• Banner textos

  • CON OBRAS CONCRETAS LES CUMPLIMOS A LOS HABITANTES DE QUIBDÓ Y DEL CHOCÓ

    VISITA A QUIBDÓ 

    ¡No podía, ni quería, terminar mi Gobierno sin volver a visitar este querido departamento del Chocó y sin venir a esta ciudad de Quibdó, donde tenemos tanto para compartir con sus habitantes!

    Acabamos de llegar de Vigía del Fuerte, en el Urabá antioqueño, y de Bellavista, la adolorida población del Chocó donde las FARC dejaron hace tres meses su huella de dolor y de espanto, en la cual anunciamos las medidas que tomamos recientemente a través del documento Conpes 3180, por el que creamos el Programa para la Reconstrucción y Desarrollo Sostenible del Urabá Antioqueño y Chocoano y del Bajo y Medio Atrato. A través de este documento y las medidas que contiene estamos destinando 5 mil millones de pesos del presupuesto nacional para desarrollar diferentes proyectos de reconstrucción en la zona.

    Pero las noticias que nos reúnen hoy en Quibdó, las buenas obras que estamos dejando para su desarrollo, son muchas más, y por eso hemos venido para contarlas personalmente y para compartirlas con ustedes, con las gentes de este departamento que reclama toda la atención de nuestro Gobierno.

    Todos sabemos que el suministro de energía es un servicio básico para mejorar la calidad de vida de los colombianos, y por eso hemos hecho todos los esfuerzos posibles para que los chocoanos cuenten con energía y para que el suministro ininterrumpido de energía en este departamento sea una realidad.

    Por ello me siento muy feliz al reunirme con ustedes para dar al funcionamiento oficialmente la nueva empresa Distribuidora del Pacífico S.A. E.S.P. –DISPAC-, creada en diciembre del año pasado para que asuma los servicios de energía con los cuales la empresa Electrificadora del Chocó cumplía en forma limitada.

    Con una inversión que supera los 96 mil millones de pesos, que se efectuará hasta el año 2006, y de la cual se está ejecutando este año un 24%, es decir 22.800 millones de pesos, la Nación le está cumpliendo a los chocoanos creando esta nueva empresa, como una solución integral y de largo plazo que tendrá los recursos necesarios y una adecuada gestión para prestar un servicio digno para los habitantes del Chocó.

    Además de lo anterior, teniendo en cuenta la vulnerabilidad ante las contingencias en la línea Bolombolo-Quibdó, estamos adelantando, con recursos de la Nación, la construcción de la línea Virginia-Cértegui, una línea a 115 kilovatios de 138 kilómetros de longitud, en circuito sencillo, adicional a la línea existente, con la cual estamos mejorando el servicio eléctrico en el departamento. Para esta obra se invertirán 48 mil millones de pesos, de los cuales hemos ejecutado hasta ahora 3.250 millones.

    ¡Así que, amigos del Chocó, aquí tienen esta nueva empresa, DISPAC, y esta línea Virginia-Cértegui avanzando, con una inversión total que superará los 144 mil millones de pesos, para que ustedes tengan energía, como lo merecen todos los colombianos! ¡Cuídenla, vigilen su correcto manejo, háganla suya, para que DISPAC se convierta en símbolo de eficiencia y de progreso para las gentes del Chocó!

    Queridos amigos:

    ¡Qué bueno venir a Quibdó y presenciar tantos adelantos! Ahora mismo, después de este acto, vamos a inaugurar la nueva sede de la Fiscalía General de la Nación en esta ciudad, la cual requirió una inversión de más de 10 mil 500 millones de pesos por parte de este organismo, y mejorará, por supuesto, los servicios a los chocoanos de esta importante entidad de la rama judicial, en beneficio de la lucha contra el delito.

    Y lo que estamos haciendo en el Chocó y en todo el Pacífico colombiano en materia de tierras, a través del Incora, sí que merece capítulo aparte.

    El articulo 55 transitorio de la Constitución Política de 1991, sobre la base de que Colombia es una nación multiétnica y pluricultural, reconoció a la Comunidad Negra del país como grupo étnico, con derechos territoriales, étnicos y ambientales sobre las tierras baldías ancestralmente ocupadas en la cuenca del  Pacífico y en otras regiones del país.

    A través del INCORA, en desarrollo de su Programa de Atención a Comunidades Negras, mi Gobierno se comprometió con la ambiciosa meta fijada en 1996 de titular cinco millones de hectáreas para las comunidades afrocolombianas.

    Como quiera que hasta agosto de 1998 sólo se había titulado poco más de un millón de hectáreas, yo me comprometí a fondo con este tema para que la meta de 5 millones de hectáreas tituladas a las Comunidades Negras del Pacífico pudiera alcanzarse por lo menos en el año 2003. ¡Hoy vengo a decirles, con inmensa satisfacción, que la meta quedará cumplida este mismo año gracias al compromiso que le pusimos a este tema!

    En efecto, durante mi mandato hemos titulado hasta ahora, con este programa, cerca de 3 millones de hectáreas, beneficiando a 785 comunidades negras integradas por 31.600 familias y 166 mil personas. Así pues, alcanzamos un acumulado total a la fecha de 4 millones  22 mil hectáreas tituladas desde cuando se fijó la meta, beneficiando a más de 42 mil familias y 220 mil personas.

    Pero las buenas noticias no terminan aquí, pues en lo que resta del presente año el INCORA tramitará 81 títulos colectivos por 984.484 hectáreas, para beneficiar 25.423 familias más, de las cuales cerca de 517 mil hectáreas serán tituladas en el Departamento del Chocó, un trámite que ya está avanzado en un 70%.

    Así que, si sumamos las 4 millones 22 mil hectáreas que se han titulado hasta hoy con las más de 984 mil que se titularán antes de terminar este año podemos decir que, en el 2002, ¡dejamos cumplida la meta de titular 5 millones de hectáreas a cerca de 75 mil familias afrocolombianas en toda la zona del Pacífico Colombiano, logrando así el 100% de lo proyectado!

    Vale la pena destacar que dentro de la zona del Pacífico Colombiano el departamento del Chocó ha sido el más beneficiado, ya que durante mi período de Gobierno el INCORA expidió 36 títulos colectivos por 2 millones 95 mil hectáreas, para beneficiar 18.200 familias de este departamento.

    Hoy, precisamente, recibirán 17 títulos colectivos, que representan  1 millón 413 mil hectáreas, más de 14 mil 500 familias de este departamento.

    Y no sólo les reconocemos el derecho que tienen sobre la tierra, sino que, además, para complementar la política de tierras, el Incora ha financiado en el Departamento del Chocó 10 proyectos productivos, que contribuyen a mejorar los ingresos y la calidad de vida de las comunidades beneficiarias.

    No podemos desconocer que las comunidades negras han sido víctimas del desplazamiento por causa de la violencia. Por este motivo este año el Incora suscribió un convenio interadministrativo con la Gobernación del Chocó por un valor de 500 millones de pesos para la adquisición de predios de paso destinados a la reubicación temporal de las familias desplazadas del Río Atrato que se encuentran asentadas provisionalmente aquí en Quibdó.

    Hoy mismo entregaremos los primeros tres predios de paso para comunidades negras desplazadas por la violencia, adquiridos en desarrollo de este convenio. Son 124 hectáreas, para la atención de 26 familias, con una inversión de 137 millones de pesos.

    ¡Y también trabajamos por la tierra de los indígenas! Esta tarde entregaremos la titulación a comunidades indígenas de la zona, con la constitución de resguardos en los municipios de Acandí, Sipí, Bajó Baudó, Lloró y Medio Baudó,  para beneficio de 206 familias en un área de 22.541 hectáreas y la ampliación de resguardos en los municipios de Bajo Baudó, Lloró y Tadó, en un área de 6.382 hectáreas, para beneficio de 245 familias.

    ¡Así les cumplí al Chocó y al Pacífico, a las negritudes y a los indígenas, con mi compromiso con la titulación de tierras!

    En todo el país, hemos titulado, a través del Incora, nada menos que 6 millones 600 mil hectáreas a más de 100 mil campesinos, colonos, indígenas y afrocolombianos. ¡Esto sí es, queridos amigos, la verdadera revolución de la tierra! ¡Ésta sí es la verdadera reforma agraria que los violentos tanto pregonan, pero que sólo realizan a punto de desplazamiento y muerte! Pero no es así cómo se hace una reforma agraria: ¡se hace con voluntad política, con títulos jurídicos y con ganas de servir a la gente!

    Apreciados amigos:

    El Plan Colombia, el plan social más ambicioso en la historia de nuestro país, también está en marcha en el Chocó, donde hemos invertido en este cuatrienio más de 72 mil 300 millones de pesos.

    A través de nuestro programa Empleo en Acción aprobamos aquí en Quibdó 16 proyectos que generan 700 empleos con una inversión total de 787 millones de pesos, y en todo el departamento hemos aprobado 27 proyectos que generan 1.211 empleos, con una inversión cercana a los 1.700 millones de pesos.

    Igualmente, con nuestro programa Familias en Acción llegamos a 4 municipios del departamento, beneficiando a 1.703 familias, con subsidios directos para la nutrición y los gastos educativos de sus hijos menores, con una inversión de 573 millones de pesos para este año.

    En cuanto a nuestro programa Vías para la Paz realizamos en el departamento una inversión de 59.266 millones de pesos para  la pavimentación y mantenimiento de la carretera Quibdó–Yuto-Las Ánimas y de la vía entre Santa Cecilia y Apía, en Risaralda.

    Hoy mismo tendremos la inmensa alegría de inaugurar los 18 kilómetros del sector Quibdó-Yuto, con una inversión total de 17.051 millones de pesos, la cual hace parte de los trabajos de rehabilitación del tramo Quibdó-Yuto-Cértegui, por un total de 40 kilómetros, cuya inversión total supera los 33 mil millones.  Esta carretera constituye una columna vertebral para el departamento, integrando el comercio de la región sur del país con Quibdó.

    Las obras en el sector Yuto-Certegui, para completar todo el tramo Quibdó-Yuto-Cértegui, se terminarán en septiembre de este mismo año.

    Y miren esto: Antes de mi Gobierno el Chocó sólo contaba con 4 kilómetros de vías pavimentadas. Hoy, gracias a los recursos asignados, ¡antes de un año contarán con más de 60 kilómetros!

    Con este proyecto contribuimos a sacar del aislamiento al departamento del Chocó a través de una vía más corta y cómoda, que conectará Quibdó con los departamentos de Risaralda, Valle y el resto del país. Se lograrán, además, ahorros en tiempo de viaje entre Quibdó y las Ánimas de más de una hora y en costos de mantenimiento de 118 millones de pesos por kilómetro al año. ¡Les prometí trabajar por esta carretera y hoy estoy aquí, con ustedes, para decirles que aquí ya tienen la primera parte terminada!

    ¡Así le cumplimos al Chocó, y le entregamos una de las vías más importantes para su desarrollo y su conexión con el resto de Colombia!

    Y no paran ahí nuestros trabajos con Vías para la Paz. También se están destinando 1.688 millones de pesos a la construcción de 4 puentes en carreteras secundarias del departamento, 1.500 millones de pesos para la pavimentación de la pista del aeropuerto de Acandí, cuya licitación se abrió hace dos semanas, y 570 millones al mantenimiento de vías de la red terciaria en 6 municipios del departamento.

    De esta manera completamos un compromiso de inversión total de Vías para la Paz en este departamento superior a los 63 mil millones de pesos.

    Además, es resaltable que el Invías, con una inversión de 1.293 millones, realizó, entre otras, obras en concreto hidráulico en los accesos a Quibdó por la ruta sur hacia el Valle y Risaralda, las cuales se terminaron en diciembre del 2000. También se aprobaron recursos a través del Fondo Nacional de Regalías para proyectos viales en el departamento por un valor de 7.774 millones de pesos. A través de Caminos Vecinales invertimos, además, en las vías terciarias del departamento 31.570 millones de pesos.

    En cuanto al sector fluvial, de tanta importancia para el Chocó, se adelantaron obras de Dragado en el brazo Matutugo del río Atrato por más de 3.270 millones de pesos. Y a nivel de infraestructura aérea, a través de la Aeronáutica Civil, se invirtieron 1.975 millones de pesos en todo el departamento en el cuatrienio.

    También dentro del marco del Plan Colombia, en nuestro programa Obras para la Paz-Gestión comunitaria, que adelanta el Ministerio de Transporte, hemos trabajado en 13 proyectos para igual número de municipios por un valor de 5.947 millones de pesos. Son polideportivos, centros comunitarios, módulos educativos o baterías sanitarias que mejorarán la vida de los habitantes de 13 municipios del Chocó.

    Queridos amigos de Quibdó y del Chocó:

    Es bueno poder venir, a poco más de una semana de entregar mi Gobierno, y decirles que, además de todos los esfuerzos hechos en el desarrollo del Plan Colombia, durante mi Gobierno destinamos recursos del Presupuesto General de la Nación para el Chocó por cerca de 400 mil millones de pesos.

    De estos recursos se encuentran por ejemplo los 55.200 millones de pesos invertidos en atención a la niñez y a la familia a través del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

    También instalamos teléfonos comunitarios para que más chocoanos se comuniquen más fácil con sus compatriotas. A través de Compartel, aquí en Quibdó instalamos 57 puntos de telefonía rural comunitaria con una inversión de 469 millones de pesos e instalaremos un centro de acceso comunitario a internet por un valor de 63 millones.

    Igualmente, en todo el departamento instalamos 366 puntos de telefonía rural comunitaria con una inversión de 3 mil  millones de pesos y beneficiamos a una población de 190 mil habitantes. Por todo Chocó instalamos 9 puntos de Internet por un valor de 276 millones de pesos y beneficiamos a 13 mil habitantes.

    Como ustedes saben, en mi Gobierno la vivienda ha sido siempre una prioridad. Por ello asignamos en este departamento 700 subsidios familiares de vivienda con una inversión de 3.056 millones de pesos. De ellos, 503 subsidios fueron entregados a familias de Quibdó

    En el tema de la educación, instalamos en este departamento el año pasado 14 aulas de informática con una inversión de 1.040 millones de pesos. Igualmente a través del programa Plan Padrino, que promueve Nohra, se construyó la Escuela Urbana Mixta Buenos Aires aquí en esta ciudad por un valor de 89 millones de pesos. En total invertimos en el desarrollo de 22 proyectos de infraestructura educativa por un valor de 2.154 millones de pesos. En educación superior se asignaron 396 millones de pesos a la Universidad Tecnológica del Chocó y, en apoyo a la formación para el empleo, a través del SENA se han asignado 7 mil millones de pesos al Centro Multisectorial de Quibdó.

    Y también pudimos ayudar a mejorar la salud de los chocoanos. Invertimos en la red pública de hospitales y centros de salud de Quibdó 12.500 millones de pesos y en todo el departamento  recursos por 17.600 millones de pesos. Desde el inicio de este cuatrienio nuestro régimen subsidiado de salud en esta ciudad se ha incrementado en un 11%, atendiendo a 34 mil personas, y en el departamento se ha incrementado en un 22%, atendiendo a  179 mil personas. La asignación de recursos en programas de salud pública para el cuatrienio en el departamento del Chocó fue de 10.772 millones de pesos.

    En el tema del servicio de alcantarillado también nos comprometimos con Quibdó, y estamos apoyando su Plan Maestro con 580 millones de pesos, a través del Ministerio de Desarrollo. Igualmente, asignamos recursos para proyectos de acueducto y alcantarillado en todo el Chocó, a través del Fondo Nacional de Regalías, por un valor de 5.438 millones de pesos beneficiando a una población superior a los 200 mil habitantes, lo cual incluye un aporte de 1.850 millones de pesos también para el Plan Maestro de Alcantarillado de esta ciudad.

    En total, a través del Fondo Nacional de Regalías, para diversos proyectos de infraestructura de servicios, vial, social y cultural, se aprobaron recursos en este cuatrienio para todo el departamento por 27 mil millones de pesos.

    También apoyamos la población rural del Chocó. En este sentido, otorgamos subsidios de vivienda de Interés Social Rural para 801 familias campesinas por  un valor de 3.115 millones de pesos. Es más: esta misma mañana, en Bellavista, municipio de Bojayá, firmamos 3 convenios para entregar subsidios a 98 familias de este municipio que los colombianos llevamos en el corazón.

    Por otra parte, con recursos del Fondo de Cofinanciación para la Inversión Rural-DRI actualmente se adelantan en el departamento proyectos de infraestructura, tales como acueductos, vías rurales, electrificación rural y control de inundaciones, por un valor de 1.400 millones de pesos. Valga resaltar que el día de hoy el Ministerio de Agricultura está entregando a la Gobernación la motonave “Doris Gil” para su uso, con un valor superior a los 124 millones de pesos.

    A través del IPSE invertimos también más de 2.450 millones de pesos  en obras de electrificación en los dos últimos años, como la que hoy disfruta Bahía Solano.

    De otra parte, en el campo del medio ambiente en este cuatrienio asignamos recursos en el Chocó por un valor cercano a los 7.800 millones de pesos.

    Finalmente, quiero resaltar que durante mi Gobierno el Chocó recibió, por concepto de transferencias de la nación y el sistema  general de participaciones, cerca de 663 mil millones de pesos.  Al hacer la comparación se observa cómo con el nuevo sistema que dejamos gracias a la reforma constitucional que impulsó m Gobierno, el Chocó pasó de unas transferencias per cápita de 282.806 pesos a 502.374 pesos, muy por encima del promedio nacional, que es  de 256.026 pesos.

    Adicionalmente, hemos invertido a través del Plan Pacífico, que coordina el Ministerio de Desarrollo, más de 8 mil millones de pesos en el Chocó en los componentes de desarrollo institucional, servicios sociales básicos y desarrollo de actividades productivas de esta querida región de Colombia.

    Queridos amigos:

    Hoy tenemos buenas noticias para el Chocó pero también excelentes noticias para todo el país, que hoy, desde Quibdó, quiero resaltar en toda su importancia.

    La aprobación del Congreso norteamericano del proyecto de ley para prorrogar y para ampliar a varios productos que antes no estaban cubiertos por el Acuerdo de Preferencias Arancelarias Andinas -ATPA- ya es una realidad.

    Después de varios años de esfuerzo continuo de parte de mi Gobierno, en conjunto con los empresarios, y gracias a una activa diplomacia, hoy podemos decirle al país que ¡tenemos ATPA prorrogado y ampliado hasta diciembre del año 2005!

    Este acuerdo establece grandes beneficios para los productos que vendemos desde Colombia a los Estados Unidos, haciéndolos altamente competitivos y mejorando nuestras exportaciones hacia ese país.

    Y no sólo se prorroga el ATPA en el tiempo sino que, además, se amplían sus beneficios a productos que antes no estaban cobijados, tales como las confecciones y textiles, el calzado, las manufacturas de cuero y el atún enlatado, entre otros, de forma que, en adelante, estos productos colombianos podrán exportarse a Estados Unidos sin pagar aranceles o pagando aranceles mínimos.

    En total, el 75% de los productos que exportamos a los Estados Unidos -óigase bien: ¡el 75%¡- ingresarán sin arancel. Y eso no es todo: a los exportadores que hasta hoy hayan pagado aranceles durante los meses transcurridos entre diciembre del año pasado, cuando venció el Acuerdo, y el día de hoy, les será devuelto su dinero.

    El año pasado Colombia exportó a los Estados Unidos cerca de mil millones de dólares en productos amparados por los beneficios del ATPA. Ahora, con la aprobación de su prórroga y su ampliación a nuevos productos, incrementaremos nuestras exportaciones cobijadas por estos beneficios en más de un 50%, lo que significa que esperamos exportar, gracias a esta excelente noticia que les estoy compartiendo hoy, ¡más de 1.500 millones de dólares en productos con preferencias arancelarias!

    A los 150 mil empleos que ya estaba generando el ATPA en Colombia esperamos que desde hoy se sumarán más de 160 mil nuevos empleos, pues precisamente es esta industria manufacturera la que más trabajadores y mano de obra utiliza. Escuchen esto: ¡Más de 310 mil familias de colombianos tendrán, gracias al ATPA, ingresos estables!

    Éste es el resultado de los viajes de trabajo que realizamos y del gran esfuerzo diplomático, que hoy se ve recompensado por el bien de todos los colombianos y es, sin la menor duda, una excelente noticia y una herencia muy positiva para el próximo Gobierno, que podrá despegar con estos nuevos empleos y seguir avanzando en la tarea que cumplimos para promover las exportaciones como uno de los más potentes motores de la economía nacional.

    A esta buena noticia se une la aprobación, también en el Congreso de los Estados Unidos, para que la ayuda que ese país ha dado a las Fuerzas Militares, destinada a la lucha antinarcóticos, se pueda usar también en la lucha contra el terrorismo, es decir, contra las FARC, el ELN y las autodefensas.

    Éste es un cambio fundamental en la historia de la cooperación entre Estados Unidos y Colombia, pues, por primera vez, tendremos ayuda directa para combatir el terrorismo, que es el problema que hoy nos afecta más a todos, como lo saben ustedes mejor que nadie, aquí en el Chocó, tan golpeado por la violencia y el desplazamiento.

    Este proyecto otorga, además, 117 millones de dólares al Departamento de Estado de los Estados Unidos para la lucha antinarcóticos. De esta suma, una cantidad irá a la creación de una unidad militar en Colombia destinada a la lucha contra las autodefensas ilegales, 6 millones de dólares irán para la protección del oleoducto Caño Limón – Coveñas y 10 millones para atención al desplazamiento interno.

    De esta forma, dejamos más y más herramientas vitales que al próximo Gobierno, que le serán de gran utilidad para reforzar la seguridad y garantizar la tranquilidad de todos los colombianos.

    Queridos amigos de Quibdó y del Chocó:

    La empresa y las obras de las cuales hacemos entrega el día de hoy significan una nueva y mejor calidad de vida para ustedes, los habitantes de Quibdó y del Chocó.

    Como dije al inicio, no podía dejar de venir a estar con ustedes y compartir lo que hicimos por el Chocó, y por eso vengo hoy en los últimos días de mi mandato. Porque no he cesado un solo día de trabajar y jamás lo dejaré de hacer hasta que veamos convertidos nuestra querido Chocó y nuestra querida Colombia en territorios de progreso y de paz, como los que merece el pueblo colombiano.

    Sigan adelante, amigos chocoanos. Cuiden estas obras y esta empresa que hoy dejamos; trabajen y hagan prosperar la tierra que hoy titulamos; avancen hacia el progreso por la carretera Quibdó-Yuto. ¡Chocó hoy tiene razones para creer en su futuro!

    Muchas gracias.


    Lugar y fecha

    Quibdó, Colombia
    29 de julio del 2002

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2020 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved