas prórrogas hasta la fecha, y no nos cabe duda de que no sólo hará lo propio con la último prórroga trienal prevista, durante el período 2002-2004, sino que aunará esfuerzos con la Comunidad Andina para establecer una relación más rica y provechosa aún en el «Post-SPG» — tal como la acuñó originalmente nuestra Ministra de Comercio Exterior» — del año 2005 en adelante.

EL CONSEJO EMPRESARIAL COLOMBO-ALEMÁN (ceca)

Así las cosas, la asociación o «partnership» colombo-alemana no sólo ha hecho sus pruebas a través de la historia sino que siendo más viva que nunca, gracias al apoyo de los dos Gobiernos, por cierto, pero también y ante todo, por cuenta de la iniciativa de los empresarios de lado y lado. Tomo la oportunidad de anotar que, mientras distintas multinacionales farmacéuticas de terceros países se retiraban de Colombia para «regionalizar» su sede para América Latina en otras grandes capitales latinoamericanas, sus homólogas alemanas, sin excepción, han perma-necido en nuestro pais. De esta lealtad es símbolo tangible la presencia, desde hace sesenta y cinco (65) años, de la la Cámara de Industria y Comercio Colombo-Alemana, cuya labor y contribución a Colombia tuve el gusto de premiar, hace escasamente tres semanas, con la Orden de la Cruz de Boyacá en el Grado de Cruz de Plata, algunos meses después de conferir la misma Orden, en el Grado de Comendador, a su Presidente Ejecutivo, el Doctor Norbert Putzich, aquí presente.

En este contexto, resulta para mí particularmente grato dirigirme a ustedes en esta “Haus der Wirtschaft”, bajo el generoso auspicio de la Lateinamerika Initiativ y de sus tres grandes socios, IAV, DIHT y BDI, todas muy representantivas del empresariado y de la economía alemana, para instalar oficialmente el Consejo Empresarial Colombo-Alemán (CECA), estando reunidos sus dos Capítulos, Alemán y Colombiano.

El Consejo fue ideado como un foro para el diálogo entre la comunidades empresariales de ambos países en el cual se identifiquen tanto oportunitades de inversión, comercio, tecnología y Alianzas Estrátegicas en área de interés común — sobre las cuales nuestra Ministra de Comercio Exterior está en capacidad de ilustrarlos mejor que cualquiera — como soluciones conjuntas a problemas eventuales y se preste una asesoría focalizada de cada comunidad empresarial a sus respectivas autoridades y a sus mismos homólogos del sector privado. El objetivo fundamental es convertir problemas existentes o potenciales en oportunida-des, dinamizando así las relaciones económicas y comerciales entre los dos países y abriendo campo para que el sector privado desempeñe un papel determinante en la correspondiente facilitación del comercio y de la inversión, al coadyuvar y complementar, de manera tan efectiva como esencial, el diálogo intergubernamental en la materia.

La acertada iniciativa del Ministerio de Comercio Exterior de Colombia, a través de la Doctora Marta Lucía Ramírez de Rincón y en asocio con la Cámara de Industria y Comercio Colombo-Alemana, la importante ayuda del Iveroamerika Verein y demás miembros del Lateinamerika Initiativ — cuya grata hospitalidad del día de hoy agradecemos nuevamente — así como de las autoridades colombianas y alemanas en Berlín, es decir nuestra Embajada y el Ministerio Federal de Economía, Industria y Tecnología, han hecho del Consejo Empresarial Colombo-Alemán (CECA) una realidad que está presta a darsus frutos.

Desde su prelanzamiento, el día 3 de marzo en la Embajada de Colombia en Berlín, en presencia de altos representantes del gobierno, de las grandes confederaciones gremiales industriales y comerciales alemanas, así como de destacados dirigentes empresariales, el Consejo ha abierto un espacio en el cual los empresarios de ambos países han avanzado en la identificación no sólo de barreras y obstáculos, sino también de retos, fortalezas y oportunidades en nuestras relaciones bilaterales y birregionales. El potencial que se le abre a Colombia gracias a amigos como ustedes, tanto en la misma Alemania como en todo el mercado europeo, es enorme.

El trabajo en el seno de los dos Capítulos ha sido intenso. Se han estrechado las relaciones entre los empresarios, se vienen alistando Alianzas Estratégicas y se han advertido oportunidades atractivas, que, estamos seguros, se convertirán en realidades para el beneficio de nuestros dos países

Alemania tiene fe en Colombia, tal como lo han demostrado, el incondicional apoyo que sus empresas le han brindado siempre a Colombia, en lo económico, lo social y, más importante aún, en su lucha incesante por lograr la Paz, con libertad y equidad para todos sus ciudadanos. Los diálogos empresariales y la celebración de Alianzas Estratégicas cuentan con el total apoyo de mi Gobierno. Bien sé que, en Alemania, este Consejo Empresarial se halla respaldado por una excepcional infraestructura institucional, por parte tanto del Gobierno como del sector privado alemán, y estoy seguro de que, juntos, cosecharemos vamos resultados conmensurados con nuestra fue, nuestro compromiso mutua y nuestras esperanzas.

INAUGURACIÓN DEL CONSEJO

Por todo lo anterior, es, para mí, un verdadero honor el declarar oficialmente instalado el Consejo Empresarial Colombo-Alemán e invitarlos, señores empresa-rios y dirigentes gremiales alemanes a seguir creyendo en Colombia, como lo hicieron sus antepasados, quienes dejaron su huella endeleble, y, para ello, no sólo a vendernos y comprarnos sino, también, a transferir su tecnología y realizar proyectos conjuntos de largo plazo, Alianzas Estrategias o joint ventures, en donde aunemos sus ventajas comparativas y nuestras ventajas competitivas, incluidas nuestro acceso preferencial a la mayor parte del Hemisferio Occidental, en beneficio de ambos países amigos.

Muchas gracias.

Lugar y Fecha

Berlín, Alemania
24 de noviembre del 2000