• Banner textos

  • COLOMBIA ES UN SENTIMIENTO QUE NOS INVADE A LOS QUE HEMOS TENIDO LA SUERTE DE NACER EN SU SUELO

    Apreciados amigos, colombianas y colombianos en el mundo:

    Colombia es un sentimiento que nos invade y nos sobrecoge a todos los que hemos tenido la suerte de nacer en su suelo. Colombia es una bandera tricolor que nos hace vibrar con solo mirarla; es un himno que nos pone de pie con sólo escuchar sus primeras notas; está en las canciones, el folclor, el paisaje y la comida que nos identifican y nos unen; está en las hazañas de nuestros deportistas y la consagración de nuestros científicos; nos llena de orgullo desde las letras inmortales y las pinceladas de color de nuestros artistas.

    Colombia es un desafío y un compromiso que corre por nuestras venas, así estemos viviéndola desde la distancia. Colombia es una esperanza pero también es un dolor que nos agobia el alma cuando pensamos en la violencia insensata de unos pocos o en las dificultades económicas que hoy, por fortuna, comienzan a superarse.

    Yo sé, queridos compatriotas en el exterior, que muchos de ustedes no viven tiempos fáciles, que lo más duro es recordar a aquellos seres queridos que se han dejado atrás y que la vida los pone a prueba muchas veces por su condición de extranjeros.

    Pero sé también que todos y cada uno de ustedes, desde donde se encuentran, no han dejado de aportar a los suyos y a su Patria; no han dejado de quererla ni de acompañarla con el corazón y los hechos.

    Colombia tiene en ustedes a miles y miles de embajadores que son la cara de nuestro país frente al mundo. De su conducta depende, en buena parte, la imagen que se proyecte de él y de su gente. Ustedes y yo sabemos que la inmensa mayoría de los colombianos somos gente honesta, vital y trabajadora, llena de talento y de ingenio, y eso es lo que debemos demostrarle al mundo. ¡Que donde hay un colombiano hay un ser humano digno y una oportunidad de crecimiento para todos!

    Mi lucha, la del Gobierno y la de millones de compatriotas que seguimos trabajando desde nuestra tierra por un futuro mejor, es difícil pero comienza a dar resultados. Para dar algunos ejemplos, la inflación sigue siendo de un dígito y muy posiblemente estará alrededor del 8% este año; la economía crecerá de nuevo en el 2001 por encima de lo que crecimos el año pasado; las exportaciones no tradicionales y la industria siguen aumentando, y el sector agropecuario se encuentra en un buen momento; el desempleo nacional, que era del 16.4% en enero hoy es del 14.3%. Estos son sólo algunos logros dentro de muchos que nos hemos fijado, pero vamos en la dirección correcta, no les quepa duda.

    No se puede negar que la inseguridad sigue siendo un complejo problema en nuestra tierra, por la acción de la delincuencia y de los grupos armados al margen de la ley. Pero estamos trabajando para terminar con ella. Por una parte, avanzamos a ritmo sostenido en las conversaciones del proceso de paz, que ya han traído a la libertad a 360 soldados y policías de nuestra Patria. Por otro lado, y en tanto los violentos persistan en su insensatez, continuamos fortaleciendo nuestra Fuerza Pública como nunca antes en nuestra historia.

    Colombia, además, hoy forma parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y ha recuperado su dignidad internacional. ¡Ésta es una tarea que ustedes pueden ayudar a reafirmar!

    Seguimos trabajando, seguimos avanzando, al igual que lo hacen tantas colombianas y tantos colombianos que aportan su esfuerzo y su talento en otras latitudes del planeta.

    De corazón les transmito hoy, como Presidente de la República, el abrazo de todos sus compatriotas.

    ¡Que Dios bendiga a Colombia y a todos los hijos de esta nación que nunca abandonará su derecho a la esperanza!


    Lugar y fecha

    Bogotá, Colombia
    20 de julio del 2001

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2021 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved