Palabras del Presidente Pastrana con motivo de los 3 años del terremoto del Eje Cafetero.

Amigos del Eje Cafetero:

Han pasado tres años desde la tarde del 25 de enero de 1999, cuando se estremeció la tierra en esta querida y próspera región de Colombia.

Miles quedaron sin vivienda, miles lloraron a sus muertos y cuidaron a sus heridos. ¡Cuántos niños vieron derrumbarse sus escuelas! ¡Cuántos hospitales se resquebrajaron! ¡Cuánta infraestructura de transporte, social y comunitaria se vio lesionada por el terremoto!

Pero no estábamos en cualquier tierra. Ésta es la tierra de los arrieros, de los cafeteros, de los nietos y bisnietos de esos colonizadores que cruzaron ríos, precipicios y montañas para formar su vida y la de sus familias en el suelo fértil de sus sueños.

Con ese mismo coraje de las gentes del Eje Cafetero, el Gobierno Nacional reaccionó con presteza y eficiencia ante la catástrofe, prestó ayuda humanitaria de emergencia, convocó la solidaridad nacional e internacional y creó el Fondo para la Reconstrucción y Desarrollo Social del Eje Cafetero, FOREC, para canalizar la ayuda y orientar los esfuerzos para volver a construir lo que la naturaleza había derribado.

Lo hicimos siguiendo un modelo de participación comunitaria y social sin precedentes, el cual ha sido premiado por las Naciones Unidas, exaltado por el Banco Mundial, y hoy es ejemplo de eficiencia y transparencia ante el mundo entero.

Hoy, con inmensa satisfacción, le decimos a las gentes del Eje Cafetero y a Colombia: ¡Misión Cumplida!

Hemos invertido 1.6 billones de pesos en su reconstrucción, y hoy podemos decir que esos dineros no se desviaron por la corrupción ni se perdieron en trámites burocráticos: Se convirtieron en obras tangibles que benefician y enriquecen la calidad de vida de toda la población de la zona.

– Entregamos más de 126 mil subsidios para la construcción, reconstrucción y reparación de viviendas, con una inversión cercana a los 700 mil millones de pesos.

– Dentro de estos, se repararon y reconstruyeron 100 mil viviendas y se entregaron 18.320 viviendas nuevas, quedando todavía 7.860 en proceso de construcción.

– Más de 30 mil familias no propietarias antes del terremoto, hoy son dueñas de su casa propia.

– Ya hemos ubicado a más de 10 mil familias que estaban en albergues temporales.

– Además, recuperamos la infraestructura pública y social, es decir, oficinas públicas, casas de cultura, iglesias, el aeropuerto El Edén, acueductos y alcantarillados, vías, hospitales y centros de salud, escuelas, adelantando 1.379 proyectos con una inversión de 473 mil millones de pesos.

Tantas obras, tantas realizaciones, son la justa recompensa para un pueblo bueno en el momento en que más la necesitaba.

El FOREC termina, pero no así nuestro compromiso con el Eje Cafetero.

Seguiremos a su lado hasta el final, para que siga siendo la tierra orgullo de Colombia e insignia de nuestra patria frente al mundo.

¡Que Dios los bendiga, y gracias por el esfuerzo que hoy se premia con resultados!

Lugar y Fecha

Armenia, Colombia
25 de enero de 2002