• Banner textos

  • RIEGO Y PROGRESO PARA LOS HABITANTES DE LA GUAJIRA

    FIRMA DEL ACTA DE ACUERDO DEL PROYECTO DE ADECUACIÓN DE TIERRAS DE RANCHERÍA

    “La tierra guarda su bien
    para los pasos suaves…

    “Arrojarás, en ella, las semillas propias
    y nacerán compañías generosas.

    “La tierra sueña
    con la humedad de tus pasos…”

    Éste es el canto de la tierra guajira, un canto que escribió el poeta wayúu Vitorio Apüshana, ganador del premio internacional de poesía “Casa de las Américas”. Éste es el sueño vivo de la tierra guajira, una tierra hermosa y extensa, pero sedienta de agua, de pastizales, de sembrados fértiles y de verdor.

    Por eso hoy me siento muy feliz de estar en Fonseca, de estar en esta vibrante península guajira, que corona la frente norte de nuestro país, para decirle a los guajiros que a partir de hoy comienza el fin, para ellos y para su tierra, de esta sed inmemorial.

    Yo me había comprometido con ustedes a luchar incansablemente por hacer realidad el proyecto de riego y adecuación de tierras en el eje del río Ranchería. Éste era un sueño largamente acariciado por los guajiros que no se había podido concretar y que requería de la firme voluntad política de un Gobierno.

    Pues bien: hoy he venido con una inmensa alegría a La Guajira para decirles que se acabó el tiempo de la espera, que los recursos están listos, que la voluntad del Gobierno es firme y que, a partir de hoy, comenzamos a trabajar todos unidos en los diseños, que incluyen el sistema de riego, y la construcción de la Presa “El Cercado” y de los sistemas de Conducción Principal de aguas en las áreas de Ranchería y San Juan del Cesar.

    No había querido venir con las manos vacías. ¡Por eso hoy las traigo llenas de agua, de sembrados y de futuro para la Guajira!

    Ustedes saben mejor que nadie cuánto tiempo lleva esta región pidiendo un sistema de riegos que le permita incorporarse a la franja agrícola del país. Ahora, por fin, ya estamos listos para comenzar a trabajar.

    Éste es un proyecto multipropósito que abarcará una gran cantidad de territorio en jurisdicción de los municipios de Fonseca, Barrancas, Distracción y San Juan del Cesar. Inicialmente se había planeado para beneficiar a 15.820 hectáreas en la región de Ranchería. Hoy, por fortuna, hemos incorporado 3.000 hectáreas más del área de San Juan del Cesar. Así que estamos hablando de ¡nada menos que 1.500 familias en 18.820 hectáreas que serán beneficiadas en esta zona norte de Colombia!

    Son 18.820 hectáreas que se incorporarán, gracias a un adecuado sistema de riego, a las tierras altamente productivas del país. Con ello esperamos un incremento sustancial en el volumen de producción agropecuaria, en la intensidad del uso de la tierra, en la rentabilidad de la explotación y, por consiguiente, en el mejoramiento de la economía de la región y de los usuarios de estas tierras en particular.

    Con este nuevo sistema de riego pondremos en desarrollo un Plan de Desarrollo Agrícola para la región, gracias al cual, mediante el mejoramiento de las prácticas agrotécnicas y la introducción de nuevas tecnologías, se incrementará el área cultivada anual de 6.000 a 37.000 hectáreas, y se generarán más de 6.000 empleos permanentes equivalentes a un millón quinientos mil jornales por año. ¡La soya, el algodón, el sorgo, el arroz, los frutales y las hortalizas, entre otros productos, crecerán y traerán progreso a esta querida tierra de la Guajira!

    Y algo aún mejor: los beneficios no serán sólo para las tierras y los productores: Con la construcción de la Presa “El Cercado” se originarán beneficios adicionales para los habitantes de la región, entre ellos la disponibilidad de agua para consumo humano y la generación de energía eléctrica.

