Palabras del Presidente Pastrana con motivo de la entrega de subsidios del INURBE.

Me encuentro muy feliz de estar hoy reunido aquí con ustedes en esta tierra del fandango, el porro, la puya y la cumbia para traerles las buenas noticias del progreso y demostrarles con obras mi compromiso con esta bella región de Córdoba.

Hoy en Cereté, entregamos con orgullo a 65 familias de bajos recursos 65 subsidios de vivienda familiar los cuales les permitirán hacer realidad su sueño de tener una casa propia.

El gobierno ha invertido en esta gran obra, 409.500 millones de pesos que significan un cambio grande y positivo en la vida de los colombianos más necesitados. Estas obras son las que se merecen las buenas gentes de Cereté, de Córdoba y de todo el país.

La urbanización “Oro Blanco” es un ejemplo de como nuestra política de vivienda de interés social, busca no sólo cubrir la necesidad básica de un techo propio para las familias de Cereté, sino además de que estas viviendas sean sitios placenteros para ser habitados, que hagan el día a día más amable para sus dueños, que sean un refugio y un sitio de encuentro agradable con vecinos y amigos.

Estamos creando además espacios respetuosos y armónicos con la ciudad, para embellecerla y traer mayor progreso a sus puertas, lo cual significa también progreso para las regiones de nuestro querido país.

En esta ocasión tenemos la alegría de hacer entrega de 65 nuevas viviendas de la urbanización “Oro Blanco”, que significan 65 nuevas posibilidades de una mejor vida para las gentes de Cereté. Sobre 33 metros cuadrados cada una de sus familias podrá forjar sus sueños y hacer realidad la promesa de un mundo justo y equitativo para sus hijos.

De esto se trata la política de vivienda de mi Gobierno, que se basa en el desarrollo y progreso de todos los colombianos y, sobre todo, de los más necesitados. Por eso su eje ha sido nuestro programa de “Subsidio Familiar de Vivienda”, que es un aporte concreto que estamos haciendo a la población cuyos ingresos no superen los cuatro salarios mínimos mensuales, para que realicen el justo sueño de tener una vivienda digna.

A todos los nuevos propietarios mis más sinceras felicitaciones y mi invitación para que continuemos trabajando de la mano en este esfuerzo que cada vez brinda más y mejores cosechas.

¡Qué bueno poder decir hoy que nuestro programa de vivienda de interés social también ha llegado a todo el departamento de Córdoba y al resto del país, generando empleo y calidad de vida!

En efecto, durante mi gestión, tan sólo en esta ciudad, hemos otorgado 206 subsidios por un valor de 1.079 millones de pesos. Así mismo, en todo el departamento de Córdoba, incluyendo a Cereté, hemos otorgado 4.565 subsidios subsidios con una inversión de 21.517 millones de pesos.

¡Así, con obras concretas, demostramos nuestro compromiso social con Cereté y con el departamento de Córdoba!

Lo que celebramos hoy en la urbanización “Oro Blanco” es un eslabón de esa gran cadena de vivienda de interés social que venimos promoviendo por toda Colombia, cumpliendo con el compromiso que asumí como candidato.

Hoy podemos contar que hasta la fecha, en todo el país, hemos otorgado a través del Inurbe alrededor de 94 mil subsidios de vivienda por cerca de 500 mil millones de pesos. Óigase bien: ¡estamos hablando de cerca de medio billón de pesos destinados, a través del Inurbe, a subsidios de interés social!

Vale la pena destacar que estos subsidios de vivienda familiar han favorecido, además de los casos ordinarios, a los sectores de la población que presentan situaciones de emergencia como lo son los desplazados por la violencia, las víctimas de desastre o calamidad pública, las personas en situaciones especiales y en procesos de reubicación.

Y hay algo que me parece muy importante destacar, y es que los subsidios que hoy entregamos son bastante mayores a los que se asignaban hace unos pocos años. En efecto, cuando yo llegué al Gobierno los subsidios que entregaban para vivienda de interés social eran en promedio de dos millones y medio de pesos por familia. Hoy estamos hablando de subsidios de 7 millones 150 mil pesos, que muy pronto llegarán a los 8 millones de pesos. Vale decir, los estamos más que triplicando para que las familias más pobres de Colombia cuenten, al fin, con una verdadera y digna solución de vivienda.

Pero es más: si sumamos al Inurbe, los subsidios entregados por otras entidades como el Banco Agrario, las Cajas de Compensación Familiar y la Caja Promotora de Vivienda Militar, podemos decir que hasta la fecha hemos entregado 220 mil subsidios de vivienda de los 240 mil con los que me comprometí en mi campaña. ¡Qué bueno poder afirmar hoy, ante al pueblo cordobés que me apoyó con decisión como candidato y como gobernante, que no sólo voy a cumplir mi promesa, sino que la vamos a superar!

Si agregamos a lo anterior los subsidios asignados por el Forec para la reconstrucción del Eje Cafetero, -una reconstrucción que entregamos el pasado 25 de enero con el parte de “misión cumplida”- estamos hablando de cerca de 350 mil subsidios para construcción, reconstrucción o adecuaciones de vivienda entregados hasta el día de hoy por mi Gobierno, ¡por un valor superior a los 1.9 billones de pesos!

Estimados amigos:

Siendo conscientes de que un techo propio restaura a los hombres su dignidad, luchamos cada día para que la vivienda en Colombia no sea un privilegio de algunos sino un derecho real y un sueño cumplido para todos los colombianos.

Hoy estamos celebrando el hecho de que muchos cordobeses podrán tener una casa digna donde el amor los espera luego de sus largas jornadas de trabajo o de estudio, a partir de ahora tendrán un sitio propio donde poder descansar su presente y preparar su futuro.

Continuaremos así levantando, ladrillo sobre ladrillo, las construcciones de la paz y el progreso en el país. Hoy, en Cereté, en este proyecto de la urbanización “Oro Blanco” renuevo mi fe en Colombia y en su futuro. ¡Juntos, los colombianos siempre podremos lograr lo que queremos!

Muchas gracias.

Lugar y Fecha

Córdoba, Colombia
14 de febrero de 2002