PALABRAS DEL VICEPRESIDENTE GUSTAVO BELL CON OCASIÓN DE LA ENTREGA DE LA ORDEN NACIONAL AL MÉRITO A INTERCOR EN SUS 25 AÑOS DE OPERACIÓN EN COLOMBIA 2017-12-18T11:46:28+00:00

Project Description

Palabras del vicepresidente Gustavo Bell con ocasión de la entrega de la Orden Nacional al mérito a Intercor en sus 25 años de operación en Colombia

“Yo nací en una tierra luminosa. Yo vivo entre luces, aún en las noches. Yo soy la luz de un sueño antepasado. Busco en el brillo de las aguas, mi sed. Yo soy la vida, hoy. Yo soy la calma de mi abuelo Anapure, que murió sonriente…”

Éste es un verso guajiro, del poeta wayuu Vitorio Apushana, galardonado con el Premio Internacional de Poesía Casa de las Américas, que expresa bellamente la esencia de esa hermosa tierra que hace 25 años recibió e integró a su destino a International Colombia Resources Corporation “INTERCOR”, una compañía que ha sabido quererla, cuidarla y potenciar sus inmensas riquezas naturales y humanas.

Cuando celebramos hoy los 25 años de la vinculación de Intercor al proyecto carbonífero del Cerrejón Norte no celebramos poca cosa. Se trata de una asociación que le ha permitido a nuestro país tener la mina de carbón de exportación, a cielo abierto, más grande del mundo y el complejo minero más grande de América Latina. El compromiso y el trabajo de Intercor durante este primer cuarto de siglo han producido importantes frutos para el departamento de la Guajira y para toda Colombia.

A lo largo de estos 25 años, Intercor ha hecho una significativa contribución a la economía nacional, ayudándonos a posicionarnos como el cuarto exportador de carbón en el mundo y al carbón como nuestro segundo producto de exportación, produciendo hasta la fecha ¡nada menos que 6.800 millones de dólares de divisas para el país y regalías por 330 mil millones de pesos para la Guajira!

Intercor, por fortuna, ha entendido muy bien que hacer empresa y asegurar su éxito en cualquier lugar del mundo requiere de un verdadero compromiso social con sus trabajadores y familias, con la región y con el país en el que invierten. Por eso sus logros no se reducen a la rentabilidad que haya tenido su negocio sino, además, a los avances sociales que, gracias a su labor, se han llevado a cabo en nuestro país.

Antes que nada, Intercor ha creído en La Guajira y en el talento y capacidad de los trabajadores guajiros. Hoy no sólo es el principal proveedor de empleo en este departamento, con un promedio de 6.500 empleos directos, sino que ha capacitado y formado recurso humano de la región, convirtiéndolo en personal altamente calificado y competitivo a nivel mundial.

Esta empresa ha sabido imprimir en la cultura del trabajador guajiro un sello de calidad, un agrado por el trabajo, un compromiso para lograr las metas fijadas, un imperativo de progreso.

Además, ha ayudado a construir comunidad a través del respeto a la cultura de la región y de sus principales etnias y mediante el apoyo a distintos proyectos sociales de sus gentes, enseñándonos que la empresa del carbón puede y debe generar ante todo calidad de vida, bienestar social y calor humano.

A través de su Plan de Ayuda Integral a la Comunidad Indígena –Paici- que emprendió hace ya 12 años, Intercor, en nombre de las empresas asociadas, ha capacitado y apoyado a más de 12.000 indígenas Wayuu, fomentando la calidad de las artesanías, procurando el rescate de los diseños tradicionales y la diversificación de la producción, y ayudando al mejoramiento del hato caprino con la entrega a la comunidad de razas mejoradas. Igualmente, a través de su Fundación ha trabajado con la población nativa en la mejora de los cultivos de los productos agrícolas y se ha dado asesoría y créditos en insumos y materiales a la comunidad y apoyo en la comercialización. Así, por ejemplo, devolviéndole las bendiciones a la tierra de la que se nutre, ha asesorado a los cuahpanos en las formas de mantener sus cultivos de maíz.

También ha contribuido de manera significativa al fortalecimiento de la identidad cultural de la región. Gracias a sus programas sociales cientos de mujeres wayuú están produciendo y vendiendo tapices, telares, chinchorros, sombreros y múcuras, inspiradas en su paisaje desértico.

Con el respaldo de Intercor, asimismo, se han profesionalizado cientos de maestros del departamento y se han actualizado miles más. En el campo de la salud su contribución ha sido igualmente importante, dotando a varios hospitales de equipos médicos y de laboratorio y haciendo campañas para la erradicación de enfermedades propias de la zona. En total, Intercor, a nombre de las empresas asociadas, ha invertido más de 6 mil millones de pesos en programas de ayuda en las áreas de salud, educación, recreación y deporte en La Guajira.

De la misma manera las empresas asociadas han fortalecido el sector microempresarial de la región, entregando créditos por un valor superior a los 22.600 millones de pesos, lo cual ha permitido la creación y consolidación de 80.000 empleos en dicho departamento.

Debo destacar también que Intercor ha centrado su trabajo en una combinación armónica entre producción eficiente y respeto del medio ambiente, implementando un plan de control del medio ambiente sin precedentes en el país, lo cual ha permitido mantener la calidad del aire respirable, devolver las aguas limpias y llenas de vida y la recuperación y rehabilitación de más de 1.400 hectáreas. Esto le ha merecido el Premio Nacional de Ecología Planeta Azul y el reconocimiento Corporativo de Exxon Mobil, que se suman a los numerosos premios y reconocimientos internacionales que ha obtenido en diversas áreas.

En suma, Intercor –más allá de sus virtudes empresariales y su inmenso aporte económico- ha demostrado, con obras de apoyo social y ecológico, que creer en Colombia vale la pena tanto para el inversionista como para las comunidades receptoras de la inversión.

Además, durante sus 24 años de asociación con Carbones de Colombia “Carbocol S.A.” demostró que se puede lograr una alianza exitosa entre el Gobierno Nacional y la empresa privada. Hoy por hoy, en la nueva asociación con “El Cerrejón Zona Norte S.A.”, vigente desde hace poco más de un año, están también probando, a cuatro manos, que la inversión privada en el país sí paga los mejores réditos, no sólo financieros, sino en desarrollo corporativo y desarrollo humano dentro de las mismas empresas inversoras y en las regiones que reciben su inyección de capital y trabajo.

Con todos estos ingredientes, la gestión de Intercor en Colombia, a lo largo de estos 25 años, se ha constituido en un modelo empresarial a seguir, centrado en una visión integral donde el componente social es prioritario.

Con cada día de trabajo, cada nuevo frente de exploración, cada riel del sistema férreo, cada buque que zarpa con carbón de Colombia para el mundo, Intercor está dando muestras ciertas y positivas de que la “fe del carbonero”, esa fe sencilla y poderosa del hombre simple que trabaja sin pausa y confía en el futuro, es un valor incalculable para nuestra patria

Por todo lo anterior el Gobierno del Presidente Andrés Pastrana ha extendido el contrato de Asociación con Intercor hasta el año 2034, en un gesto de confianza en su labor y en sus beneficios para nuestra nación. Queremos que esta empresa siga poniendo en alto el nombre de Colombia en todo el mundo mediante la exploración y explotación de este producto insignia del país, que hoy acompaña al café, al petróleo, a las flores y al banano en el palco de honor de los productos que más le aportan al desarrollo nacional.

Apreciados amigos:

Con tantas razones para la admiración y la gratitud, hoy me siento muy feliz al tener el privilegio de entregar a Intercor, al cumplirse este primer cuarto de siglo de operación en nuestro país, la Orden Nacional al Mérito en el Grado Cruz de Plata, una condecoración que se ha ganado con esfuerzo honesto y compromiso social.

A Intercor, a su matriz Exxon Mobil, a su Presidente Hernán Martínez, a todos y cada uno de sus funcionarios, empleados y contratistas, y a todo el pueblo guajiro, que ha recibido las ventajas de su vinculación, les extiendo mis más sinceras felicitaciones.

Los invito, con ese entusiasmo caribe que me nace del alma, a que sigamos creyendo en esa región norte de nuestro país, coronada por el majestuoso Cabo de la Vela, con los cielos cubiertos de flamencos rosados y la tierra pintada de blanca sal y negro carbón.

Continuemos forjando la grandeza de la identidad colombiana en un trabajo conjunto con empresas que, como Intercor, respeten y cuiden nuestro territorio y nuestros valores culturales.

Termino estas palabras con otro verso del poeta guajiro que refleja el mensaje del pueblo colombiano hacia quienes, siguiendo el ejemplo de Intercor, quieren venir a contribuir al progreso de nuestro país:

“Cuando vengas a nuestra tierra, descansarás bajo la sombra de nuestro respeto. Cuando vengas a nuestra tierra, escucharás nuestra voz también en los sonidos del anciano monte. Si llegas a nuestra tierra con tu vida desnuda seremos un poco más felices… y buscaremos agua para esta sed de vida, interminable.”

Muchas gracias.

Lugar y Fecha

Bogotá, Colombia
17 de diciembre de 2001

Fatal error: Allowed memory size of 134217728 bytes exhausted (tried to allocate 20480 bytes) in /home/a44659151/public_html/apav2/wp-includes/class-wp-term.php on line 199