Los soldados de Colombia son el pilar de la defensa nacional, de la preservación de nuestra democracia y de nuestras instituciones.

Los soldados de Colombia son los guardianes y defensores de nuestra libertad, esa misma libertad que nos legaron los próceres de la independencia, y que hoy quieren atacar los terroristas.

Por eso todo el país les tiene el mayor agradecimiento y los reconoce como los nuevos héroes de la Patria.

Por eso también hoy me siento muy feliz al venir a Bucaramanga y encontrarme con los soldados que defienden a sus compatriotas desde la querida Ciudad de los Parques, capital de este importante departamento de Santander, centro de progreso del oriente colombiano.

En estos días, gracias al Plan Aplazamiento que hemos realizado en las Fuerzas Militares, estamos adicionando 10 mil soldados más a nuestro pie de fuerza para que entren a proteger la infraestructura nacional y los municipios amenazados por los terroristas de la acción destructora de los enemigos de Colombia.

¡Que alegría encontrarme hoy con varios de estos valientes, que entregarán unos meses más de sus vidas para proteger a sus compatriotas como sólo ellos saben hacerlo: con coraje y con amor de Patria!

Tan sólo en Santander, 1.293 soldados de este contingente van a proporcionar más seguridad a 23 municipios y van a reforzar la protección de la refinería de Barrancabermeja. ¡Ésta es una excelente noticia para los alcaldes y los habitantes de estos municipios, y es una pésima noticia para los terroristas, que van a ver frustradas sus intenciones!

Pero lo que hemos hecho por Santander durante mi periodo, en materia de fortalecimiento de la operación de las Fuerzas Militares, es mucho más:

Creamos la Brigada Móvil No. 5 y dos batallones del Plan Energético Vial.

Por otra parte, se cambiaron 6.590 soldados bachilleres por soldados profesionales, mejorando la capacidad ofensiva de nuestra tropa. Y algo más: a cada batallón se le incrementaron 145 hombres, que corresponden a una Unidad Fundamental.

Valga resaltar que la Segunda División del Ejército, que tiene jurisdicción sobre Santander, ha tenido importantes resultados operacionales durante mi Gobierno. En efecto: durante estos cuatro años ha capturado 5.623 terroristas de la guerrilla o las autodefensas, ha dado de baja a 1.406, y ha incautado más de 3.900 armas.

En más de 1.500 combates en Santander las Fuerzas Militares se han anotado importantes triunfos, como la Operación “Berlín” contra las FARC, el abatimiento de segundo cabecilla de las autodefensas en Barrancabermeja y la exterminación en un 90% del Ejército Popular de Liberación -EPL-.

Hay que reconocerlo y agradecerlo: el Ejército y todas las Fuerzas Militares han estado atentos a proteger a los santandereanos de la acción vandálica y destructora de las guerrillas y los grupos de autodefensa.

Por supuesto, nadie puede negar que vivimos difíciles circunstancias de orden público, pero lo importante, y lo que quiero resaltar hoy, es que cada día contamos con más y mejores hombres, con más y mejores equipos, para combatir a los violentos y defender a la población civil.

Los 10 mil soldados que, a partir de hoy, engruesan las filas de las Fuerzas Militares son una nueva garantía de seguridad para los municipios de Santander y de Colombia, y para la infraestructura nacional.

Hoy he venido a decirles a ellos, a nuestros soldados, y a todo el pueblo santandereano, que hasta el último momento estamos pensando en su seguridad y estamos haciendo lo posible para preservarla.

La Fuerza Pública está presente y estará presente cada vez más en este departamento, para que la paz triunfe sobre las amenazas de los violentos. Porque los triunfos de nuestros hombres serán los triunfos de Santander y de toda la nación.

¡Dios bendiga a los soldados de Colombia y los llene de éxitos para el bien de nuestra patria!

Muchas gracias.

Lugar y Fecha

Bucaramanga, Colombia

18 de julio de 2002