PALABRAS DEL PRESIDENTE PASTRANA, EN SU VISITA A CALI2017-12-18T11:46:31+00:00

Project Description

Palabras del Presidente de la República, Doctor Andrés Pastrana Arango, en su visita a Cali .

Mi Gobierno está comprometido con los pobres y los más necesitados de Colombia. Ellos son mi obsesión, y mi desafío es hacer todo lo posible para mejorar sus condiciones de vida.

Por eso he querido venir hoy a Cali para reafirmar ante ustedes mi compromiso con los pobres de mi país. He venido para contarles con obras concretas -y no sólo con promesas, como lo hacen los políticos de turno- lo que estamos haciendo por todos los colombianos, especialmente por los menos favorecidos.

HOY LA PLATA RINDE MÁS

En mi Gobierno hemos logrado tener la inflación más baja desde hace 30 años. Esto quiere decir que el aumento del costo de la vida, que hace 10 años era del 27%, hoy, gracias a las políticas económicas que hemos realizado, es tan sólo del 8.7%. O sea: Hoy la plata alcanza para comprar más cosas, porque los precios no se disparan cada año como ocurría antes.

La inflación es de verdad el impuesto más caro para los pobres de Colombia. ¡Y mi Gobierno la ha derrotado!

Y estamos también comenzando a ganar la dura batalla contra el desempleo, que tanto afecta a la población colombiana. Ustedes recuerdan que en enero de este año la tasa de desempleo en las principales ciudades del país era de más del 20%. Pues bien: ¡hoy está tasa ha bajado casi tres puntos y es del 17.8%, y siguen con tendencia a la baja!

Pero es más: La tasa de desempleo nacional, la que incluye la totalidad del país, es hoy del 14.6%, también con tendencia a disminuir.

¡Poco a poco y con el esfuerzo de todos estamos creando empleo y trabajo por toda Colombia!

EL CAMPO YA NO ES LA CENICIENTA DEL PAÍS

Nuestro país, queridos amigos, es un país verde, lleno de campo y de tierras fértiles. Pero el campo estaba abandonado, así que nuestra tarea fue volverlo a poner a producir.

Con créditos por más de 1.5 billones de pesos, con la promoción de las cadenas productivas, o sea, fomentando los productos de nuestra tierra desde la siembra hasta su utilización por nuestras industrias, y con otras políticas agrícolas, hoy el sector agropecuario está por fin volviendo a crecer:

Las áreas sembradas del país aumentaron en los últimos dos años en cerca de 230.000 hectáreas, hagan de cuenta como 230.000 canchas de fútbol por todo el país sembradas con los frutos de la tierra. Por consiguiente, la producción agrícola se incrementó en 2 millones 300 mil toneladas. Esto significa más alimentos y más baratos para todos los colombianos. Además, se crearon, en estos dos últimos años, cerca de 217.000 nuevos empleos en el campo.

También estamos prestando a los microempresarios rurales, y beneficiamos el año pasado a más de 3.500 de ellos. Pero más importante aún: el Gobierno, por primera vez en la historia, se ha convertido en el fiador de las mujeres campesinas, para que éstas puedan solicitar créditos para proyectos productivos únicamente con su firma y su proyecto. De esta manera, vamos a atender a cerca de 27.000 mujeres para que accedan a recursos por 2.800 millones de pesos.

A través del Incora estamos entregando tierras cultivables a los campesinos, indígenas y miembros de las comunidades negras del país. Durante mi Gobierno hemos entregado cerca de 5 millones de hectáreas a más de 80.000 familias en el país. Son 80.000 familias que antes trabajaban la tierra de otros, y que ahora, por fortuna, son los dueños de su propia tierra.

¡El campo de Colombia no volverá a sentir el abandono al que fue sometido en los últimos años! ¡Estamos apostando por el campo y por los campesinos de nuestra patria!

SOY UN CONVENCIDO DE QUE EN LA EDUCACIÓN ESTÁ EL FUTURO DEL PAÍS

También estamos comprometidos con la educación de los colombianos. 180.000 estudiantes pobres de primaria y bachillerato han recibido subsidios en los dos últimos años para evitar que dejen sus escuelas. Así mismo, 200.000 jóvenes han podido financiar los pagos de matrículas de educación técnica o universitaria a través del Icetex.

Además, estamos implementando el novedoso programa “Colombia Joven” para beneficiar durante los próximos 5 años a más de 130.000 colombianos que quieran estudiar carreras técnicas o profesionales, sin necesidad de codeudores, porque otra vez -como ocurre con las mujeres campesinas- bastará con el aval del mismo Gobierno.

A nivel de la capacitación técnica que proporciona el Sena, estamos llegando a 1.065 municipios en todo el país, hemos capacitado nada menos que a 4 millones 200 mil colombianos, y esperamos llegar a más de 5 millones 400 mil antes de terminar mi mandato.

¿Se acuerdan que decían que yo iba a acabar con el Sena? Pues no era cierto, como muchas otras cosas que se inventan. Y lo que pueden ver es que el Sena está hoy más vivo y más dinámico que nunca.

Además, hemos graduado más de 40 municipios como Municipios Caminantes donde la cobertura de educación supera al 90% de la población escolar. La meta es que todos los municipios de Colombia algún día se gradúen como Municipios Caminantes, gracias al esfuerzo de sus autoridades.

También queremos niños que jueguen y que compartan entre sí sanamente. Para eso Nohra está impulsando el programa de ludotecas infantiles para crear, con el apoyo de la empresa privada, espacios de recreación didáctica en las poblaciones más pobres de Colombia. Ya se han entregado 23 y estamos trabajando hacia la meta de 50 ludotecas en todo el país.

¡Así estamos dando educación y recreación sana a los colombianos más pequeños, porque dar educación es dar herramientas para el futuro!

¡Nadie puede aprender bien con el estómago vacío! Por eso estamos adelantando el programa de restaurantes escolares. Gracias a él, más de 2 millones 200 mil niños están desayunando o tomando refrigerios o almuerzos en sus escuelas.

EN MI GOBIERNO LA INTERNET NO ES SÓLO PARA LOS RICOS

¡El acceso a las telecomunicaciones y a la tecnología en nuestro país no abrirá más la brecha entre los ricos y los pobres!

En la educación, por ejemplo, tiene que dejar de existir una educación de primera y una educación de segunda. Por eso estamos trabajando para que los estudiantes más pobres también tengan acceso a las nuevas tecnologías. En ese sentido, hemos instalado 757 aulas de informática en todo el país y pronto comenzaremos a instalar 650 nuevas aulas en los establecimientos de educación media técnica.

Además, con el programa “Computadores para Educar” estamos invitando a la empresa privada, a los particulares y las entidades públicas para que nos entreguen los computadores que no estén utilizando. Nosotros los arreglamos, los actualizamos y los entregamos a las escuelas más necesitadas del país, prestando la capacitación para que sepan usarlos. La meta es alcanzar más de 20.000 computadores y hoy podemos contar que ya hemos beneficiado a más de 140 instituciones educativas en 77 municipios de todo el país. Además hemos instalado centros para la adecuación de los computadores que recibamos en Bogotá y Barranquilla, y habrá próximamente en Cali y Medellín.

¡Queremos un país moderno e igualitario, conectado entre sí y con el mundo! Para lograrlo estamos llevando telefonía y acceso a internet a las regiones más remotas. Con el programa Compartel estamos instalando 6.745 teléfonos comunitarios, de los cuales 5.262 ya están en funcionamiento, y 940 puntos comunitarios de acceso a internet por todo el país, de los cuales ya instalamos 490, con una inversión que supera los 100 mil millones de pesos.

Los miles de colombianos de las zonas más remotas del país, que tenían que realizar largos recorridos caminando, a lomo de mula o caballo o en bus para hacer una simple llamada telefónica, van a tener en adelante la seguridad de contar con un teléfono a una distancia y tiempo razonables de su casa.

¡Queremos colombianos que dominen la tecnología! ¡Queremos colombianos expertos en navegar por la internet! Para eso estamos realizando una convocatoria para formar este año y el próximo a 10.000 colombianos en tecnologías de la información. Para eso hemos bajado la tarifa de conexión a internet, que hoy esta más barata. Gracias a ello en los tres primeros meses del año subió el uso de la internet en nuestro país en un 115% sobre diciembre del año pasado.

Mi gobierno es el primero en Colombia que hace un gran programa de telecomunicaciones con contenido social, pensando en los colombianos de menos recursos y en los colombianos de las zonas más apartadas.

CADA VEZ MÁS COLOMBIANOS POBRES ESTÁN EN EL SISTEMA DE SALUD

También estamos trabajando por la salud de Colombia. Para ello, hemos aumentado la cobertura del régimen subsidiado en salud, que cobija a los más pobres del país, en cerca de un millón de personas, amparando actualmente con este régimen a más de 9 millones quinientos mil colombianos.

En total, incluyendo también aquellos afiliados al régimen contributivo, hoy podemos contar, con satisfacción, que en los últimos 7 años pasamos de una cobertura total del sistema de salud de 5 millones de personas a una de 23 millones de personas, avanzando más que cualquier otro país de América Latina.

Estamos comprometidos también a aliviar la crisis de los hospitales públicos, y para ello hemos inyectado más de 160 mil millones destinados a apoyar a aquellos que están en dificultades financieras.

Igualmente, estamos vacunando a los niños de Colombia, logrando coberturas superiores al 90% de ellos. ¡Qué bueno poder decir hoy que la mortalidad infantil ha bajado drásticamente! Mientras a comienzos de los ochentas morían 44 de cada mil niños nacidos, ¡hoy la proporción es de la mitad! Y jamás nos cansaremos de seguir luchando por que cada vez menos niños mueran en Colombia, si podemos evitarlo.

QUEREMOS UN TECHO PARA TODOS LOS COLOMBIANOS

Desde cuando inicié mi gobierno hemos destinado, a través del Inurbe, el Banco Agrario y las Cajas de Compensación Familiar, cerca de 600 mil millones de pesos a subsidios para vivienda de interés social. ¡Gracias a eso hoy hay en Colombia 110 mil familias de bajos recursos que duermen tranquilas porque tienen su casa propia!

Y le hemos dado la mano a los deudores de créditos para vivienda, beneficiando con la Ley de Vivienda a más de 800.000. Yo estoy seguro de que nunca en la historia de Colombia se ha visto un gobierno que, como lo hizo el mío, ayude directamente a los deudores a pagar sus obligaciones. Gracias a esto hoy la inmensa mayoría de los deudores de vivienda pagan cuotas más bajitas por su crédito hipotecario.

UNA COLOMBIA CON LUZ Y CON AGUA ES UNA COLOMBIA NUEVA

Sabemos que en muchos municipios de Colombia, sobre todo en los más apartados de las ciudades principales, hay grandes problemas por falta de agua potable, de alcantarillado adecuado y de energía.

Hoy les puedo decir que estamos realizando un esfuerzo sin precedentes en nuestra historia para que estos servicios básicos lleguen a todos.

En cuanto a acueducto y alcantarillado, hemos destinado recursos por más de 122 mil millones de pesos para llevar agua y saneamiento básico a toda Colombia. Hasta ahora hemos ejecutado cerca de la mitad de estos fondos, en 79 municipios de 22 departamentos del país.

Con esto, hemos beneficiado a más de 4 millones cuatrocientos mil colombianos y hemos generado además cerca de 50.000 empleos. ¡Son 4 millones cuatrocientos mil colombianos que hoy cuentan con servicios que dignifican su vida!

Pero también queremos luz y energía para toda Colombia, para sus regiones más alejadas. Para lograrlo hemos puesto en marcha el más grande programa de soluciones energéticas de los últimos tiempos para interconectar o generar energía local a la Costa Pacífica, la Orinoquía y la Amazonía, con recursos por 300.000 millones de pesos.

Se trata de llevar energía a regiones que corresponden a las dos terceras partes del territorio nacional, donde habitan cerca de 2.5 millones de colombianos, la mayoría de bajos recursos, ubicados en pequeños asentamientos.

Con este programa vamos a interconectar a la red eléctrica nacional la mayoría de los centros urbanos del Putumayo, Caquetá, Meta, Guaviare, Vichada y el Urabá Chocoano, y lograremos que ciudades como Puerto Carreño, San José del Guaviare y Mitú pasen a tener 24 horas continuas de energía eléctrica, cuando hoy sólo tienen de 5 a 10 horas de servicio.

¡Con más agua potable, alcantarillado, luz y energía, la Colombia marginada enrumbará al fin hacia el progreso!

EL PLAN COLOMBIA ESTÁ EN MARCHA

¡Hoy traigo también la buena noticia de que los programas sociales del Plan Colombia ya están en marcha, ya están funcionando, y que están a disposición de los municipios de Colombia para ayudar a aliviar las necesidades de los más pobres!

Si hoy estoy aquí con ustedes es para contarles que en el Gobierno Nacional estamos pensando en sus necesidades y en la mejor forma de solucionarlas.

Con el Plan Colombia estamos trabajando para generar empleos, para recuperar la economía, para hacer que el campo crezca cada día más, para ayudar a los colombianos afectados por la violencia y para fortalecer la paz.

Tenemos muchos programas, todos muy importantes, que su alcalde ya conoce y que él y la misma comunidad tienen que aprovechar.

Algunos de ellos son “Familias en Acción”, “Jóvenes en Acción”, “Empleo en Acción” y “Vías para la Paz”. ¡A estos 4 programas de alto impacto social vamos a dedicar nada menos que 1.8 billones de pesos!

Hablemos un poco de estos programas que harán historia en Colombia.

“Familias en Acción” es una iniciativa de mi gobierno gracias a la cual vamos a entregar subsidios directos en dinero a las Familias que estén inscritas en el nivel 1 del Sisbén, es decir, a las familias más pobres de los pequeños municipios de Colombia.

En primer lugar vamos a entregar un subsidio nutricional de $40.000 mensuales para los niños menores de 7 años, para complementar su alimentación durante la etapa más importante de su crecimiento.

En segundo lugar, a los niños entre los 7 y los 18 años que estén yendo al colegio les vamos a entregar un subsidio escolar de 12.000 pesos mensuales para los que estén estudiando entre 2º. y 5º. de primaria, y de 24.000 pesos mensuales para los que estén estudiando bachillerato, durante 10 meses al año.

Para ganar estos subsidios lo único que se requiere es que las madres nos comprueben que llevan a los más pequeños a su control de salud y que los más grandecitos están asistiendo a sus clases. ¡Nada más!

Nuestro objetivo es llegar con estos subsidios a las familias más pobres de cerca de 500 municipios del país, con una inversión de 400 mil millones de pesos

Vamos a llegar con este programa a un millón de niños y a 330.000 familias. ¡Estamos sembrando futuro por toda Colombia a través de nuestros niños!

Pero hablemos de más programas sociales del Plan Colombia:

Con el programa de “Empleo en Acción” vamos a apoyar, con una inversión de 400 mil millones de pesos, proyectos comunitarios, creando más de 300.000 empleos transitorios.

Son proyectos pequeños, cuya construcción no demore más de 5 meses, pero necesarios, como la instalación de redes de acueducto y alcantarillado, o la construcción de canchas deportivas, andenes, escaleras, vías peatonales, parques o nuevas viviendas de interés social que significarán, además, una mejor calidad de vida para las comunidades más pobres.

Así, la población de estratos 1 y 2 se beneficiará del empleo transitorio no calificado y, al mismo tiempo, estará construyendo obras que son de utilidad para su misma comunidad.

Con el programa “Jóvenes en Acción”, con una inversión de 140.000 millones de pesos, daremos capacitación y, por lo tanto, oportunidades de empleo a 100.000 jóvenes colombianos de pocos recursos económicos, de los niveles 1 y 2 del Sisbén, entre los 18 y los 25 años, de las 7 principales ciudades del país, incluyendo sus áreas metropolitanas.

La idea es que se capaciten durante 6 meses, -3 meses de estudio y 3 meses de práctica laboral en empresas-, para que se preparen en los trabajos que más se requieren actualmente en Colombia. Durante su capacitación los jóvenes recibirán un apoyo de $5.000 diarios para refrigerio y transporte, y de $7.000 si son mujeres con hijos menores de 7 años.

Con el programa Vías para la Paz, por último, vamos a construir o mejorar cerca de 700 kilómetros de carreteras y a mejorar 10.000 kilómetros de vías terciarias o veredales, con una inversión de más de 800 mil millones de pesos. En este último caso, el Fondo de Caminos Vecinales está entregando, con su programa “Alianzas” recursos entre 40 y 70 millones de pesos para que la misma gente de la región mejore o dé mantenimiento a las vías de sus veredas.

Con “Vías para la Paz” llegaremos a 260 municipios en toda Colombia y generaremos más de 100.000 empleos en las mismas regiones beneficiadas.

Queridos amigos:

Lo que les he dicho no son promesas de candidato. Son realidades que ya se están comenzando a ver y a sentir en todo el territorio nacional.

Le ganamos la batalla al costo de la vida. Recuperamos el campo con créditos y programas novedosos. Hemos ayudado con subsidios y créditos a los estudiantes colombianos, e incluso a los padres de familia, para que no se pierda el impulso de la educación. Hemos puesto los computadores, la internet, los teléfonos, al alcance de los más pobres y los más alejados. Hemos ampliado la cobertura de salud de los más necesitados. Hemos vuelto propietarias de vivienda a 110.000 familias de bajos recursos y hemos ayudado a 800.000 deudores de vivienda a que bajen sus cuotas.

Aparte de eso, con el Plan Colombia, el Plan Social más grande de la historia del país, estamos entregando subsidios directos a las familias pobres, estamos generando empleo transitorio, estamos realizando obras para las comunidades, estamos capacitando los jóvenes de bajos recursos y estamos construyendo y mejorando carreteras por todo el país.

Lo digo con certeza, con convicción, porque puedo demostrarlo: ¡Lo social es la prioridad de mi gobierno!

El tiempo que falta es el más importante, porque es el tiempo de las realizaciones. Ya tenemos todos los recursos, ya tenemos diseñados los programas, ya los conocen sus alcaldes y autoridades. Ahora entre todos tenemos el reto de transformar a Colombia en un gran laboratorio de paz. ¡Entre todos tenemos el reto de trabajar juntos por un mejor futuro!

Muchas gracias

Lugar y Fecha

Cali, Colombia
2001