• Banner textos

  • MENSAJE A LA COMUNIDAD AFROCOLOMBIANA CON OCASIÓN DE LOS 150 AÑOS DESDE LA VIGENCIA DE LA “LEY SOBRE LA LIBERTAD DE LOS ESCLAVOS”

    ¡Qué gran motivo de celebración tenemos hoy en Colombia, cuando se cumplen los 150 años de vigencia de una ley que abolió para siempre la esclavitud de nuestro suelo e hizo justicia con tantos colombianos, sobre todo afrocolombianos, que sufrieron su yugo durante siglos!

    ¡Y qué mejor lugar para celebrar este hecho que Popayán, la tierra del Presidente José Hilario López, que pasó con gloria a la historia del país como el gestor de la libertad definitiva para todos los habitantes de la patria!

    El 21 de mayo pasado, cuando conmemoramos los 150 años de la sanción de la Ley de Libertad, tuve la feliz ocasión de celebrarlo en Riosucio, Chocó, con muchos colombianos cuyos antepasados sufrieron la ignominia de la esclavitud. Hoy son otras las cadenas -las de la pobreza y la violencia- las que tenemos que romper y lo vamos a hacer entre todos, impulsados también por el coraje y el tesón de la gente negra de Colombia que hoy, más que nunca, ocupa un lugar protagónico de la vida nacional.

    Ustedes, los que orgullosamente se llaman afrocolombianos, pertenecen, sin duda, a una raza fuerte y valiente: la raza del almirante Padilla y de María Isabel Urrutia, la raza de los destacados hermanos Manuel, Juan y Delia Zapata Olivella, y la raza hermosa de nuestra reina, la mujer que hoy ostenta, con dignidad e inteligencia, la corona de la belleza nacional: Vanesa Alexandra Mendoza.

    Ustedes, los de piel morena y corazón de oro, cuentan entre los suyos a personas que simbolizan lo mejor del país. Ahí están en nuestra historia y en nuestro presente figuras como la  gran pianista Blanca Uribe, Willington Ortiz y Fredy Rincón, Pambelé y Rocky Valdés, nuestra querida Leonor González Mina, Joe Arroyo, Francisco Maturana, Ilia Calderón y tantos hombres y mujeres que le han dado brillo a Colombia en la cultura, el deporte y todos los temas de la vida nacional

    Tienen de qué sentirse orgullosos y Colombia tiene mucho qué agradecerles.

    En esta fecha especial, en la tierra hermosa de José Hilario López, en la capital del Cauca, un departamento cuyos municipios hoy convocan, con sus actos de resistencia civil, la admiración y la solidaridad del país, todos unidos le pedimos a Dios que nos dé la sabiduría para usar la libertad que se consolidó realmente hace 150 años y para no dejar nunca de respetar a los otros como nuestros iguales, sin importar el color, el credo, ni la ideología.

    Esperamos, de verdad, que esos pocos compatriotas que persisten en esclavizar al otro -que no otra cosa es el secuestro-, en amedrentar y destruir las poblaciones, entiendan que esa libertad que ganaron los héroes de la independencia y se consolidó el 2 de enero de 1852 no nos las van a quitar jamás. ¡Esa libertad -la de Bolívar y la de José Hilario López- es nuestra y es para siempre!

    Desde el Cauca, todos unidos, decimos: ¡Viva la libertad! ¡Y viva Colombia!


    Lugar y fecha

    Cauca, Colombia
    2 de enero del 2002

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2021 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved