• Banner textos

  • ENCUENTRO CON JÓVENES EMPRESARIOS

    I. Introducción

    Es un gran honor para mí dirigirme hoy ante ustedes, sobre todo en un momento tan decisivo para Colombia. Por eso he venido hoy a contarles lo qué estamos haciendo y las perspectivas y oportunidades que gracias a ellos tenemos.

    II. La Economía Colombiana Hoy

    Nuestra estrategia:

    Déjenme comenzar entonces por contarles muy brevemente en donde nos encontramos en materia económica y hacia donde nos dirigimos. Si algo ha caracterizado a la economía colombiana durante este siglo es su estabilidad y su solidez: crecimiento positivo, desempleo moderado, política fiscal sana y nunca una hiperinflación. Sin embargo en 1999, por primera vez en 70 años, tuvimos que pagar con una recesión los errores de política económica que cometimos en los 90’s: Permitimos que tanto el sector público como el privado se endeudaran por encima de su capacidad real de pago.

    No consolidamos las reformas que a comienzos de la década introdujo la nueva constitución Y sobre todo no corregimos a tiempo el crecimiento desaforado del gasto público [especialmente durante el gobierno pasado, debido a las grandes presiones políticas que este tuvo que enfrentar] Así, cuando comenzó mi administración teníamos una economía en caída libre y dando los primeros síntomas de recesión: un déficit fiscal por encima del 5%, tasas de interés superiores al 40%, desempleo creciente, inestabilidad cambiaría y un deterioro acelerado de la cartera del sistema financiero. Ante esta situación, lo primero que hice fue diseñar un programa económico en dos etapas orientado primero a detener la caída y luego a impulsar la recuperación.

    Como parte de esa primera etapa implementamos un programa de reducción del gasto público que nos dio el espacio y la credibilidad necesarios para bajar las tasas de interés, liberar la tasa de cambio y mantener la inflación bajo control. Gracias a estas medidas tenemos hoy una tasa de cambio estable y competitiva, logramos bajar la tasa de interés al 11% y tenemos por primera vez en décadas una inflación de 1 dígito. Sin embargo, lo más importante de estas medidas es que prepararon el terreno para la recuperación que hoy empezamos a ver: La industria está creciendo casi al 10 %, liderada por sectores que están creciendo por encima del 20% como los textiles, los papeles y los químicos.

    Las exportaciones están creciendo al 30%, en especial aquellas que van a Estados Unidos y la Comunidad Andina;

    El sistema financiero está mejorando su desempeño, elevando la calidad de su cartera y abriendo cada día más las compuertas del crédito a los empresarios e inclusive el sector agrícola está creciendo poco a poco. Para este año las perspectivas son buenas. Además del efecto de la tasa de cambio y la tasa de interés, los buenos precios del petróleo, y el dinamismo de la economía de Estados Unidos –nuestro principal socio comercial- nos permiten esperar un crecimiento de 3%. [Cifra que no es espectacular, pero si muy buena frente al 5% negativo del año pasado].

    De Aquí en Adelante

    Sin embargo, y para asegurar que la recuperación económica se consolide y sea perdurable, nuestras acciones van a seguir concentrándose en tres áreas:

    Sanear el sistema financiero ayudándolo a capitalizarse, y facilitando la reestructuración de deudas de manera eficiente y expedita [ley de intervención económica]

    Seguir muy seriamente con el ajuste fiscal de manera estructural [reforma a las transferencias, tributaria pensional, ley de juegos de azar, y privatizaciones] volcándonos de lleno a la inversión extranjera y a los mercados internacionales. Este último es punto muy importante porque es la única manera que tenemos de asegurar un crecimiento sólido y sostenible en el largo plazo. De hecho en esta materia queremos dejar una base sólida que nos permita explotar nuestras ventajas comerciales:

    • Tenemos acceso preferencial a 500 millones de consumidores en Europa, EU, México y la CAN
    • Somos autosuficientes en gas, energía y recursos naturales
    • Tenemos una posición geográfica privilegiada, con zonas especiales de exportación en ambas costas que permiten no pagar impuesto de remesas, importar sin aranceles y no pagar impuesto de renta hasta el 2002
    • Tenemos un régimen de aduanas moderno y simplificado
    • Tenemos una larga y reconocida estabilidad democrática
    • Ofrecemos oportunidades muy rentables de inversión en telecomunicaciones (pcs y privatizaciones), minería y gas, petróleo, transporte (concesiones), y manufacturas y Agricultura (palma, frutas)

    Quiero terminar diciéndoles que tal como lo demuestra el manejo que le he dado a la economía hasta ahora, continuaré siguiendo los 3 principios que considero debe tener la política económica:

    • Tener como prioridad el largo plazo
    • Tomar decisiones responsables por impopulares que ellas sean y darle prioridad al crecimiento pero sin descuidar la distribución, porque un país próspero pero sin oportunidades para todos no es viableEstoy seguro que por este camino, tal como lo demuestran los frutos que la reactivación nos permite cosechar hoy, vamos a entregar un país preparado para enfrentar los retos que nos impone este siglo.

    Quiero detenerme aquí y más bien darle paso a las preguntas que ustedes tengan

    Muchas Gracias


    Lugar y fecha

    Cartagena, Colombia
    19 de mayo del 2000

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2020 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved