ACCIONES EMPRENDIDAS POR EL GOBIERNO EN BUSCA DE TRANSPARENCIA EN SU ADMINISTRACIÓN 2017-12-18T11:47:02+00:00

Project Description

Palabras del Presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, con ocasión de la celebración de cuadragésimo sexto aniversario del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS

Hoy, en la celebración de cuadragésimo sexto aniversario del DAS, quiero rendir un sentido homenaje a quienes hace diez años perdieron sus vidas en un absurdo atentado contra lo más preciado que podemos tener, la dignidad de Colombia.

A los familiares de esos compatriotas, que se convirtieron en mártires de la guerra contra el narcotráfico, quiero decirles que su dolor no ha sido en vano: hoy somos un país que con orgullo muestra al mundo resultados concretos en la lucha contra ese flagelo y que está comprometido a trabajar sin descanso para erradicarlo completamente.

Vengo hasta este lugar que inauguró mi padre, el presidente Misael Pastrana, para traer en nombre de todos los colombianos un mensaje de gratitud y admiración, pues la labor del Departamento Administrativo de Seguridad no sólo ha sido permanente, modelo y ejemplo, de la forma en que debemos trabajar para construir un país libre del azote de las drogas, sino que se ha convertido en una herramienta de mi gobierno, en la lucha para desmantelar las madrigueras oscuras en donde se refugian los corruptos.

Como resultado de sus operativos en los últimos quince meses el DAS ha puesto a disposición de la Fiscalía, a más de 445 personas por delitos contra 26 entidades públicas, abriendo investigaciones por una cuantía superior a los 46.400 millones de pesos. En total, a través del DAS se han investigado y judicializado 4.100 casos de corrupción.

Estas cifras son la mejor demostración de que mi gobierno está cumpliendo el compromiso de mi campaña: vamos a poner a los culpables de la corrupción tras las rejas, a garantizar entre los colombianos el principio fundamental de la convivencia que sentencia: el que la hace, la paga. Con ese propósito, el gobierno nacional ha creado instrumentos que con base en la cooperación interinstitucional, han agilizado los procesos de investigación contra funcionarios corruptos del nivel nacional y el nivel territorial.

Un valioso elemento, producto de la lucha mancomunada de la Fiscalía, la Procuraduría, la Contraloría y el Gobierno Nacional, es la Unidad Especial de Investigación, con sede en el Programa Presidencial de Lucha Anticorrupción.

Ese nuevo cuerpo, viene investigando algunos de los casos de corrupción de mayor impacto económico en el país. De ahí, que hemos acordado con la Fiscalía que sea esta misma herramienta, joven pero efectiva, la que desarrolle esos procesos investigativos.

Quiero resaltar el papel fundamental que ha tenido el DAS, como instrumento de esa nueva unidad, para detectar actos de corrupción e identificar a los responsables dándoles captura, en cumplimiento de órdenes judiciales.

Este equipo, ha dado inicio a quince procesos de investigación, cumpliendo en forma ágil los términos procesales: hay ya una persona en la cárcel, cuatro tienen medidas de aseguramiento y otras quince están vinculadas a procesos en etapa de instrucción.

Durante este año, el Programa Presidencial de Lucha Anticorrupción, ha recibido información sobre 1.048 casos de delitos contra la administración del Estado los cuales están siendo investigados.

Quiero señalar que el DAS, ha sido actor fundamental en la operación de otro grupo interinstitucional, como es el caso del Grupo Élite Anticorrupción, que lidera la Procuraduría de la mano de la Contraloría y mi gobierno. Este grupo que recibe en audiencia pública las denuncias sobre corrupción, ha visitado hasta la fecha quince municipios. En esos lugares se han recibido 1.804 denuncias, se han abierto 447 procesos disciplinarios, sobre los que ya se han formulado 225 cargos que han permitido la suspensión de 18 funcionarios y la destitución de seís empleados públicos.

Mi gobierno ha buscado todas vías posibles para cooperar y participar en este proceso de la mano de los organismos de control y de las instancias que imparten justicia, porque es consciente que la corrupción es el más grande obstáculo para el progreso de nuestra sociedad: un robo a una entidad de la salud, le quita posibilidades a los colombianos que necesitan acceder a un sistema de salud eficiente. La corrupción en la educación es una vena abierta, por la que se desangra el futuro de las generaciones más jóvenes de colombianos. Los robos en las entidades que promueven el desarrollo del campo, le quitan recursos a nuestros campesinos.

Esto comprueba que los colombianos más pobres, son las verdaderas víctimas de la corrupción administrativa: en la construcción de la justicia social, este flagelo ha abierto un grandísimo hueco, por él se escapan las oportunidades de los colombianos más vulnerables.

Entre todos tenemos que impedir que eso siga siendo así. Ya lo dije en una oportunidad: el gobierno no es el dueño de los recursos de la nación, es simplemente intermediario en el manejo de los dineros que pertenecen a los ciudadanos. Y son ellos, quienes deben vigilar- los, como si fuera el dinero de sus bolsillos, o la plata para el mercado de sus familias.

Cada vez que descubramos un acto de corrupción, estamos en la obligación moral de denunciarlo pues el silencio y la indiferencia, también son cómplices.

Con desilusión vimos cómo la contratación pública fue durante años, la forma más común de robar los dineros públicos. A través de este mecanismo, los corruptos aprovecharon para apropiarse de los re- cursos de los colombianos, haciéndole trampa a las leyes que regulan estos procedimientos.

Una de las prioridades de nuestra estrategia contra los corruptos, es velar paso a paso, por el manejo de los dineros públicos en dichos procesos. De ahí que se está revisando el Estatuto de Contratación Pública para mejorarlo y negarle cualquier oportunidad a la corrupción.

Actualmente mi gobierno promueve en asocio con organismos de la sociedad civil, herramientas que blinden los grandes proyectos de contratación pública, protegiéndolos dentro de una urna transparente, a las balas de la corrupción.

Ese es el caso de los pactos de Integridad que hemos puesto en marcha, como política de Estado, como primer país del mundo.

Estos pactos funcionan con la cooperación de Transparencia Colombia, capítulo nacional de la organización Transparencia Internacional.

Existen ya casos exitosos que demuestran la efectividad de esta medida. Por ejemplo, la licitación de la privatización de la telefonía social, proyecto Compartel, que contó con la participación de doce proponentes entre empresas nacionales y extranjeras. En ese caso el presupuesto estimado para la operación del proyecto era de 150.000 millones de pesos, sin embargo, y gracias a la eficiente labor del Pacto de Integridad, resultó seleccionada una oferta por 75.000 millones de pesos. Ese ahorro significa más inversión social para los colombianos y demuestra que nuestro esfuerzo en contra de los corruptos, rinde sus frutos.

Ya estamos recibiendo señales claras de que el cambio se está dando. Hoy ha mejorado la percepción que tiene la comunidad internacional sobre Colombia, como país en el cual existen mecanismos efectivos que aseguran la transparencia en la selección de las mejores ofertas en los grandes proyectos de licitación pública.

La semana anterior, al publicarse el índice de puntuación de corrupción de Transparencia Internacional, Colombia pasó de tener una calificación de 2.2 a 2.9, mejorando significativamente su posición en este listado mundial.

Este es un justo reconocimiento internacional, a los esfuerzos que hemos hecho todos los colombianos para desterrar el terrible flagelo de la corrupción.

Sin embargo, este resultado no lo hemos tomado como un triunfo, por el contrario creemos que este índice de percepción no incluye todavía los resultados de las recientes acciones que mi gobierno ha emprendido en busca de la transparencia.

Noticias positivas como esta, son producto del esfuerzo mancomunado de nuestras instituciones que dejan entre los colombianos la confianza del cambio y demuestran la unión del país entero en un frente común para atajar a los corruptos.

Hoy he venido hasta el DAS, para traer unas palabras de aliento, que piden a cada uno de ustedes y por el bien del país, continuar con su misión de la forma como lo han hecho hasta ahora. Gracias al apo- yo constante y oportuno de esta institución, vamos a derrotar a los corruptos, a los enemigos del empleo, a los detractores de la industria nacional, a los traficantes de sustancias ilícitas, a quienes no quieren a nuestros niños y jóvenes, a los que desprecian la vida y no les interesa la paz.

Exhorto al DAS para que continúe con esta tarea que ha permitido en el último año, ocupar más de 1.370 bienes, de propiedad de las organizaciones dedicadas al tráfico de drogas ilícitas por valor de más de 110.000 millones de pesos, los cuales se encuentran en pro- ceso de extinción de dominio.

El compromiso inflaqueable de los funcionarios del DAS en la lucha contra el narcotráfico, permitió la captura de doce personas involucradas en el tráfico de heroína, dentro de la operación internacional que el fin de semana anterior, desactivó una banda de delincuentes que funcionaba en los aeropuertos y escondía la droga en las aeronaves. En esa operación, las autoridades de otros países capturaron 51 personas más, pertenecientes a esta banda.

En el campo de la violación de la propiedad intelectual y la propiedad industrial, la piratería de software, de libros, de fonogramas, de videogramas y la falsificación de marcas, el DAS ha realizado este año incautaciones por un valor superior a los nueve mil millones de pesos. Estos delitos son también una forma de corrupción, que restan oportunidades al empleo y fortalecen el contrabando. Ahí en ese frente, también ha estado esta institución trabajando hombro a hombro con la DIAN.

Hoy anunciamos con satisfacción, que este departamento ha adquirido equipos de avanzada tecnología para reemplazar los medios convencionales de inteligencia técnica, que facilitarán el manejo de grandes volúmenes de información y la configuración de bases de datos que conduzcan a una oportuna difusión de la información sobre el delito. Al mismo tiempo, estos nuevos equipos agilizarán la toma de decisiones y los mecanismos de cooperación interinstitucionales, nacionales e internacionales.

Tengo la certeza de que el DAS continuará dándole un manejo eficiente y oportuno a estas herramientas.

Esta institución también participa activamente en la defensa de los derechos humanos. Para tal efecto el Gobierno Nacional ha asignado recursos adicionales por valor de cuatro mil millones de pesos para el cumplimiento del Programa de Protección a Sindicalistas y a las ONG, que trabajan en la defensa de los derechos humanos. Estos recursos han permitido la vinculación de 60 nuevos agentes y la adquisición de los medios utilizados para proporcionar seguridad a
los protegidos.

Cuando veo el compromiso en las caras de todos estos hombres y mujeres al servicio del DAS, confío que Colombia podrá llegar a la meta del progreso y la reconciliación.

Por eso he venido con gran entusiasmo, para participar en la graduación de 246 nuevos detectives, que velarán por la seguridad de nosotros en los campos y y estarán a su servicio en las ciudades, en áreas de inteligencia ,extranjería y en la protección de altos funcionarios del estado.

Quiero muy especialmente agradecer al coronel Germán Jaramillo, indiscutible gestor de los éxitos del DAS. En él ustedes han encontrado a un inigualable guía y maestro. Y yo, a un fiel amigo, que he preservado a lo largo de los años, y que con su trabajo me supo enseñar que la grandeza de las personas se demuestra con lealtad y dedicación. En él admiramos todos su constancia, su perseverancia y su sencillez y por eso hacemos votos para que continúe con acierto, cumpliendo con su patriótica misión.

A ustedes los nuevos detectives, permítanme augurarles un excelente desempeño profesional, pero también déjenme recordarles que el reto de quienes entran a esta institución es inmenso, porque aquí sólo hay lugar para la eficiencia, la lealtad y el sacrificio.

La recompensa es grande. Eso lo pueden comprobar en sus superiores y en compañeros más antiguos, que hoy llevan con orgullo la frente en alto y el merecido reconocimiento de un país que admira y aplaude su labor.

En el marco de esta emotiva celebración, el DAS ha querido manifestar su gratitud hacia un grupo de personalidades y funcionarios que se han destacado por su colaboración profesional y han contribuido al fortalecimiento de la seguridad de los colombianos.

Quienes a partir de este día lleven en el pecho la Medalla del DAS, por sus Servicios Distinguidos al País, honrarán a Colombia en la lucha contra la corrupción, contra el contrabando, contra la piratería, contra el tráfico de drogas ilícitas. A todos ustedes los animo para continuar con la tarea en la que hemos puesto todo nuestro empeño: sacar el país adelante.

Hoy me llevo el optimismo que deja este parte de buenas noticias: esa es la luz que verá Colombia al final del camino del cambio, ese día todo nuestro esfuerzo se verá reflejado en una nueva sociedad, más justa y con mejores oportunidades para todos. Ustedes los miembros del DAS, son gestores de ese gran triunfo!

Lugar y Fecha

Bogotá, Colombia
2 de noviembre de 1999

Fatal error: Allowed memory size of 134217728 bytes exhausted (tried to allocate 20480 bytes) in /home/a44659151/public_html/apav2/wp-includes/wp-db.php on line 1889