Hoy estamos celebrando un nuevo avance para la justicia y el bienestar de los habitantes de Risaralda, de Caldas, de Quindío y el Norte del Valle.

El edificio sede de la Regional de Occidente del Instituto de Medicina Legal que hoy se inaugura es, sin duda, un modelo a nivel regional de soporte técnico y científico a la administración de justicia.

Con una moderna y cómoda infraestructura, y doce laboratorios dotados con tecnologías avanzadas, se garantizará un servicio funcional, ágil y eficiente para los casi tres millones de habitantes de la región.

Dos años atrás los servicios médicos forenses se prestaban en difíciles condiciones, y las instalaciones complicaban el funcionamiento de los laboratorios y los servicios.

Por eso se construyó la sede que hoy visitamos como un centro piloto para la investigación científica con una inversión de más de 3.600 millones de pesos, recursos que provinieron del presupuesto del Instituto Nacional de Medicina Legal.

Gracias a esta inversión, el edificio posee las más avanzadas especificaciones científicas y técnicas, equiparándose en calidad a los laboratorios del CTI de la Fiscalía en Bogotá.

Aquí estarán, prestando su servicio en óptimas condiciones, los laboratorios de balística, fotografía, toxicología, dactiloscopia, estupefacientes y grafología, entre otros.

Así mismo, los usuarios podrán encontrar los servicios de radiología, ecografía, psiquiatría y odontología en el área de la Clínica Forense, además de aulas de clases, auditorio y cafetería.

Es destacable, además, el cumplimiento de los requerimientos ambientales, que incluye dos eficientes sistemas de tratamiento de aguas residuales para evitar la contaminación biológica y química en el alcantarillado de la ciudad.

Por otro lado, la Sede dispone de un completo sistema de conservación y aseguramiento de evidencias, conforme a las exigencias de la cadena de custodia prevista en el Código de Procedimiento Penal.

Con todas estas características, esta obra contribuye, sin duda, a tener una justicia más eficiente y moderna en toda la región del Eje Cafetero.

Por eso, al tiempo que felicito a la Fiscalía General de la Nación y el Instituto de Medicina Legal por este logro, invito a sus habitantes a que la aprovechen al máximo, para que la justicia sea la constante en esta querida tierra del café.

Muchas gracias.

Lugar y Fecha

Pereira, Colombia

28 de mayo de 2002