• Banner textos

  • NUEVO GABINETE DE UNIDAD NACIONAL DISPUESTO A SERVIRLE A COLOMBIA POR ENCIMA DE LOS PARTIDOS

    COLOMBIANOS:

    Esta semana, como ustedes ya saben, realicé cambios muy importantes en mi equipo de gobierno. En un periódico titularon con ingenio que había empezado el “segundo tiempo”, y me ha gustado ese titular, porque es verdad.

    El primer tiempo de este partido que estamos jugando todos por Colombia lo dedicamos a poner en orden la casa, a sanear las finanzas, a recuperar la credibilidad de nuestro país frente al mundo y a conseguir los recursos que necesitamos para poder ganar. El control del costo de vida debajo del 10%, la baja de los intereses en más de 30 puntos, el mejoramiento de nuestras exportaciones en un 23%, el crecimiento de nuestra industria en un 15%, y la aprobación de inmensos recursos para el país a través del Plan Colombia, son sólo algunos ejemplos que nos demuestran que la primera parte del partido terminó a nuestro favor.

    Ahora, para este segundo y definitivo tiempo que comienza, he convocado a nuevos jugadores, a grandes “cracks”, que nos van a ayudar a consolidar un triunfo que tiene que ser por goleada, porque lo que vamos a hacer en lo que resta del partido es a meter los mayores golazos contra el desempleo, contra la corrupción y contra la violencia.

    La nueva alineación con que hoy contamos es un gabinete de verdadera unidad nacional, porque he convocado para su formación a los mejores representantes de todos los sectores del país: de los sindicatos, de las mujeres, de los jóvenes, de la riqueza cultural de las regiones, de los partidos ajenos al gobierno y de los grupos independientes.

    La idea es que todos vamos a jugar, no con la camiseta de nuestros propios equipos locales, sino con una sola y orgullosa camiseta, que es la camiseta de Colombia: ¡de nuestra Empresa Colombia!

    ¿Y quienes son estos “cracks” que nos acompañarán en adelante, junto con los otros nueve ministros que siguen jugando en la formación titular?

    Juan Manuel Santos, el nuevo Ministro de Hacienda, es ante todo un gran liberal y un gran colombiano. Experto en economía y en administración, y apasionado por el tema del buen gobierno, a Juan Manuel le caben las finanzas del país en la cabeza, y yo estoy seguro de que se encargará, con el entusiasmo que lo caracteriza, de poner a trabajar la plata del país, de nuestra Empresa Colombia, en función de la inversión social y de la generación de empleo, que es lo que necesita Colombia.

    Angelino Garzón será nuestro nuevo Ministro de Trabajo y Seguridad Social. El país lo conoce y lo reconoce como un gran amigo de las causas sociales, un luchador incansable por los derechos y las garantías de los trabajadores y un hombre de izquierda que piensa en la gente y quiere a la gente. Su presencia en el Ministerio enriquecerá el diálogo y generará nuevas y creativas soluciones en el tema laboral.

    Al Ministerio de Salud llega Sara Ordóñez, ante todo una gran dama, una abogada economista con mucha experiencia en la administración pública y también en el sector bancario, que ha demostrado con hechos su vocación para trabajar por Colombia, y que pondrá todo su empeño en continuar el proceso de mejoramiento de la salud, consiguiendo mayores recursos para los hospitales y volviéndolos más eficientes.

    Por su parte, en el Ministerio de Desarrollo Económico contaremos con la presencia de un verdadero “10”, de un líder con experiencia, como lo es Augusto Ramírez Ocampo, quien fue un gran canciller, un gran alcalde de Bogotá y ha sido un luchador incansable por la paz en Colombia y en el mundo. Ahora viene a darnos la mano en el manejo de temas tan importantes como la reactivación de la industria, la mejoría del comercio y del turismo, y la ampliación de la cobertura de servicios públicos. No me cabe duda de que cumplirá esta nueva misión con sabiduría y compromiso.

    Y también convocamos a Francisco Lloreda, o Kiko Lloreda, como le decimos sus amigos y como lo conocen en su querido Valle, para que sea nuestro nuevo  Ministro de Educación. Se trata de un hombre joven y cálido, abogado, periodista y experto en administración pública, que ha aceptado con entusiasmo poner su talento y su trabajo al servicio de una causa primordial: que todos los niños y jóvenes de Colombia tengan acceso a una buena educación.

    En el Ministerio de Comunicaciones viene a ayudarnos María del Rosario Sintes, una economista destacada que fue hace unos años Ministra de Agricultura y se ha desempeñado con gran éxito en los temas de planeación y de finanzas, y que llega con toda la decisión de “conectar a Colombia” y a los colombianos entre sí con lo mejor de la tecnología.

    Por último, hemos convocado también a otra gran mujer de la tierra vallenata, la mejor exponente del amor a nuestro folclor y a nuestras raíces, como lo es Consuelo Araújonoguera, o la “cacica”, como le dicen en su tierra con cariño, periodista y escritora de vocacion, y promotora inigualable de la cultura regional. Ella viene, cómo no, a ponerle más provincia a la cultura nacional desde el Ministerio de la Cultura.

    Pero ahí no paran los cambios. Aparte de los jugadores, hemos hecho también modificaciones en el Cuerpo Técnico, como un complemento ideal para un triunfo seguro. Por eso hemos llamado a la hasta hoy ministra Claudia de Francisco, para que aporte su buen criterio económico y social desde la dirección del Departamento Nacional de Planeación, donde se coordinará toda la ejecución del Plan Colombia.

    Y hemos convocado, por último, a la economista María Eulalia Arteta para que siga proporcionando seriedad y credibilidad a las cifras y estadísticas, como directora del DANE.

    Este es el nuevo equipo. Un equipo que jugará por nosotros, para nosotros y, sobre todo, con nosotros: con todos y cada uno de los colombianos, con usted y conmigo, que hacemos parte de esta gran Empresa Colombia que está decidida a consolidar el triunfo en este segundo tiempo que comienza.

    Pero también quiero, por último, expresar mi más sincero agradecimiento a los hombres y mujeres que nos acompañaron en el primer tiempo y que hoy pasan a la reserva, pero no a una reserva pasiva, sino a seguir jugando por Colombia desde otros horizontes, pero siempre con vocación de patria y de servicio.

    A Juan Camilo, que tanto hizo para dejar las finanzas del país de nuevo con una tendencia positiva; a Gina Magnolia Riaño; a Jaime Alberto Cabal; a Germán Bula; a Juan Luis Mejía; a Mauricio Cárdenas y a René Verswyvel, van el reconocimiento y la gratitud, no sólo mías, sino de Colombia entera. ¡El triunfo que lograremos también será suyo!

    Colombianos:

    Podemos dormir tranquilos, porque tenemos los mejores jugadores en la cancha. Pero no olvidemos nunca que los jugadores somos todos y que sólo si todos trabajamos con optimismo, si todos practicamos el juego limpio y si todos participamos, podemos ganarnos el futuro que queremos y que merecemos.

    Que Dios los bendiga. Y que Dios me bendiga.


    Lugar y fecha

    Bogotá, Colombia
    13 de junio del 2000

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2019 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved