• Banner textos

  • ESPAÑA CREE E INVIERTE EN COLOMBIA

    INAUGURACIÓN DEL CALL CENTER DE ATENTO COLOMBIA 

    Con gran beneplácito ha recibido el Gobierno Nacional la importante decisión de Telefónica de España de realizar su segunda incursión en el mercado de las telecomunicaciones y las tecnologías de la información en Colombia. Ya lo había hecho el año pasado con la creación de Telefónica Data, una reconocida empresa del sector en la prestación de servicios de valor agregado. Y hoy saludamos con entusiasmo la visionaria iniciativa de fundar este Centro Integral de Atención. Esperamos, por supuesto, que sea una escala más dentro del ambicioso proyecto de inversión en nuestro país que está desarrollando esta empresa líder de las telecomunicaciones en Europa y Latinoamérica.

    Sin duda alguna, Telefónica de España, a través de su filial Atento, se ha convertido en uno de los principales proveedores en la América del Sur de servicios básicos de telefonía, larga distancia, telefonía celular, comunicación de datos, televisión por cable e Internet, contando con una red de usuarios a nivel continental de más de 27 millones de personas.

    Ahora Telefónica llega a Colombia para instalar el más grande Call Center que hasta la fecha funcione en el país, realizando una inversión inicial de 8 millones de dólares, que proyecta alcanzar –como lo anunció don Pedro Villar- los 25 millones de dólares en el curso de los próximos cuatro años.

    Cuando he visitado los diferentes países amigos que en todo el mundo han manifestado su apoyo generoso al proceso de paz que adelantamos con las fuerzas insurgentes, he insistido en la confluencia de dos estrategias que en el contexto de nuestras relaciones internacionales se articulan y complementan.

    Nuestra diplomacia por la paz y la diplomacia por la economía son caminos paralelos que nos conducen a un destino común, porque tenemos absolutamente claro que si pretendemos construir unas estructuras sólidas para una paz estable en Colombia debemos consolidar un sector productivo con capacidad competitiva  en el mercado global.

    El acto de confianza de Atento en las potencialidades de nuestro mercado contribuye a fortalecer y divulgar el clima de certidumbre y credibilidad que sobre el proceso colombiano debe existir a nivel internacional. El mundo empresarial  debe saber que el mejor aporte para la paz de esta estratégica región de América es la inversión y la generación de empleo.

    El futuro de una Colombia en paz depende de la multiplicación de iniciativas concretas como la que Atento Colombia ha realizado,  apostándole a invertir en tecnología y a crear empleo para miles de colombianos.

    Sé que el sector privado colombiano también le apuesta a la paz. Los empresarios, especialmente por intermedio de sus gremios económicos, han manifestado su permanente disposición para participar en este proceso con entusiasmo y con dedicación. Pero es particularmente importante su interés en hacerlo desde un principio y no esperar hasta el final para actuar. Con iniciativas como ésta, luchando generosamente por los intereses de toda la nación, es como lograremos cimentar una paz duradera en nuestra patria.
    La inversión que realiza Atento tiene particular significado pues viene de España, un país tradicionalmente cercano y amigo de Colombia que  se ha consolidado ya como el primer inversor extranjero en nuestro país, dentro del rango de los últimos tres años. Las cuantiosas inversiones de los españoles en los sectores financiero, asegurador, energético, de infraestructura, de acueductos y de telecomunicaciones del país son la prueba indiscutible del creciente interés de España por Colombia y de su fe en el buen desarrollo de nuestra economía.

    El ritmo de nuestro crecimiento económico dentro de la era de la información tenemos que fundamentarlo en el fortalecimiento y priorización de los aspectos innovadores y dinámicos de la economía global del conocimiento.

    Es necesario que a la vez que facilitamos y estimulamos la penetración masiva de las tecnologías de la información, realicemos simultáneamente todos los esfuerzos pertinentes para garantizar que la población tenga una mejor capacitación para explotar adecuadamente estos recursos, para que se democratice realmente el acceso al conocimiento y para que una mayor cantidad de individuos encuentre oportunidades de trabajo a partir del auge de la industria de las telecomunicaciones.

    Con este propósito hemos diseñado y puesto en marcha una ambiciosa e integral Agenda de Conectividad, que denominamos “El Salto a Internet”, la cual tuve oportunidad de presentar al país el martes de esta misma semana, como una política de Estado de largo plazo para llevar a todos los colombianos las ventajas de las tecnologías de la información y el acceso al conocimiento que circula a través de ellas.

    Y es que esta semana ha sido particularmente intensa en el avance de las comunicaciones y las tecnologías de la información en Colombia. El lunes entregamos los primeros teléfonos comunitarios del programa Compartel en los lugares más apartados de nuestra geografía, y tuve la satisfacción de inaugurar en el municipio cafetero de Filandia el primer telecentro de acceso comunitario a Internet.

    El miércoles, junto con Nohra, lanzamos el programa “Computadores para Educar”, que busca en el primer año de actividad dotar con esta herramienta básica a más de mil escuelas en las poblaciones rurales más necesitadas del país. Y finalmente, hoy, como broche de oro de esta semana de las telecomunicaciones, tenemos la posibilidad de verificar cómo las tecnologías de la información se constituyen en una alternativa eficaz para la generación de empleo.

    En este moderno centro de atención integral que hoy se inaugura vemos palpable el ejemplo de cómo una empresa de tecnologías de la información traduce con hechos admirables la innovación tecnológica en posibilidades de desarrollo humano para cerca de 1.200 colombianos que tienen un nuevo empleo, y que en el curso de los próximos cuatro años llegarán a ser por lo menos 4.000 trabajadores. Van a ser en su mayoría jóvenes estudiantes, universitarios y amas de casa, quienes van a encontrar en esta naciente empresa la oportunidad para capacitarse, financiar sus estudios o complementar sus ingresos.

    La inversión en innovación tecnológica y la generación de empleo representan dos factores de singular trascendencia para el proceso de construcción de la sociedad más justa y equitativa que todos anhelamos.

    La creatividad y el talento del trabajador colombiano son la mejor garantía de que este proyecto se consolidará como una próspera industria para la atención profesional a miles de clientes y usuarios.

    A  los nuevos empleados que hoy emprenden una estimulante experiencia en sus vidas les auguro los mejores éxitos en su desarrollo personal y profesional dentro de un conglomerado líder en el negocio de las telecomunicaciones, como lo es Telefónica de España.

    Con un solidario trabajo de equipo entre inversionistas, ejecutivos y trabajadores, podrán todos ustedes demostrarle al país cómo sí es viable enfocar la inversión privada en tecnologías de la información, no sólo para proporcionar un excelente servicio a las empresas y usuarios, sino también para brindar bienestar colectivo a muchos trabajadores que  encuentran alternativas de empleo, de capacitación, mejores ingresos económicos y se vinculan, además, a uno de los sectores de la economía de mayor dinamismo y potencial de crecimiento en los próximos años.

    Y ahora sí: ¡que suenen los timbres! ¡Descolguemos los auriculares y contestemos con entusiasmo la llamada del progreso!

    Muchas gracias.

    Lugar y fecha

    Bogotá, Colombia
    17 de marzo del 2000

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2020 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved