Pastrana: “Venezuela está a las puertas de una crisis humanitaria”

BOGOTÁ.- Pastrana, quien estuvo en Venezuela acompañado del expresidente chileno Sebastián Piñera, constató personalmente el sufrimiento de la población para poder conseguir alimentos por medio de filas descomunales que recuerdan la situación cubana

POR: DIANA LÓPEZ ZULETA
@dianalzuleta

Venezuela está a las puertas de una crisis humanitaria sin precedentes en ese país, derivada de la aguda escasez de productos de primera necesidad y de las dificultades de la población para acceder a la justicia y utilizar canales libres de participación y comunicación, advirtió este martes en diálogo con DIARIO LAS AMÉRICAS el expresidente colombiano Andrés Pastrana a su regreso de una accidentada visita a Caracas.

Pastrana, quien estuvo en Venezuela acompañado del expresidente chileno Sebastián Piñera, constató personalmente el sufrimiento de la población para poder conseguir alimentos por medio de filas descomunales que recuerdan la situación cubana.

A los dos expresidentes se les impidió visitar en la cárcel al líder Leopoldo López, el principal de decenas de presos políticos opositores al régimen de Nicolás Maduro.

Pastrana sostuvo que pudo constatar de primera mano la existencia de un claro régimen de violaciones a los derechos humanos en Venezuela, lo que incluye golpizas, desapariciones y otros atropellos contra cientos de colombianos en las zonas de frontera entre los dos países, tema sobre el cual este diario publicará en los próximos días un amplio reportaje.

Pastrana y Piñera asistieron en Caracas a un foro sobre democracia que el Presidente Maduro atacó con reiterados insultos y acusaciones tales como que, en su criterio, habían viajado a Venezuela “financiados por el narcotráfico”.

A las denuncias de los expresidentes sobre falta de libertad y de alimentos para la población, el presidente Maduro comenzó a soportar el efecto de las revelaciones del diario ABC de España sobre la existencia de un cartel de las drogas del que hacen parte los principales generales venezolanos y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

El siguiente es el diálogo de Pastrana con este diario en su oficina de Bogotá:

¿Qué impresión le dejó su visita a Venezuela?

Yo creo que fue muy importante porque estuvimos en el foro de democracia, tuvimos la oportunidad de evidenciar que Leopoldo López es un preso político debido a que nos prohibieron la entrada a Ramo Verde. Tuvimos la oportunidad de hablar con las víctimas, con los generadores de opinión, con periodistas a quienes muchos han botado de sus puestos, les han expropiado periódicos o cadenas de televisión y radio.

¿Cómo vio la escasez en Venezuela?

Estamos viendo que no hay alimentos y que la gente se está quejando. Ayer, por mencionarte algo que uno no puede creer, en el aeropuerto pedimos un sándwich de jamón y queso y no había. Sólo podían vender café negro porque no había leche en un aeropuerto internacional.

Vi una cola de tal magnitud que creí que era un concierto, un partido de béisbol y se nos acercan tres niños y le preguntamos ¿Ustedes desde qué horas están aquí? -Desde las 7 de la mañana- ¿Qué están haciendo? -La cola para comprar comida pero estamos tristes porque se acabó el pollo.

Los colombianos en Venezuela también sufren penurias para adquirir los productos

Los colombianos somos cinco millones en Venezuela, pero no los dejan comprar alimentos. En las larguísimas colas que tienen, apenas identifican que es un colombiano lo sacan. El gobierno de Colombia tiene que abrir los ojos, como los tiene que abrir el mundo. Venezuela al paso que va por el desabastecimiento puede haber una crisis humanitaria.

Con base en este panorama, ¿hay realmente democracia en Venezuela?

Nos encontramos con una clara violación a las cartas democráticas, a los principios democráticos, hay coerción a la libertad de expresión, se han expropiado medios de comunicación, no se les permite a los políticos expresar sus opiniones en las calles o a través de las protestas pacíficas. Por eso vemos con preocupación que en América Latina hemos dejado solos a los venezolanos, porque hay una flagrante violación a los derechos humanos y no pasa absolutamente nada.

Desde su punto de vista, ¿cuáles serían los mecanismos y acciones políticas que debe plantear Venezuela para salir de la crisis?

Como demócratas nunca vamos a permitir que las transiciones sean por fuera de la democracia, a veces la gente no tiene la percepción y el conocimiento de que la transición en Venezuela, si se va a dar, no es una cosa de un día para otro. La oposición hace un esfuerzo para buscar mecanismos, pero lo que uno palpa es que dentro del Gobierno también hay una división profunda, entonces es complicado.

Ayer sucedieron dos cosas que son importantes: el vicepresidente de Venezuela Jorge Arreaza reconoció que Leopoldo López es un preso político, y la cancillería de Colombia a través de un comunicado pidió la libertad de Leopoldo, cosa que me alegra porque es claramente la demostración de que sí había presos políticos allá en Venezuela.

En la frontera con Venezuela se están violando los derechos humanos de los colombianos, están siendo golpeados y maltratados por los guardias. ¿Qué sabe al respecto?

Eso es lo que más me preocupa. Lo que está pasando es muy grave y es lo que he denunciado. Lo triste es que el Gobierno colombiano no nos informe a los colombianos, sino que sea un diputado nacional de Venezuela el que venga a decirle al expresidente de Colombia “ojo con lo que está pasando con los colombianos”.

Ante esta situación, ¿qué debería hacer el Gobierno colombiano?

Colombia tiene que mirar con mucho cuidado lo que está sucediendo allá, tenemos que buscar la protección de los colombianos en Venezuela. Hago esta denuncia porque el Ministro del Interior es de la frontera, ¿y qué ha hecho? Hoy debería estar el ministro del Interior hablando de verdad a ver qué está pasando, así como la cancillería. Ojalá el Gobierno desde ya ponga como prioridad cómo y de qué forma vamos a proteger los derechos de los colombianos en Venezuela.

(Carta de Leopoldo López a el expresidente colombiano Andrés Pastrana)

Por otro lado, hay quienes dicen que su presencia en Venezuela es imprudente y otros que la han respaldado

Aquí en Colombia me dicen imprudente, allá me dicen impertinente. Si defender la democracia es ser imprudente, seré siempre imprudente porque soy un demócrata. Si salir en defensa de los derechos humanos es ser imprudente, desafortunadamente voy a ser el presidente más imprudente.

El presidente Maduro cuestionó su visita a Venezuela, lo acusó de estar siendo financiado por el narcotráfico y de apoyar un golpe de estado. ¿Qué opinión le merece tales afirmaciones?

Lo primero que le digo al presidente es que entre paisanos nosotros no nos tratamos así, segundo, el presidente Maduro con esa declaración lo que demostró es un amplísimo desconocimiento de la historia colombiana porque yo creo que confundió los nombres. El expresidente de Colombia que fue financiado por el narcotráfico, que se comprobó que recibió recursos y por los cuales yo pierdo la presidencia en 1994 se llama Ernesto Samper. Precisamente los padrinos de Samper para llegar a Unasur son el presidente Santos y el presidente Maduro.

¿Cómo quedó demostrado que Samper sí recibió dineros del narcotráfico?

Hay varias cosas: la carta que está publicada en mi libro Memorias Olvidadas y firmada por los jefes del cartel de Cali, quienes dicen que Samper no recibió el dinero a sus espaldas. Acaba de salir el libro de uno de los hijos de Rodríguez Orejuela, en que da las cifras: 10 millones de dólares. También en el libro del hijo de Pablo Escobar, se menciona que el presidente Samper fue el encargado de recibir los recursos de los narcotraficantes en la campaña de reelección de Alfonso López. Yo no tengo ninguna duda de que el expresidente Samper, como está clarísimamente comprobado, recibió los recursos del narcotráfico. ¿Qué significa eso? Que el narcotráfico compró la presidencia de Colombia.

¿Qué pide usted de Unasur?

¿Qué le podemos pedir a Unasur? Si uno lee los principios de Unasur son la defensa y la promoción de la democracia, y en este momento el secretario General de Unasur no tiene la legitimidad al haberse comprobado precisamente que no fue elegido de forma legítima con los recursos del narcotráfico, entonces, ¿qué podemos esperar?

Lugar y Fecha

Bogotá, Colombia
28 de enero del 2015