    Este proyecto -que será realizado por el Instituto Nacional de Adecuación de Tierras, Inat- tiene un costo total, a precios de hoy, de 177.100 millones de pesos, y se desarrollará entre este año y el año 2007. De esta suma, el Gobierno Nacional pondrá 107.100 millones de pesos y la Gobernación de La Guajira colocará 70.000 millones, provenientes estos últimos de la venta de Carbocol y de recursos de regalías del carbón y del gas.

    Es importante destacar también su cercanía a los más importantes puertos de la costa Atlántica, lo que le genera un valor agregado a los productos que salgan de esta zona, por su fácil acceso a los mercados del mundo.

    Queridos amigos: ¡Me comprometí con ustedes a sacar este ambicioso proyecto adelante y hoy estoy cumpliendo con La Guajira!

    Pero no paramos ahí. Además de este macroproyecto, estamos adelantando también proyectos en pequeña escala que rehabilitarán 9 distritos de riego entre 30 y 200 hectáreas en Fonseca, San Juan del Cesar, Barrancas, la Jagua del Pilar y Riohacha, por un valor que supera los 400 millones de pesos. Estos trabajos ya están contratados, y su ejecución comenzará este mismo mes y finalizará antes de terminar el año, beneficiando a 190 familias en 705 hectáreas.

    Igualmente, para el año entrante hay otros proyectos, que ya tienen estudios y diseños, para la construcción de tres programas de riego: “Corral de Piedra” en San Juan del Cesar, “El Molino” en el municipio de El Molino y “Tabaco Rubio” en Riohacha, en los cuales invertiremos más de 1.240 millones de pesos, beneficiando a 177 familias en 393 hectáreas.

    Sin duda, la inversión del Gobierno en adecuación de tierras para la actividad agropecuaria ha sido fundamental. Sin contar los proyectos de rehabilitación o aquellos distritos de riego pequeños o medianos, con este solo proyecto de Ranchería y con el proyecto de Santo Tomás del Uvito en el Atlántico estamos dejando un legado de posibilidades agrícolas como nunca antes en Colombia, un legado que quedará bajo custodia y para el mayor desarrollo de la Zona Caribe del país.

    Con todas estas buenas noticias, la conclusión hoy es una sola: ¡Se acabó la sed de esta tierra generosa de la Guajira, que comenzará a florecer y a producir con el riego vital de sus aguas!

    No podemos olvidar, por otro lado, que La Guajira forma parte de esa área Caribe de Colombia que ha sido certificada, junto con Antioquia, por la Oficina Internacional de Epizootias como libre de fiebre aftosa. Por eso es bueno reafirmar aquí que el impulso de la ganadería ha sido y seguirá siendo una prioridad de mi Gobierno.

    Con este objetivo, hemos fortalecido el Incentivo a la Capitalización Rural –ICR- para promover la modernización de la maquinaria y equipo agropecuaria; el Certificado de Incentivo Forestal –CIF-;agropecuarios que estaban obsoletos y que generaban pérdidas cuantiosas en todo el proceso productivo, así como para el repoblamiento ganadero y mejoramiento de las razas bovinas que apoye la dinámica positiva que muestra hoy la ganadería colombiana, y, particularmente, la ganadería de la zona atlántica.

    Después de una tendencia negativa que traía el presupuesto asignado al sector agropecuario hasta 1998, mi Gobierno ha destinado cuantiosos recursos para incentivar a nuestros agricultores y ganaderos a volver a sembrar riqueza en el campo. Pero algo más: por primera vez este presupuesto es concertado con los distintos actores de las cadenas productivas para que produzca los frutos esperados en empleo e ingresos para la población rural.

    En sólo el Incentivo a la Capitalización Rural, hemos invertido un total de 103 mil millones de pesos y 229 mil millones en desarrollo tecnológico, componentes fundamentales del Programa de Oferta Agropecuaria –PROAGRO, pese a la crisis fiscal que ha afrontado el país. Ello es una muestra del compromiso y de la confianza del presente Gobierno con el agro.

    Valga resaltar -siguiendo en el tema ganadero- que el mismo proyecto de adecuación de tierras de Ranchería que hoy tenemos la alegría de lanzar generará una mejoría en la ganadería semi-intensiva, donde estamos promoviendo, además, óptimas prácticas de manejo y el mejoramiento de las razas.

    ¡Queremos una Guajira progresista, cubierta de cultivos y de hatos ganaderos, generando riqueza para sus habitantes y para el país! Con proyectos como estos, ¡la estamos logrando!

    Apreciados amigos de Fonseca y de La Guajira:

    Venir a la Guajira es visitar un territorio muy cercano a mis afectos y a las preocupaciones del Gobierno Nacional. Aquí estamos desarrollando proyectos e inversiones que mejoran día a día la calidad de vida de los guajiros.

    A nivel de protección del medio ambiente, hemos invertido en este departamento durante mi administración 6.335 millones de pesos para el apoyo de programas y proyectos de reforestación, mantenimiento de microcuencas y conservación de ecosistemas estratégicos, entre otros. Recientemente, gracias a un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo, se incorporaron 1.844 hectáreas dentro del programa “Plan Verde” para la recuperación forestal.

    A nivel de vías, el Gobierno Nacional ha invertido en La Guajira, durante la vigencia de este año 2001, la suma de 2.409 millones de pesos para el mantenimiento periódico, conservación y rehabilitación de su red vial. Dentro de esta inversión se destaca el mantenimiento de la carretera San Juan-Cuestecitas-Maicao con una inversión de 1.265 millones.

    En el importante tema de la seguridad vial hemos incrementado el presupuesto para el departamento de 18 millones de pesos en el 2000 a 120 millones este año.

    Queremos guajiros comunicados entre sí, con su país y con el resto del mundo. Para ello, a través del Programa Compartel, hemos previsto la instalación de 96 puntos de telefonía comunitaria en las zonas rurales del departamento, de los cuales hemos instalado ya 74 y esperamos instalar el resto en lo corrido de este mes. También hemos dotado a La Guajira con 12 centros comunitarios de acceso a internet en el mismo número de municipios, todos los cuales ya están instalados. El centro de internet de Fonseca, precisamente, está ahora en etapa de verificación por la interventoría para entrar a operar en un tiempo breve. La inversión total para estas obras de conectividad social en La Guajira alcanza la suma de 1.744 millones de pesos, beneficiando a cerca de 60.000 usuarios.

    El componente social del Plan Colombia también ha llegado ya a La Guajira. Con el programa “Empleo en Acción” estamos apoyando 18 proyectos comunitarios en 6 municipios del departamento, incluido Fonseca, con una inversión de 1.222 millones de pesos, a través de la cual el Gobierno Nacional colabora con parte del pago de mano de obra y materiales para la realización de dichos proyectos.

    “Familias en Acción” es uno de mis programas favoritos porque llega con subsidios directos a las madres de familia más pobres del país, a las de estrato 1, para ayudarles a sufragar los gastos de nutrición y educación de sus hijos menores. Son 40.000 pesos mensuales para cada familia con niños menores de 7 años con el fin de ayudar a su mejor alimentación, 12.000 pesos por cada niño que esté cursando su primaria y 24.000 pesos por cada niño que esté estudiando secundaria, para colaborar con sus gastos escolares. ¡Qué bueno poder decir hoy en La Guajira que “Familias en Acción” comenzará a apoyar con estos subsidios a partir del próximo mes de diciembre a más de 1.200 familias en Fonseca, Barrancas, Villanueva y Urumita!

    ¡Todos estos subsidios, todos estos aportes, son progreso y son paz para los habitantes de La Guajira!

    Gracias a todo lo que estamos haciendo, gracias a este grandioso proyecto de adecuación de tierras de Ranchería y San Juan del Cesar, los guajiros podrán decir a los visitantes, con orgullo, esos hermosos versos del poeta wayúu que cité al comienzo de estas palabras:

    “Cuando vengas a nuestra tierra,
    descansarás bajo la sombra de nuestro respeto.

    “Si llegas a nuestra tierra
    con tu vida desnuda
    seremos un poco más felices…
    y buscaremos agua
    para esta sed de vida, interminable”.

    Muchas gracias


    Lugar y fecha

    Guajira, Colombia
    10 de octubre del 2001

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2020 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved