• Banner textos

  • 1) ¿Cuáles son los beneficios que reciben las empresas cuando adoptan un programa de responsabilidad social?

    R/ La responsabilidad social empresarial debe entenderse como un imperativo moral para las empresas, que las lleva a aportar, a través de diversos programas sociales o ambientales, su grano de arena en la construcción de un mundo mejor y más justo. En ese sentido, nace de una concepción humanista, de un respeto intrínseco de la empresa por la comunidad y por las personas individualmente consideradas, más que de consideraciones de imagen o prestigio.

    Ahora bien, lo anterior no significa que no reconozcamos que existen beneficios colaterales que obtienen las empresas que se comprometen activamente con su entorno y la comunidad en la que trabajan, los cuales pueden estimular la responsabilidad social empresarial.

    En primer lugar, al ejecutar acciones socialmente responsables, las empresas envían un mensaje positivo a sus clientes, a sus empleados y a sus potenciales inversionistas sobre un enfoque más humano de sus actividades.

    De hecho, los consumidores e inversionistas son cada vez más sofisticados y demandan que la compañía cuyos productos adquieren o en la cual invierten desarrolle sus negocios en forma socialmente responsable.

    Cada día más vemos que los inversionistas tienden a comprar o vender acciones basados en el compromiso social de una empresa, el cual llega a incidir, incluso, en el precio de las mismas.

    También hay estudios que han demostrado que la imagen que el público tiene de una empresa se encuentra ligada más a la adopción de prácticas socialmente responsables que a la calidad de su marca o a la percepción de la gestión de su negocio. Los consumidores, por ejemplo, adquieren con más gusto los productos de una empresa que realiza campañas sociales o ambientales que los de cualquier otra que no asume este tipo de roles.

    En el fondo, entonces, se trata de ligar filantropía con estrategia. Son dos tópicos en los que deberían reflexionar los empresarios que aún no se deciden a invertir parte de su patrimonio o utilidades en el apoyo de las capas más débiles de la sociedad.

    2) ¿Qué características propias o peculiaridades presenta la acción social de las empresas en los países iberoamericanos?

    R/ Nuestros países tienen una amplia lista de carencias sociales que demanda, más que en otras partes del planeta, acciones concretas de solidaridad y de compromiso por parte del empresariado propio y de los inversionistas extranjeros.

    Yo creo que, en el ámbito iberoamericano, tenemos la ventaja de presentar muchos rasgos culturales en común, comenzando por el mismo idioma y la tradición histórica compartida, que nos permiten enfocar de una manera global, con mayor objetividad y eficacia los programas hacia la población más vulnerable.

    En el caso colombiano, que es el que, por razones obvias, más conozco, la empresa privada ha estado tradicionalmente comprometida con el país y con las clases más necesitadas, obrando muchas veces con un criterio más nacional que gremial. Existen desde hace décadas fundaciones apoyadas por las principales empresas, -que son, igualmente, las más admiradas-, las cuales son ejemplo del apoyo prestado por el sector privado a la población más vulnerable del país, en temas como la creación de microempresas, capacitación y programas de vivienda y salud.

    Incluso en desarrollo del proceso de paz que llevamos a cabo con las FARC, encontré el mayor de los respaldos en el empresariado y los gremios nacionales, dispuestos a realizar grandes sacrificios en aras de recuperar la paz nacional.

    También empresas españolas con importante presencia en Colombia, particularmente en las áreas financiera, de comunicaciones y energética, realizan continuamente aportes de carácter social o ambiental, lo cual es fundamental cuando se trabaja e invierte en un país con tantas necesidades como el nuestro.

    En la medida en que la economía de mercado llega a este estadio de responsabilidad social empresarial puede decirse que se alcanza una condición de madurez en el capitalismo. Yo creo que en Iberoamérica estamos avanzando firmemente hacia esta meta deseable.

    3) ¿Qué estímulos debe poner en marcha la administración pública para favorecer la Responsabilidad Social Empresarial?

    R/  No cabe duda de que la Responsabilidad Social Empresarial, que beneficia a la comunidad mediante la inversión en el capital humano y la protección del ambiente, debe darse dentro de un marco de cooperación activa con los gobiernos e instituciones de fin social.

    Los llamados tres sectores: el privado, el estatal y el de la sociedad civil, tienen que conjugar sus tareas, en sus respectivos campos de acción, para lograr objetivos que son comunes a toda la comunidad.

    No se trata de que las empresas reemplacen al Estado en sus tareas básicas de proveer seguridad y justicia, o de amparar a la población más vulnerable, pero sí pueden ser socias activas en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria. Los gobiernos deben entenderlas como aliadas estratégicas, no sólo en el tema del crecimiento económico, sino también en el tema crucial del desarrollo social.

    Por eso mismo, debe impulsarse desde la administración pública la acción social por parte del empresariado, facilitando, primero que todo, su puesta en práctica, a través de normas legales que sean promotoras y no obstáculos de este tipo de gestión. Resulta increíble, pero a veces los requisitos legales y burocráticos pueden hacer tan engorroso o costoso el trámite de una donación, que muchas empresas desisten del empeño. En este sentido, es tarea de los gobiernos facilitar los trámites, reduciéndolos o eliminándolos.

    También desde el punto de vista tributario debe considerarse dar tratamiento de deducciones del impuesto de renta a aquellas sumas que se inviertan en programas de acción social o ambiental, debidamente acreditadas. Muchas veces son las empresas, gracias a estímulos tributarios adecuados, las que ayudan a generar empleo en una difícil coyuntura económica o a rescatar zonas deprimidas después de alguna catástrofe natural.

    4) ¿Cómo valora usted la II Feria de Acción Social de Valencia en la que ha participado?

    R/ Me parece un evento muy importante, del cual me llevé la mejor impresión. Ver a tantos empresarios, académicos y público en general, interesados en el tema de la acción social empresarial, promocionando sus programas, conociendo casos, compartiendo sus experiencias, es algo sorprendente, que no había visto en otra parte.

    También resulta ejemplar que dos empresas del tamaño y la trascendencia de Unión Fenosa y Telefónica de España estuvieran dentro de los organizadores, como parte de su compromiso social y ambiental con la sociedad, no sólo española, sino iberoamericana.

    La responsabilidad social empresarial es un concepto que está tomando una importancia creciente y que, día tras día, produce más y mejores resultados. Entre más nos dediquemos a estudiarla, a fomentarla, a promoverla, como se hizo en la II Feria de Acción Social de Valencia, más estaremos abonando la semilla de nuestro futuro.


    Lugar y fecha

    Valencia, España
    2004

    AMÉRICA LATINA Y LA PARÁBOLA DE LOS TALENTOS.

    La Parábola de los Talentos.

    • Quiero en primer lugar agradecer a Televisa, y a mi buen amigo Emilio Azcárraga Jean, la grata oportunidad de participar en este “Espacio 2008: La Oportunidad Ciudadana”, y de poder compartir algunas ideas con la vibrante juventud de México y de América Latina.

    • Una de las historias que más me gusta y que más recuerdo de la Biblia es la “Parábola de los Talentos”, que muchos de ustedes conocen, y que hoy quisiera traer a cuento, no en el sentido religioso, sino filosófico de la misma.

    • Dice esta parábola que el dueño de una hacienda viajó por unos días y, durante su ausencia, le dio a uno de sus empleados cinco talentos (que era la moneda de la época), a otro dos talentos, y a otro uno.

    • Los que recibieron cinco y dos talentos, los pusieron a trabajar y, para cuando volvió su jefe, habían duplicado su valor.

    • En cambio, el que recibió un talento, temeroso de perderlo, lo escondió bajo tierra, de tal forma que, a la vuelta de su señor, sólo tenía el mismo talento que había recibido.

    • Como podrán imaginarse, el dueño de la hacienda recompensó grandemente a los dos empleados que habían duplicado su riqueza, y castigó al tercero, por perezoso.

    • De los dos empleados diligentes, no importó que uno hubiera ganado cinco talentos y el otro dos, pues cada uno había obrado según sus capacidades, y eso era lo importante.

    • Pues bien: esta parábola de los talentos me hace pensar en nuestra querida América Latina.

    • Nuestros países han recibido en custodia muchos talentos, representados en nuestras riquezas naturales y nuestro recurso humano.

    • Depende de nuestros pueblos y de nuestros gobiernos hacer fructificar dichos talentos y ganar el progreso, o quedarnos estancados en el río de la historia, mientras otras naciones y otras regiones del planeta avanzan rápidamente con los talentos que les fueron confiados.

    Igualdad de oportunidades.

    • Es cierto que, en las últimas décadas, hemos avanzado mucho -aunque aún no lo suficiente- en materia de calidad de vida y en los servicios básicos de educación y salud.

    • Sin embargo, los desafíos y el frenesí tecnológico del siglo XXI nos exigen mucho más, a riesgo de perder la carrera del progreso.

    • Permítanme ilustrar este desafío con un ejemplo:

    • Imaginemos dos niños que nacen en algún país de América Latina: uno en una familia con buenos recursos económicos y otro en un ambiente de limitaciones y pobreza.

    • Por fortuna, gracias a los avances a que me he referido, hoy por hoy es posible que ambos niños tengan igual acceso a la educación, y culminen sus estudios secundarios.

    • Hasta aquí tenemos un caso positivo de igualdad de oportunidades.

    • Sin embargo, cuando el niño de bajos recursos llega a su hogar, con tantos conocimientos en su mente, no encuentra la forma de ponerlos en práctica en un computador o de enriquecerlos navegando por internet, pues estas tecnologías no forman parte de su vida cotidiana.

    • En cambio el otro niño, con todas estas ventajas tecnológicas, tiene el mundo a su alcance, y esa igualdad de oportunidades que da la educación se pierde por la brecha tecnológica que existe entre los dos.

    • Volviendo a la parábola del comienzo: ¿Cuántos frutos podemos pedir al primer niño si no le entregamos los “talentos” suficientes para que los produzca?

    • Esto nos lleva a una primera conclusión: En este siglo XXI, cuando la educación y la salud comienzan a estar al alcance de la mayoría, no habrá verdadera igualdad de oportunidades en tanto la tecnología no esté al alcance de todos.

    América Latina y la sociedad del conocimiento.

    • Lo que se aplica para las personas se aplica en mayor escala para las naciones.

    • En un reciente artículo del columnista Andrés Oppenheimer, éste llamó la atención sobre el último estudio del Foro Económico Mundial sobre acceso a internet, que incluyó a 127 naciones.

    • Según este estudio, prácticamente todos los países de América Latina están perdiendo lugares en este ranking frente a los países del Medio Oriente, Asia y Europa del Este.

    • Chile, el país mejor clasificado de nuestra región, cayó del puesto 31, que ocupaba el año pasado, al 34.

    • México bajó del puesto 49 al 58. Brasil, del puesto 53 al 59. Argentina, del puesto 63 al 77.

    • También bajaron Colombia, Perú y Venezuela.

    • Otros países del mundo, en cambio, avanzaron en el listado.

    • Corea del Sur quedó ubicado dentro de los 10 primeros países. Estonia, Eslovenia, Qatar y Lituania están todos clasificados mejor que cualquier país de América Latina.

    • No es que no estemos invirtiendo en tecnología en nuestra región. Lo que pasa es que otras regiones están avanzando a un paso mucho más rápido, ¡y nos están dejando atrás!

    • Esto tiene un peso más grande en nuestro futuro que el que podemos imaginar.

    • Como dicen los autores del estudio, el acceso a internet es, actualmente, la llave para el desarrollo en el largo plazo.

    • Así como antes el desarrollo se basaba en construcción de carreteras, puentes y puertos para exportar, hoy las vías que exige la economía global son las autopistas de la informática.

    • La infraestructura tecnológica es, actualmente, la base de todas las demás industrias.

    El reto de la educación.

    • Pensando en esto, si queremos que nuestros jóvenes produzcan más “talentos” tenemos que entregarles, desde el principio, “talentos” suficientes para que trabajen con ellos.

    • Esos talentos hoy se llaman: educación, ciencia y tecnología.

    • El científico colombiano Rodolfo Llinás, director y profesor del Departamento de Fisiología y Neurociencia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, lo explica con sabias palabras:

    • “La riqueza de un país se mide por el valor del capital humano. Las riquezas naturales (como el petróleo, por ejemplo) se pueden ganar o perder. La riqueza básica de un país está dada por el nivel intelectual de su población”.

    • El mismo doctor Llinás enfatiza que “los países a los que les va bien son los que están tecnológicamente desarrollados. Y no estamos hablando de países históricamente desarrollados, sino de países que hace 40 años estaban muy mal, pero que en este momento tienen un nivel perfectamente increíble”.

    • Aquí tenemos un reto inmenso, queridos jóvenes y queridos amigos de México y el continente: nuestras sociedades tienen que entender que la única forma de evitar quedarnos rezagados del tren de la historia es invertir, con decisión inquebrantable, en educación, ciencia y tecnología.

    • Que cada niño, que cada joven, sin importar su estrato social, tenga un computador y acceso a internet disponible en su escuela, y ojalá en su misma casa.

    • Programas como el de “Un Computador Portátil por Niño” (One laptop per Child) que promueve Nicholas Negroponte desde el Laboratorio de Multimedia del Instituto Tecnológico de Massachusetts, deben ser impulsados por organismos multilaterales y promovidos por nuestros gobiernos.

    Experiencias para compartir.

    • Hoy hablo ante ustedes en mi calidad de ex Presidente de Colombia y quisiera compartir, muy brevemente, algunos programas bandera que pusimos en marcha en el periodo 1998-2002, cuando cruzamos el umbral del tercer milenio, que aún hoy están ayudando a “hacer la diferencia”.

    • Antes que nada teníamos que garantizar que todos nuestros niños tuvieran acceso a la educación.

    • Abrimos más de 700 mil nuevos cupos en las instituciones educativas oficiales, pero fuimos aún más allá, al obrar sobre el tema de la deserción escolar.

    • En efecto, detectamos que, a pesar de tener acceso gratuito a la educación básica, muchas familias pobres no enviaban a sus hijos a la escuela, y los obligaban a trabajar.

    • Para contrarrestar esta tendencia, creamos el programa “Familias en Acción”, a través del cual se entrega un estímulo en efectivo a los padres -sobre todo a las madres cabeza de hogar- de familias de escasos recursos, si comprueban que sus hijos están asistiendo a la escuela y que los llevan, además, a controles de salud y nutrición.

    • Este programa fue tan exitoso que el presidente Uribe, mi sucesor, lo tomó como base de su política social y lo ha ampliado a tal punto que hoy llega a un millón de familias colombianas y se espera que el próximo año alcance a dos millones de familias.

    • En el campo de la tecnología, durante mi Gobierno entregamos 650 aulas de informática que beneficiaron a una población de más de 400 mil estudiantes.

    • Además, creamos el programa “Computadores para Educar”, que aún sigue vigente, a través del cual las empresas entregan los computadores que dejan de usar para que sean reacondicionados y se asignen a escuelas públicas.

    • En cuanto a la penetración de la internet, pusimos en marcha la Agenda de Conectividad denominada “El Salto a Internet”, que generó un incremento del 66% en usuarios de la red y dejó a todas las entidades estatales del orden nacional con presencia en la internet.

    • Esto ha sido un avance fundamental, no sólo para facilitar las gestiones y consultas de los ciudadanos, sino en el campo de la transparencia.

    • Hoy por hoy, todas las licitaciones y las convocatorias para ocupar cargos públicos están disponibles al público en la internet, lo que constituye un dique inmenso contra la corrupción, que siempre prospera en la oscuridad.

    Un nuevo desafío.

    • Hemos avanzado mucho, sin duda, pero hoy quiero llamar la atención sobre el hecho incuestionable de que otras regiones del planeta lo están haciendo a un ritmo mucho más rápido.

    • Tenemos que cambiar de enfoque: No podemos seguir siendo sólo economías centradas en la explotación y comercialización de productos básicos y materias primas.

    • Mientras seguimos pensando únicamente en términos de petróleo, productos agrícolas o, incluso, confecciones, otros países como India y China, o Irlanda, o los que mencioné al comienzo, llevan la delantera en la carrera tecnológica.

    • Es urgente que cerremos esta brecha tecnológica, en dos sentidos:

     Frente a las otras naciones y regiones del mundo

     Y entre los mismos habitantes de nuestras naciones.

    • Confucio decía que “donde hay educación no hay distinciones de clases”.

    • Nuestra obligación hoy, nuestro desafío como pueblos y como gobiernos, es que todos nuestros niños y jóvenes no sólo tengan derecho a la educación sino, también, acceso efectivo a la tecnología.

    • Sólo entonces, si damos a todos la misma cantidad de “talentos”, podemos esperar que los multipliquen en beneficio de sus familias, de sus países y del mundo entero.

    • Ésta es la equidad social que exigen nuestros tiempos y por la que debemos seguir trabajando.

    • Desde este hermoso puerto de Tampico, frente a este joven auditorio, hoy quiero dejarles estas reflexiones y esta invitación.

    • Con el inmenso talento humano de los latinoamericanos, ¡pongamos todo de nuestra parte para que nuestra región supere su rezago y ocupe el lugar que le corresponde en la nueva economía del conocimiento!

    Muchas gracias


    Lugar y fecha

    Tampico, México
    6 de junio del 2008

    Good evening.

    My wife, Nohra, and I wish you a warm welcome to the National Museum of Natural History. We are delighted you can join us on this special evening for Colombia in Washington. It is also a great pleasure to have in this occasion the presence of the Vice President of Colombia, Mr. Francisco Santos, and the Vice Minister of Foreign Affairs, Mr. Camilo Reyes, who give more brightness to this Colombian golden night.

    Once upon a time, the Muiscas tribe would anoint a ruler by rolling him in gold powder, which he then ceremonially washed off in a sacred lake while casting offerings of emeralds and gold into the waters. This took place more than five centuries ago at religious festivals held at Lake Guatavita, near Bogotá, the capital of Colombia.

    It is a wonderful story, isn’t it? This is part of the ancient legend of El Dorado that has captured the imagination of generations throughout the world for several hundreds of years. The Spanish conquistadores traveled endless and dangerous paths searching for this land of gold – a land of treasures, a source of unending wealth, where the caciques bathed in gold lagoons and the women decorated their bodies with gold powder. They journeyed through the magnificent mountain peaks of the Andes and lush Amazon forest lands. Many went mad or died while searching for it, not realizing that El Dorado was right beneath their feet, in the beautiful land that we today know as Colombia.

    Today, the legend of ancient gold comes to Washington, dazzling us with its magic and splendor. On behalf of the Government of Colombia, I would like to thank: the Smithsonian’s National Museum of Natural History, headed by director Christian Samper; Generous sponsor Julio Mario Santodomingo; Greystar Resources, represented here by its president David Roving and Executive Vice President Frederick Fólder; and the Colombian Coffee Federation, represented by Juan Esteban Orduz, for working with us to bring this splendid exhibit to the American people.

    I recently presented to President Bush my credentials as Ambassador of Colombia to the United States. I am pleased that my first public engagement as ambassador is in your company is on this joyous occasion.

    As ambassador of the land of El Dorado, I am honored to share with you the spectacular pieces of gold and cooper works and ceramics, which are on loan from Bogotá’s renowned Museo del Oro.

    The very definition of gold – a very dense, lustrous, highly malleable solid that is often mixed with other metals to make it harder and stronger – in many ways also defines the Colombian spirit. My country is home to 85 different ethnic groups, creating a true melting pot of European, Afro-Caribbean and indigenous communities. We treasure this wealth of diversity. It gives us both strength and unity as a people, as well as a rich and proud cultural heritage. The diversity of our population, combined with their boundless energy, creativity and relentless optimism, creates a culture that sustains and holds the country together, even in the face of adversity.

    While art sustains our spirits, Colombians and Americans are working together every day to advance peace and development in my country. I would like to thank the American people for their continued support and involvement in my country. I feel strong pride for the commitment of both of our nations to promote peace, democracy and cultural exchange and understanding throughout the hemisphere.

    Geography and history have made Colombia and the United States neighbors. But it is the values we share – our mutual love of democracy, freedom and opportunity for all our citizens – that makes us friends.

    Dear friends, the pre-Columbian gold and the legendary treasures of El Dorado which surround us this evening are masterfully accompanied by the musical chords of Colombian guitarist, Nilko Andreas Guarín. I am proud to present this talented artist who has rediscovered and revalued the magnificent contribution that the composer Guillermo Uribe Holguín made to the Colombian and Latin-American music.

    I would like to express my gratitude once again to the Smithsonian’s National Museum of Natural History and its director Christian Samper, and the generous sponsors of this event for making this exhibition a reality. And thank you all for joining us in experiencing the spirit of ancient Colombian gold.

    Nohra and I wish you all a joyous holiday season and the happiest of new years.


    Lugar y fecha

    Washington, Estados Unidos
    13 de diciembre del 2005

    Welcome to the Embassy and thank you for attending this working breakfast about Colombia.

    • I’d like to thank the Council of Americas and its Vice President, Mr. Eric Farnsworth, for bring to this residence such a selected group of businessmen interested in my country.

    • I’d also like to thank all the companies that have joined us this morning.

    • Three weeks ago, presidential elections were held in my country and the current President, Alvaro Uribe, was reelected, obtaining more than sixty percent of the votes. It was a real triumph for our democracy in which close to 13 million citizens voted to elect our President for the next four years, choosing among different candidates, with different tendencies and proposals.

    • From a national security standpoint, Colombia has proven to be a reliable and strategic ally of the United States, and the US a good friend of Colombia. Indeed, US support through Plan Colombia has been a vital element in Colombian government’s achievements and successes in restoring security and growth to our population and our economy. Many of the companies that you represent have experienced this shift first hand.

    • We have made a firm commitment to strengthen our Armed Forces. Our goal has been the professionalization of our military providing them with better training and equipment.

    • We have improved their air mobility to achieve a military presence across Colombia’s vast territory. We improved our intelligence capabilities, and largely increased our troops. Today, our army has 133 percent more combat-ready soldiers than 7 years ago! They have increased from 82,000 soldiers in 1998 to 191,000 in December of 2005.

    • The security indicators are now very positive. In 2005 homicides decreased by 10 percent, kidnappings were down by 51 percent and overall terrorist attacks decreased by 16 percent. People are living in a safer environment and domestic and international tourists are rediscovering Colombia.

    • Talking about economics, Colombia also has one of the more stable economies in Latin America. According to the Inter-American Development Bank, Colombia has had a GDP growth rate of 3.2% over the past 75 years, with only a single year of recession. During the last 25 years, Colombia grew at a rate of 3.1%, compared with a 2.5% annual average in Latin America. Last year our GDP grew more than 5%.

    • We have never defaulted on our international obligations and never experienced the hyperinflation characteristic of other countries in the region.

    • If there is a country eager and ready for development that one is Colombia. I have always said: “We don’t need aid, but trade”. As you know, last February the United States and Colombia, after almost 2 years of negotiations, reached a consensus about a Free Trade Agreement.

    • I hope this Agreement will be approved by American and Colombian congresses and will help my country to further develop its industry and its agricultural potential to successfully compete in the global marketplace.

    • This is a very important topic for you and your companies. With the Free Trade Agreement, US-Colombian trade and investment have a long-term, transparent and predictable framework that encourages new and profitable investments.

    • The United States of America is Colombia’s main trading partner, with more than 14 billion dollars in bilateral trade last year. This FTA agreement consolidates our special relationship into a true, mutually beneficial partnership.

    • I want to emphasize that FTA poses opportunities and challenges for Colombia. Consolidating market access for our exports of goods and services to the biggest market in the world will undoubtedly trigger investment, trade, economic development and growth.

    • The work we have ahead of us here in Washington and in the U.S. is arduous. We need to make sure that Members of Congress, civil society and non government organizations in the U.S. understand the great advantages that this agreement brings, both for the US and for the Colombian population.

    • While my team and I will be working tirelessly to convey this message, you, as people who represent companies that actually do business in Colombia or want to do it, are critical in getting this message to decision makers.

    • We are convinced of the virtues of the Agreement, and would like to have it sent for Congressional consideration as soon as possible

    • I look forward to creating a true partnership with the companies here today, in getting the message of the importance of this agreement across and eventually, in celebrating its entry into force for the benefit of both our countries.

    • To conclude, I just want to emphasize that Colombia is back to the path of progress and peace. While other countries can’t give you a safe environment to business, we have a tradition of stability not only in our democracy but in our economy. We are determined to continue that way and we are improving, day by day, our security conditions.

    • I think I have given you a general view about what it’s happening in Colombia. Now, it will be my pleasure to listen to you and answer any questions you have.

    Desde cuando era joven me llamaban la atención los certámenes de belleza y siempre que podía me escapaba para seguirlos de cerca, admirar la armonía y la simpatía de las concursantes, y disfrutar de unas fiestas inolvidables. Debo confesar que con gusto hubiera aceptado el cargo de “edecán honorario”. Por supuesto, con el tiempo, sentada ya cabeza, vine a apreciar otros aspectos que hacen del Reinado Nacional de Belleza una parte esencial de nuestro patrimonio cultural. El Concurso no sólo exalta la belleza y el talento de la mujer colombiana, sino que respalda durante todo el año las más dignas causas sociales.

    Además, ¡cuántas mujeres hermosas e importantes para el país han desfilado por las pasarelas de Cartagena! Hoy son periodistas, presentadoras, actrices, empresarias, modelos, profesionales y amas de casa, símbolo del esfuerzo y la dedicación de nuestra gente. Catalina Acosta, por ejemplo, que fue una de las cuatro soberanas que me visitaron en Palacio durante mi periodo presidencial -junto con Marianela Maal, Andrea Noceti y Vanesa Mendoza- es hoy la Presidenta de la Asamblea de Cundinamarca. Incluso yo tuve la suerte de contar con una ex-reina como destacada Ministra de Cultura en mi Gabinete: mi buena amiga Araceli Morales, señorita Bolívar 1977.

    Sin duda, todo lo que realce la belleza y el talento debe ser promovido. Como dijo Bécquer: “El espectáculo de lo bello, en cualquier forma que se presente, levanta la mente a nobles aspiraciones”.


    Lugar y fecha

    Cartagena, Colombia
    2004

    Cuando el Cardenal Pedro Rubiano afirmó que le resultaba difícil creer que Ernesto Samper no había visto el elefante que se paseaba por la sala de su casa, expresó un sentimiento de indignación y vergüenza nacional.

    Ernesto Samper se dispone a presidir Unasur con el respaldo del presidente de Colombia, quien hasta el día de hoy no se ha retractado públicamente de una sola de las acusaciones que en su momento hiciese contra Samper por la compra de las elecciones presidenciales de 1994 con dineros del Cartel de Cali.

    El anuncio del nombramiento cocinado en las trastiendas diplomáticas por la canciller colombiana de la mano de su amigo Nicolás Maduro marca un nuevo hito en un gobierno que abandera la corrupción, abiertamente en unos casos y eufemísticamente –“mermelada”- en otros. Para este fin, el presidente Santos no puede haber encontrado mejor portavoz internacional que Ernesto Samper.

    La lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado comienza por la sanción social de sus miembros y asociados en el concierto delincuencial. El premio a Samper, quien además corrompió al Congreso para absolverse, es un mensaje errado del presidente Santos a los colombianos de bien y a la comunidad internacional que ha sido testigo del sacrificio de nuestra gente en esta sangrienta lucha.


    Fecha

    18 de julio del 2014

    ‘La paz está por encima de diferencias políticas’: Pastrana

    El expresidente aceptó este martes invitación de Santos para integrar Comisión Asesora de Paz.

    Por: EL TIEMPO

    El expresidente conservador Andrés Pastrana (1998-2002) aceptó este martes formar parte de la Comisión Asesora para la Paz que orientará al presidente Juan Manuel Santos en lo que resta de las negociaciones con las Farc.

    Pastrana, uno de los más recios críticos del proceso de La Habana, dijo que lo hizo porque “la paz está por encima de diferencias políticas” y que de ninguna manera su disposición a hablar con el Gobierno sobre este tema significa un apoyo incondicional a él.

    ¿Por qué aceptó la invitación si usted es tan crítico del proceso?

    He venido trabajando por la paz desde hace muchos años, y si hay alguien que ha abogado por la paz de Colombia he sido yo. Nos la jugamos en nuestro gobierno, y eso lo conoce el presidente Santos, porque estuvo cercano al proceso.

    Pero, también yo he venido insistiendo desde hace mucho tiempo en la importancia de buscar el gran consenso nacional. Como lo decía el domingo en EL TIEMPO, en Colombia se perdieron los consensos y estamos en los disensos. Creo que este es un primer paso para comenzar a buscar esos consensos en un tema tan importante como la paz.

    Fíjese la gravedad de lo que tenemos en Colombia: según las encuestas, entre un 50 y un 60 por ciento de los colombianos no están de acuerdo con el proceso de La Habana. Por eso, la importancia de que se comiencen a trabajar estos temas que son fundamentales para el consenso de todos los colombianos. (Además: Las implicaciones del cese de bombardeos por parte de las FF. MM)

    ¿Cree que por su experiencia podría aportarle a este proceso desde adentro?

    Le dije al Presidente que aquí de lo que se trata es de aportar en este momento por parte de quienes hemos sido críticos del proceso. Que en esta comisión no deberían estar solo los amigos, sino también quienes hemos sido críticos. Lo que es importante también es aportar. Le pido al Presidente que lo primero que tenemos que conocer es qué es lo que realmente está sucediendo en La Habana y es importante la opinión de figuras independientes, como algunas de las que están hoy en esta comisión.

    Va a ser bueno que haya discusiones y podamos aportar cuando el proceso, según ha dicho el Presidente, pueda estar en dificultades. Pero, además de participar cuando haya dificultades, será interesante aportar sobre temas álgidos, que son el corazón de esta negociación, que creo que es lo que está sucediendo en este momento.

    ¿Va a mantener críticas al Gobierno en otros frentes?

    Aquí no se trata ni de entrar al Gobierno ni mantener posiciones de respaldo incondicionales. Vamos a hablar del proceso de paz, y sobre eso vamos a opinar. Con el presidente Santos mantengo discrepancias sobre temas como el manejo de las relaciones con Venezuela. No significa que nos vayamos a poner de acuerdo sobre todo, simplemente vamos a trabajar por la paz.

    Me dicen que a esta comisión también fueron invitados Marta Lucía Ramírez y Óscar Iván Zuluaga; creo que es importante que existan estas diferencias y estas posiciones en la Comisión, pero no significa ni totalmente estar de acuerdo con el proceso, ni que sea una participación directa con el Gobierno.

    ¿Su llegada a este escenario podría abrir un espacio de mayor comprensión política en otros temas?

    Le dije desde hace muchos años al Presidente: el problema es falta de consenso en la paz, y no puede ser posible que el 50 por ciento del país no esté de acuerdo y el otro 50 por ciento esté de acuerdo. Hay que buscar ese gran consenso. La paz es ese bien común que tenemos todos los colombianos y está por encima de cualquier color o partido político.

    Este martes le planteaba al Presidente que otro de los consensos que debemos buscar en Colombia es el de la justicia. Si no nos ponemos a trabajar seriamente a reformar la justicia en Colombia, el tema de la paz va a ser mucho más complicado, porque sin justicia no puede haber paz. En este momento el tema fundamental es el de la justicia

    ¿Maduro aún es importante para el proceso de paz?

    He mantenido una posición muy distante con el tema de Venezuela. La paz de Colombia no pasa por Venezuela, esa frase me la han escuchado desde hace muchos años. La paz de Colombia la hacemos nosotros, los colombianos. Que Cuba y Venezuela hoy estén como facilitadores del proceso es importante, pero la paz de Colombia la haremos todos los colombianos.

    ¿La aproximación de Washington y La Habana facilitaría más el proceso de paz?

    Sí y no. No conozco cuál es la posición del enviado de los Estados Unidos. Bernard Aronson trabajó en el proceso de paz nuestro (Caguán), pero no sé en este momento cuál es su posición. Por eso, es muy importante conocer qué están opinando dentro del Gobierno y que no conocemos. Me dicen que hay unos temas muy álgidos, como el de la extradición y la lucha contra el narcotráfico. Partamos de una base, el enviado de Estados Unidos por lo general protege los intereses de su país, no de terceros. Además, Washington no es aún un facilitador del proceso, solo es un observador.

    ¿Insistirá en esa comisión que los responsables de delitos de lesa humanidad deben pagar cárcel?

    Lógico, vamos a llevar la postura de la Corte Penal Internacional, que es la misma de Kofi Annan, quien dijo: “con impunidad no hay paz”, y esa es nuestra postura. Se lo dije a las Farc en su momento, ojo que la CPI entra en vigor, y una vez lo haga será distinto. Y eso pasó. Nuestro mensaje es claro, con impunidad no habrá paz.

    ¿Se pude pensar que usted también volverá a la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores?

    No, eso es otra cosa, es un tema totalmente distinto. La Canciller y el Presidente han roto consenso, hay diferencias muy graves en este momento. La Canciller escribió una página muy vergonzosa para la diplomacia colombiana al estar detrás del Secretario de Unasur (Ernesto Samper) y avalar el mensaje de que en Venezuela hay democracia y se respetan los derechos humanos.

    ¿Aceptar este acercamiento a Santos lo aleja de Uribe?

    Cuando apoyamos al candidato del presidente Uribe le dijimos que era necesario exigir el desminado y sacar a los niños del conflicto armado, y ambos puntos, sin decirlo directamente, han sido los temas más álgidos esta semana.
    En el tema de la paz, en este caso, hemos mantenido estas propuestas. Además, Uribe es Uribe y Pastrana es Pastrana, pensamos cosas distintas, porque he sido un hombre de paz y me la he jugado por la paz. La paz está por encima de cualquier diferencia política.

    EL TIEMPO


    Fecha

    11 de marzo del 2015

    inline_827_http://andrespastrana.org/apav2/wp-content/uploads/2015/08/CARTA-PRESIDENTE-URIBE.jpg></img></br><h2>Lugar y fecha</h2>Ciudad de Guatemala, Guatemala
13 de noviembre de 2013

</div></p>

    Copyright2020 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved