• Banner textos

  • ¡SOLEDAD NO ESTÁ SOLA! COLOMBIA ENTERA Y EL GOBIERNO NACIONAL LE ESTAN CUMPLIENDO CON DECISIÓN

    Se los dije el 2 de junio, al día siguiente del tremendo vendaval que arrasó con cientos de viviendas y puso en vilo las vidas de las gentes de Soledad.

    Se los repetí luego el 15 de junio cuando regresé para impulsar el trabajo de reconstrucción.

    Y se los reitero hoy, 11 de julio, en esta tercera visita:

    ¡Soledad no está sola! ¡Colombia entera y el Gobierno Nacional la estamos acompañando y la acompañaremos hasta su total recuperación!

    Hoy me siento muy satisfecho, de verdad muy satisfecho,  pues he podido constatar que las obras están avanzando y que la labor conjunta del Gobierno Nacional, el Departamento, el Municipio y la empresa privada del Atlántico está dando unos resultados sorprendentes.

    El llamado Grupo de los 10 que instalé en mi pasada visita, conformado por el Director de Prevención y Atención de Desastres, el Gerente del Inurbe, el director de la Red de Solidaridad Social, el Presidente y un representante del Forec, el Gobernador del Atlántico, el presidente del Comité Intergremial del Atlántico, el Presidente de la Cámara de Comercio de Barranquilla, el alcalde de Soledad y un representante de la empresa privada, ha trabajado sin descanso y ha coordinado con eficiencia todas las tareas a realizar.

    Desde su reunión del pasado 20 de junio, se ha avanzado en tres temas principales: reparaciones de las viviendas averiadas, construcción de nuevas viviendas y solución temporal para las familias cuyas viviendas se destruyeron. Hoy quiero compartir con ustedes estos adelantos:

    En primer lugar, estamos trabajando a ritmo acelerado en la reparación de las 1.250 viviendas parcialmente afectadas. ¡Y vamos muy bien, como lo he comprobado hoy mismo cuando entregué personalmente materiales de construcción a varias familias de Soledad!

    ¡Qué bueno poder decir a Soledad y a Colombia que ya adquirimos la totalidad de las tejas y los caballetes que se requieren y que, con el apoyo de la Fundación Santo Domingo, hoy son más de 500 las viviendas que se han reconstruido!

    El objetivo es que antes del 20 de julio, antes del día de nuestra independencia, hayamos reparado ya la totalidad de las 1.250 casas averiadas, en un verdadero record de eficiencia en la historia de cualquier desastre natural en Colombia o en el mundo.

    Respecto a las casas que fueron totalmente destruidas, que son 386, también podemos decir hoy que estamos cumpliendo con los soledeños que se quedaron sin techo.

    Siguiendo el esquema que utilizó el Forec en el Eje Cafetero, hoy mismo está concluyendo el plazo para la entrega de propuestas por parte de 6 ONG, dentro de la vitrina inmobiliaria, las cuales pasarán al Comité para la Reconstrucción de Soledad o G-10 para su evaluación y decisión final.

    ¡El objetivo es que antes de medio año, con los recursos apropiados por el Inurbe para este efecto, que alcanzan los 3.000 millones de pesos, todos los soledeños que perdieron su vivienda estén ya instalados en sus nuevas casas! Haremos todo lo posible para que todos, o por lo menos la gran mayoría, pasen las navidades en el refugio de sus nuevas viviendas.

    ¿Y qué pasará mientras tanto? El G-10 determinó un interesante esquema de subsidios mensuales de 80.000 pesos por familia, durante 5 meses, para que los damnificados, mientras reciban su casa, puedan vivir tranquilamente en arriendo. Este programa de subsidios será posible gracias a la decidida colaboración de la empresa privada a través del Comité Intergremial del Atlántico, que así demuestra una vez más su compromiso con Soledad.

    Así que ya lo ven: lo prometimos sobre las ruinas y los destrozos el 2 de junio y lo estamos cumpliendo con decisión. En total son 4.200 millones de pesos que el Gobierno Nacional está destinando a través del Inurbe y del Fondo Nacional de Calamidades para la atención y recuperación de Soledad después del vendaval.

    ¡Y vale la pena! ¡Soledad no está sola! Por eso volveré cuantas veces sea necesario para constatar los avances de la reconstrucción y para acompañarlos en el proceso. ¡Y espero estar con ustedes antes de terminar el año para entregar las nuevas casas a las familias más afectadas!

    Apreciados amigos de Soledad y del Atlántico:

    ¡Qué buen día tenemos hoy porque comienza en nuestra Patria el evento futbolístico más importante del continente! Y no en cualquier parte de nuestra Patria, sino en Barranquilla, la Puerta de Oro, la capital de este querido departamento del Atlántico y la casa espiritual de la selección Colombia.

    ¡Doce selecciones de América estarán a partir de hoy disputando el juego limpio del deporte y la hermandad!

    ¡Estábamos listos y estamos listos! En pocas horas sonará el pitazo inicial y desde ese momento los colombianos tendremos la oportunidad de mostrar al mundo, a millones de personas que seguirán el evento por televisión y radio y que estarán atentas a las novedades de la Copa, la mejor cara de Colombia, esa que casi nunca sale en los noticieros.

    Ya llegó el momento y sabremos aprovecharlo y disfrutarlo como la nación alegre y llena de gente pacífica y hospitalaria que somos. ¡Demos la bienvenida a los visitantes, hagámosle barra a nuestra selección unidos con una sola camiseta, aplaudamos el buen fútbol y el juego limpio, y hagamos de ésta Copa un evento inolvidable!

    Colombia, como mis amigos de Soledad, va a salir adelante con este propósito y con todos sus propósitos. ¡Porque en Colombia y en la Costa siempre demostramos que somos más grandes que nuestros problemas!

    Muchas gracias.


    Lugar y fecha

    Soledad, Atlántico
    11 de julio del 2001

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2020 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved