Doctor
JUAN MANUEL SANTOS CALDERON
Presidente de la República
Ciudad

Señor Presidente:

Hoy hace 16 años los colombianos que rechazaron en las urnas la continuidad de un régimen comprado por el narcotráfico se embarcaban esperanzados en un proceso de paz. El desastre militar y económico heredado por nuestro gobierno, del que usted como Ministro de Hacienda fue testigo excepcional, se cernía como una nube negra sobre el ánimo nacional.

A pesar del mal augurio de la silla vacía, el proceso de negociación fue intenso y complejo. Pero la mala fe de las Farc al cabo de casi tres años no reparó siquiera en las renovadas Fuerzas Militares y de Policía que habría de enfrentar a la hora de la ruptura.

El proceso del Caguán ha sido referencia obligada del nuevo proceso con las Farc. No repetir errores ha sido su consigna desde el día en que se abrió un diálogo proyectado para unos pocos meses y en absoluto secreto.

Hoy, tras cuatro años y medio de sus primeros contactos con la subversión –con proceso electoral de por medio- se han concretado muchos puntos en La Habana. Todos a favor de las Farc.

Zonas de Reserva prácticamente autónomas, poder político y presupuesto en las circunscripciones especiales para la guerrilla, narcotráfico como delito conexo, reconocimiento de las Farc como víctimas y del Estado colombiano como victimario, no entrega de armas, dineros o rutas y –como premio mayor- un nuevo orden constitucional, son apenas algunas de las concesiones hasta ahora conocidas.

¿Exigirá algo el Estado colombiano a cambio en este 2015?, se preguntan los colombianos cuando las Farc están listas para firmar lo obtenido en Cuba. Ojalá.

Con mis mejores deseos por una paz nacional y duradera este 2015.

Cordialmente,

Expresidente de la República

Lugar y Fecha

Nilo, Colombia
7 de enero del 2015