Hoy me siento muy feliz al estar con mis buenos amigos de Nilo, una hermosa y cálida población que, como bien saben, visito con mucha frecuencia y está en el centro de mis afectos y de mi corazón, para compartir con ustedes las mejores noticias sobre vivienda de interés social, una noticias que hoy se hacen realidad para 60 familias de este municipio.

Les digo, de verdad, que, si de algo me siento orgulloso de lo que hecho durante mi mandato es de esta gran política de vivienda social que ha dejado a miles y miles de colombianos de escasos recursos dueños de sus propias viviendas. Estas obras, que mejoran la calidad de vida de las familias más pobres de Colombia, son las que se merecen las buenas gentes de Nilo, de Cundinamarca y de todo el país.

Hoy entregamos, aquí en Nilo, 60 subsidios de vivienda por un valor total de 429 millones de pesos. Y ¡qué bueno poder decir que estos recursos son realidad gracias al buen cumplimiento del municipio de Nilo y gracias al decidido apoyo del Gobierno Nacional!

En efecto, la población de Nilo se ha hecho merecedora a estos subsidios por su buen esfuerzo municipal, lo cual significa que ha hecho una buena gestión en la implementación del Plan de Ordenamiento Territorial, que ha realizado una importante inversión municipal en vivienda y que presentó sus proyectos de vivienda de interés social cumpliendo con todos los requisitos.

Gracias a este “esfuerzo municipal” y al apoyo nacional, hoy 60 familias de escasos recursos de Nilo contarán, cada una, con una ayuda de 7 millones 150 mil pesos para la construcción de su vivienda.

¡Son 60 familias que hoy comienzan a hacer realidad su sueño de ser propietarias de sus casas! ¡Cómo no vamos a estar contentos ante esta hermosa realidad que dignifica la vida de los colombianos!

Estos subsidios vienen a unirse a otros 10 que asignamos el año pasado, para consolidar un total de 70 aportes de vivienda a las familias de Nilo durante mi mandato, por un valor cercano a los 500 millones de pesos.

Pero nuestra política de vivienda de interés social no sólo busca cubrir la necesidad básica de un techo propio para los habitantes de Nilo, sino, además, que estas viviendas sean sitios placenteros para ser habitados, que hagan el día a día más amable para sus dueños, que sean un refugio y un sitio de encuentro agradable con vecinos y amigos.

Por eso estamos creando espacios respetuosos y armónicos con la arquitectura municipal, para embellecer la población y traer mayor progreso a sus puertas.

Este desarrollo concreto de la Política Nacional de Vivienda de Interés Social que he liderado durante mi Gobierno ha sido fructífero gracias al esfuerzo conjunto del Inurbe, la alcaldía municipal de Nilo y la misma comunidad. A todos los invito para que continuemos trabajando de la mano en este esfuerzo que cada vez brinda más y mejores cosechas.

¡Qué bueno poder decir hoy, también, que nuestro programa de vivienda de interés social ha llegado, no sólo a Nilo, sino a todos los demás municipios del departamento de Cundinamarca y al resto del país, generando empleo y calidad de vida!

Durante mi Gobierno, hasta la fecha, hemos otorgado, en el departamento de Cundinamarca, incluyendo a Nilo, 2.800 subsidios con una inversión cercana a los 17 mil 600 millones de pesos. ¡Son 2.800 familias cundinamarquesas que, al igual que las 60 que hoy nos acompañan, han visto mejorar su calidad de vida a través de la adquisición de una vivienda digna!

¡Así, con obras concretas, el Gobierno ha demostrado un inmenso compromiso social con Nilo y con el departamento de Cundinamarca!

Pero si las cifras son impresionantes en lo que hemos hecho en Cundinamarca, lo son mucho más a nivel nacional, donde he venido cumpliendo, paso a paso, el compromiso con la vivienda para los más pobres del país que asumí con ustedes desde cuando era candidato.

Hoy les puedo contar, con inmensa satisfacción, que hasta la fecha, en todo el país, se han otorgado a través del Inurbe alrededor de 94 mil subsidios por cerca de 500 mil millones de pesos. Óigase bien: ¡Cerca de medio billón de pesos destinados, a través del Inurbe, a subsidios de interés social!

Y no se trata de cualquier clase de subsidios. Cuando yo llegué al Gobierno los subsidios que se entregaban para vivienda de interés social eran en promedio de dos millones y medio de pesos por familia. Hoy estamos hablando de subsidios de 7 millones 150 mil pesos. Vale decir: los hemos casi tripilicado para que las familias pobres de Colombia cuenten, al fin, con una verdadera y digna solución de vivienda.

Pero es más: si sumamos al Inurbe, los subsidios entregados por el Banco Agrario, las Cajas de Compensación Familiar, la Caja Promotora de Vivienda Militar y el Forec, estamos hablando de cerca de 350 mil subsidios para construcción, reconstrucción o adecuaciones de vivienda, ¡por un valor superior a los 1.9 billones de pesos!

¡Este ha sido el producto del cambio, con el que me comprometí y con el que estoy cumpliendo!

Estimados amigos:

Aunque la Navidad acaba de pasar, no olvidemos que el festivo que se celebró ayer fue el de los Reyes Magos, que en varios países es considerado como un día de obsequios y buenos deseos. Pues bien: no concibo mejor Regalo “de Reyes” para esta querida región, con nombre de río egipcio, que los 60 subsidios que hoy estamos entregando a sus habitantes más necesitados.

Hoy estamos celebrando el hecho de que muchos habitantes de Nilo podrán tener una casa digna donde el amor los espera luego de sus largas jornadas de trabajo o de estudio. Hoy hemos asegurado que contarán con un sitio propio donde poder descansar su presente y preparar su futuro.

Continuaremos levantando, ladrillo sobre ladrillo, las construcciones de la paz y el progreso en el país. Los felicito, de corazón, amigos de Nilo, porque este día han encontrado un nuevo motivo para creer y para seguir trabajando por su país y por sus familias.

Muchas gracias.

Lugar y Fecha

Nilo, Cundinamarca
8 de enero de 2002