LA POLÍTICA DE EXPLOTACIÓN PETROLERA RATIFICA LA CONFIANZA EN COLOMBIA A ESCALA INTERNACIONAL 2017-12-18T11:47:10+00:00

Project Description

Alocución del presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, sobre la política petrolera.

Colombianos:

Colombia sin lugar a dudas es uno de los países que Dios premió con una gran riqueza y abundancia de recursos naturales, entre los que se cuenta el petróleo. Hoy quiero hablarles de nuestras políticas petroleras y darles una información amplia sobre el estado de las explotaciones en nuestro país.

Pero no puedo comenzar a compartir con ustedes este balance, sin antes lamentar y condenar los ataques a la infraestructura petrolera de Colombia por parte de algunos grupos de fanáticos que lo único que hacen es generar grandes pérdidas de dinero a las regiones productoras y al país.

Actualmente tenemos, bajo la forma de asociación, 111 contratos de explotación con las 79 compañías más importantes del mundo en este sector. En materia de exploración y producción de hidrocarburos, Colombia cuenta con un potencial de reservas mundialmente reconocido. Con los resultados de las política adoptadas durante los últimos dos años, hemos prolongado la autosuficiencia petrolera hasta el 2007. Espero que al final de mi gobierno esta fecha se haya desplazado mucho más allá del 2010.

Y tenemos razones para afirmar esto. Nuestra política de explotación recoge los frutos de una acertada dirección de gran beneficio para el país, reflejada en los 25 nuevos contratos que hemos firmado en estos últimos nueve meses. Además, ya sabemos que este año firmaremos el mayor número de contratos de asociación en la historia del país. Asimismo, se ratificó la confianza en Colombia con el éxito, reconocido a escala internacional, de la llamada Ronda 2000. Como resultado de este proceso, se firmarán 13 nuevos contratos de exploración y producción, se vincularán las compañías petroleras más grandes de Canadá, las segundas compañías más grandes de España y Rusia, entre otras, quienes conjuntamente se comprometieron con nuestro país a invertir más de 620 millones de dólares durante los próximos 6 años.

Las exportaciones de petróleo superarán, óigase bien, los 4 mil millones de dólares este año, la cifra más alta exportada en la historia de Colombia y que es equivalente al 35 por ciento del total de las exportaciones del país, lo cual ha sido vital para mantener el dólar bajo control y en su punto.

El dinero que nos llega por el petróleo se destina al pago de regalías que les permite a los departamentos que se benefician tener recursos disponibles para su desarrollo. Cuando se produce un atentado que impide que el petróleo llegue a su destino final inmediatamente se ve afectada la generación de regalías y si no hay regalías no hay obras, es decir, desaparece la posibilidad de que se desarrollen proyectos de electrificación, nuevos acueductos, construcción de carreteras o de puertos, en fin las obras de infraestructura que tanto demanda nuestro país se ven truncadas.

Es también gracias al petróleo que la balanza comercial terminará el año con cifras positivas y su aporte a la reactivación de la economía ya la generación de nuevos empleos en el país, son sin lugar a dudas muy importantes.

El dinero que Ecopetrol le entrega al gobierno, es vital para ayudar con el ajuste fiscal, con las políticas de financiación y, sobre todo, la inversión social.

Infortunadamente no todo son buenas noticias. Aunque parezca increíble, hasta hoy y desde 1998, la infraestructura petrolera del país ha recibido, óigase bien, más de 714 atentados, lo que ha significado la pérdida de más de 93 millones de barriles causando un daño irreparable al medio ambiente y grandes pérdidas económicas.

Solamente en agosto de este año y por culpa de los atentados al sistema Caño Limón Coveñas, Colombia no pudo exportar, incumplió los contratos, dejó de recibir 64 mil millones de pesos y no pagó 18 mil millones en regalías al Arauca, quitándole a la in- versión en su desarrollo, educación e infraestructura, entre otros. Como ustedes pueden ver el petróleo es vital para nuestro país.

Colombianos:

Hoy hago un nuevo llamado a los violentos que se empeñan en luchar contra nuestro desarrollo en este sector de la economía y continúan con sus ataques contra la infraestructura petrolera del país y de paso contra el medio ambiente.

Atacar la infraestructura petrolera no tiene el menor sentido y sólo desangra las finanzas del Estado y les quita regalías a los departamentos, restándoles las oportunidades de desarrollo, de nuevos empleos e inversión que esta Nueva Colombia, nuestra Empresa Colombia, necesita. Además, causa daños irreparables a nuestro ecosistema.

De la mano del petróleo y gracias a este regalo de Dios, nuestra Empresa Colombia tiene las mejores oportunidades, no sólo de garantizar su consumo interno para los próximos años, sino también la de generar unos recursos que sin duda alguna necesitamos para crecer y desarrollarnos con justicia social.

Que Dios los bendiga y que Dios me bendiga.

Lugar y Fecha

Bogotá, Colombia
5 de octubre de 2000