• Banner textos

  • LANZAMIENTO DEL LIBRO DE REPORTAJES DE MARÍA PAULINA ESPINOSA DE LÓPEZ

    Es difícil encontrar un personaje tan vital, tan diverso en sus intereses y sus talentos, tan emprendedor y tan eficaz en sus proyectos, como mi buena amiga María Paulina Espinosa de López, o “Pum Pum”, como la conocemos desde siempre todos sus allegados.

    Por eso no me asombra que en esta oportunidad nos reunamos de nuevo en torno a su nombre y trayectoria, esta vez para lanzar un libro que recoge los mejores momentos de su paso por el periodismo radial, donde dirigió y sostuvo por varios años el programa “Integración”, la primera revista radial de la Comunidad Andina de Naciones.

    Lo coloquial y lo trascendente, lo anodino y lo histórico, la información y el análisis, lo grato y la tragedia, todo ese caleidoscopio de realidades, capturaron durante varios años la atención de cientos de oyentes que estuvieron alertas a sintonizarse con la pasión de quien cumplía religiosamente una cita amorosa con este programa comunitario que acercaba distancias y eliminaba fronteras.

    No era para menos. La voz cantante de esta saga periodística fue María Paulina Espinosa de López. Junto a ella trabajaban dos talentosos y experimentados periodistas, Juan Vitta,  en Colombia,  y José Luis Castillo, en el Ecuador, con quienes constituía un trío sensible que se conectaba a un auditorio conformado por las voces de los colombianos de la diáspora, o por aquellos que buscaban de manera incesante nuevas realidades para trascender como colectividad.

    Esa cobertura periodística implicó la creación de una cadena de corresponsales en el Perú, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Colombia, quienes ayudaron a amplificar las voces de la Comunidad Andina, representadas en diversos estamentos de la sociedad civil, instituciones gubernamentales, figuras sobresalientes del arte y la cultura, personajes de la política y ciudadanos comunes y corrientes, que llevaron la voz de las comunidades a la radio.

    Como quien dirige una orquesta sinfónica, María Paulina aportaba su capacidad de convocatoria y su olfato periodístico para armar cada día la agenda informativa de la Revista Radial Integración.

    Como resultado de este esfuerzo brillante y solidario, su voz se convirtió en una voz de referencia para los ciudadanos de las comunidades andinas, quienes aprendieron, en ese espacio noticioso diario, que son más las identidades comunes que las diferencias.

    En los últimos años, cientos de programas de radio fueron transmitidos por la Cadena Súper de Colombia y Radio Sonorama en Ecuador. Fueron numerosas horas de transmisión en las que el equipo periodístico estuvo comprometido en cautivar la inteligencia y la imaginación de los oyentes con ideas, propuestas y conocimientos ofrecidos por diversos personajes en el ámbito de la economía, la cultura, la política, la ciencia y los temas fronterizos.

    La publicación que hoy se lanza reúne los momentos irrepetibles en los que se conjugaron la oportunidad periodística, la reflexión lúcida sobre los problemas y las voces de muchos hombres y mujeres que participaron en los temas que la dinámica informativa convirtió en interesantes debates públicos.

    En el corazón de estas controversias profundas, amenas y plenas de argumentos, estaban siempre María Paulina, Juan y José Luis, marcando el paso, formulando la pregunta oportuna y sutil, conduciendo a su personaje invitado hacia esos terrenos en los que el diálogo se abre hacia zonas insospechadas, revelando facetas inéditas del entrevistado o estableciendo puntos de vista polémicos sobre la agenda informativa del día.

    Además de una amiga solidaria y afectuosa, mía y de Nohra, debo reconocer en Pum Pum a una colaboradora política incondicional y extraordinaria. Su generoso apoyo durante mis dos campañas a la Presidencia de la República la convirtió en una personalidad infaltable a la hora de diseñar estrategias creativas y audaces para sensibilizar a los colombianos en torno a nuestro proyecto de gobierno.

    Por sus méritos personales, la consideré la persona más indicada para desempeñarse, bajo mi gobierno, como Embajadora de Colombia en Expo Hannover 2000 en Alemania, para que llevara a cabo la tarea de dinamizar y ampliar la compleja agenda internacional con todos los países del mundo.

    Con su visión y entusiasmo indeclinable, Pum Pum creó y mantuvo uno de los escenarios más sugestivos y singulares de la feria, como lo fue el stand de Colombia en ese evento.

    María Paulina tiene la virtud de convertir sus sueños y ambiciones positivas en realidades. Lo demostró una vez más con su entusiasta tarea al frente del Viceministerio de Turismo, donde impulsó relaciones con países de Europa y América, muy especialmente con la Comunidad Andina, poniendo al día a un sector de la economía moderna que en Colombia daba visos de estancamiento, falta de estímulos gubernamentales y ausencia de innovación legal y empresarial.

    En el primer gobierno del presidente Uribe, María Paulina fue Embajadora de Colombia en el Ecuador por casi tres años, donde realizó una misión tan destacada que fue nombrada por el gobierno de Lucio Gutiérrez y el canciller Patricio Zuquilanda como “la Embajadora  Estrella”.

    El reconocimiento a dicha labor ha venido de ambas orillas, la colombiana y la ecuatoriana, donde hay consenso respecto a que su gestión diplomática marcó un antes y un después por la suma de sus resultados en el campo de la inmigración, la seguridad fronteriza, la cultura, el intercambio comercial, las inversiones comunes y la construcción de una comunicación fluida, clara y precisa con nuestros interlocutores ecuatorianos tanto del sector público como privado.

    Es importante resaltar que este proyecto editorial no hubiera sido posible sin la colaboración generosa de numerosas empresas y personas de Ecuador y Colombia, quienes de manera incondicional apoyaron desde el inicio esta quimera periodística que logró convertirse en una ventana a través de la cual se escucharon voces de esperanza y solidaridad.

    El empeño y el entusiasmo de María Paulina han permitido recopilar más de 180 reportajes durante un periodo de fructíferas labores. Por fortuna, su trabajo radial no concluye allí. Actualmente, con su vena periodística en plena actividad, es la directora, junto con Alberto Abello, de un programa radial con las mismas especificaciones del anterior, pero con una audiencia ampliada a todos los hispanoparlantes, desde España hasta la Patagonia, con el nombre de Fusión Hispanoamericana, en la misma cadena de radio Súper.

    Así que, para nuestra fortuna, tenemos Pum Pum para rato, creando, imaginando y generando ideas, y hoy contamos con este interesante libro para recrear las voces y los personajes que respondieron a su invitación y sus preguntas.

    Ella sabe muy bien que sólo intentando lo imposible se puede realizar lo posible. La suya es una trayectoria vital de la que todos podemos aprender.

    Muchas gracias


    Lugar y fecha

    Bogotá, Colombia
    2007

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2020 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved