Me siento muy feliz de regresar a Medellín, como siempre para traer las buenas noticias, las nuevas obras y un mensaje positivo a las gentes de esta tierra antioqueña hermosa y pujante.

Hemos hecho un inmenso esfuerzo a lo largo de estos tres años y medio por darle una solución adecuada a los graves problemas de la vivienda para los colombianos más necesitados. Esto lo he considerado desde el comienzo de mi administración como una prioridad y para ello diseñamos una estrategia integral que hoy produce sus mejores frutos.

En cumplimiento de esta tarea de equidad y justicia social, hoy me siento muy satisfecho al hacer entrega aquí, en la orgullosa “capital de la montaña”, a través del Inurbe, de 1.462 subsidios familiares de vivienda para las familias antioqueñas de los municipios de Medellín, Bello, Copacabana y Girardota.

Sin duda, uno de los más valiosos aportes de la gestión de mi Gobierno a las condiciones de vida de los colombianos ha sido la política de vivienda social que ha convertido a miles y miles de compatriotas de escasos recursos en dueños de sus propias viviendas.

Hoy presenciamos un avance más en este objetivo, que en esta oportunidad beneficia a 1.462 familias antioqueñas que muy pronto verán cumplido su sueño de tener una casa propia. En estos subsidios hemos invertido una suma superior a los 10.234 millones de pesos. A todos ellos, nuevos y felices propietarios de Antioquia, les extiendo mis más calurosas felicitaciones.

¡Y qué bueno poder decir hoy también que nuestro programa de vivienda de interés social ha llegado, no sólo a Medellín sino a todo el departamento de Antioquia y al resto del país, generando empleo y calidad de vida!

Durante mi Gobierno, hasta la fecha, hemos otorgado, en el Departamento de Antioquia, incluyendo a Medellín, 7.585 subsidios por un valor total de inversión de 37.438 millones de pesos.

Hoy les puedo contar además, con inmensa satisfacción, que hasta la fecha, en todo el país, se han otorgado a través del Inurbe alrededor de 94 mil subsidios de vivienda por cerca de 500 mil millones de pesos. Óigase bien: ¡estamos hablando de cerca de medio billón de pesos destinados, a través del Inurbe, a subsidios de interés social!

Y hay algo que me parece muy importante destacar, y es que los subsidios que hoy entregamos son bastante mayores a los que se asignaban hace unos pocos años. En efecto, cuando yo llegué al Gobierno los subsidios que entregaban para vivienda de interés social eran en promedio de dos millones y medio de pesos por familia. Hoy estamos hablando de subsidios de 7 millones 150 mil pesos, que muy pronto llegarán a los 8 millones de pesos. Vale decir, los estamos más que triplicando para que las familias más pobres de Colombia cuenten, al fin, con una verdadera y digna solución de vivienda.

Pero es más: si sumamos al Inurbe, los subsidios entregados por otras entidades como el Banco Agrario, las Cajas de Compensación Familiar y la Caja Promotora de Vivienda Militar, podemos decir que hasta la fecha hemos entregado 220 mil subsidios de vivienda de los 240 mil con los que me comprometí en mi campaña. ¡Qué bueno poder afirmar hoy, ante el pueblo antioqueño que me apoyó con decisión como candidato y como gobernante, que no sólo voy a cumplir mi promesa, sino que la vamos a superar!

Si agregamos a lo anterior los subsidios asignados por el Forec para la reconstrucción del Eje Cafetero, -una reconstrucción que entregamos el pasado 25 de enero con el parte de “misión cumplida”- estamos hablando de cerca de 350 mil subsidios para construcción, reconstrucción o adecuaciones de vivienda entregados hasta el día de hoy por mi Gobierno, ¡por un valor superior a los 1.9 billones de pesos!

Debo resaltar también que nuestro trabajo por la vivienda se ha extendido a las zonas rurales, ya sea mediante la asignación de predios por el Incora o mediante la asignación de subsidios de vivienda de interés social rural por el Banco Agrario.

A través del Incora hemos beneficiado durante mi Gobierno a 5.724 familias antioqueñas de campesinos, indígenas, colonos y negritudes, que ahora son propietarias de más de 287 mil hectáreas, con una inversión de 3.623 millones de pesos no más en el año pasado.

En cuanto a los subsidios de vivienda rural social, el Banco Agrario adjudicó en diciembre del año pasado 1.100 subsidios al mismo número de familias campesinas en 20 municipios antioqueños, por un valor de 4.400 millones de pesos, los cuales se deben desembolsar próximamente, una vez firmados los respectivos convenios.

Ese ha sido mi compromiso con la vivienda social de los colombianos y particularmente de los antioqueños más pobres, y en él persistiré hasta el último día de mi Gobierno.

Estimados amigos:

Nuestro plan social en Antioquia no se limita sólo al tema de la vivienda. También comprende áreas como la salud, la educación, las comunicaciones y el transporte, entre otras.

Porque sabemos que la salud de los colombianos es el eje sobre el que se sostienen todos los demás proyectos de desarrollo, durante mi gestión hemos invertido en todo el departamento de Antioquia, en el área de hospitales cerca de 71 mil millones de pesos. No más el Hospital General de Medellín recibió en la última adición presupuestal de octubre del año pasado 5.830 millones de pesos para aliviar su situación financiera.

Igualmente, en el tema de la educación hemos hecho un gran esfuerzo por modernizar este sector y garantizar la mejor calidad. Por ello el año pasado invertimos 2.600 millones de pesos en 30 aulas de nuevas tecnologías en este departamento. También estamos mejorando la infraestructura física de los establecimientos educativos de Antioquia por lo que destinamos para ello una suma de 1.152 millones de pesos.

En el campo de las comunicaciones estamos desarrollando un ambicioso plan que busca que los colombianos en todos los rincones del país tengan acceso cercano al servicio de telefonía comunitaria y al internet. Hasta el momento aquí en Medellín tenemos un centro de telefonía comunitaria y dos de internet, en los cuales hemos invertido 135 millones de pesos, beneficiando a una población de 15.500 personas. Igualmente en este departamento tenemos ya el 100% de cubrimiento de telefonía comunitaria con 564 puntos y el 72% de internet con 125 puntos instalados, en los cuales invertimos una suma de 9.190 millones de pesos beneficiando a una población superior a los 430.000 personas.

De otra parte, en el campo de la infraestructura vial hemos invertido una suma total de 353 mil millones de pesos en construcción y mantenimiento de vías del departamento tales como: el Túnel San Jerónimo que va a comunicar Antioquia con Urabá dándole una salida al mar y la concesión del Desarrollo Vial del Oriente de Medellín, Valle de Rionegro y conexión a Puerto Triunfo. También en este departamento, dentro del programa “Vías para la Paz” hemos invertido en más y mejores vías, sobre todo en las zonas de conflicto, la suma de 97 mil millones de pesos, entre las cuales se destacan la que une Puerto Berrío y Caucasia y la Turbo-Necoclí-Arboletes.

Como pueden ver, estimados amigos, no he dejado ni un instante de pensar y actuar a favor de las gentes más necesitadas de esta región y las obras que hemos llevado a cabo hablan por sí solas. Y seguiré trabajando, de la mano de ustedes, de toda la comunidad pisa, para tener una Antioquia cada día más próspera y con mayor justicia social.

Queridos amigos antioqueños:

Con hechos concretos de impacto social como los que hemos presenciado hoy al entregar 1.462 subsidios de vivienda dignas y habitables a 1.462 familias de este querido departamento, estamos levantando, ladrillo sobre ladrillo, las construcciones de la paz y el progreso en el país.

Los felicito de corazón, amigos de Medellín y de Antioquia, porque este día han encontrado un nuevo motivo para crecer, para creer y para seguir trabajando por su país y por sus familias.

Muchas gracias.

Lugar y Fecha

Medellín, Colombia
7 de febrero de 2002