Es un privilegio para mí estar hoy con ustedes en este bello municipio de Montenegro del departamento del Quindío que me es tan entrañable.

La salud es un derecho inalienable de todos los colombianos.

Por ello, una vez ocurrido el desastre, mi gobierno realizó gestiones internacionales para lograr donaciones significativas para la reconstrucción de las zonas  afectadas por el sismo en materia de salud, una de las cuales se concretó en mi visita al Imperio del Japón.

Hoy quisiera expresar mi más profundo agradecimiento al gobierno Japonés que no escatimó recursos para brindarnos una mano amiga y solidaria con la que pudimos contar para superar el desastre.

Es así como se obtuvo por parte de éste la dotación de equipos hospitalarios para los hospitales del Quindío.

La donación ascendió a la suma de 5 millones de dólares beneficiando a más de 500.000 habitantes del Quindío y demás municipios vecinos.

 Los hospitales beneficiados además del presente, de San Vicente de Paul,  son: el Hospital La Misericordia de Calarcá, el Hospital San Juan de Dios de Armenia, y el Hospital San Camilo de Buenavista.

Debido a la ayuda desinteresada que nos ha brindado el gobierno y el pueblo del Japón, la cual se ha materializado no sólo en esta ocasión sino en muchos otros proyectos de cooperación, hoy el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Salud, le impone la condecoración al mérito sanitario Jorge Bejarano a ese solidario pueblo con la certeza de que seguiremos estrechando lazos de amistad y apoyo en el futuro.

Al Embajador del Japón, Su Excelencia Gunkatsu Kano, aquí presente, le extiendo mi más cálido agradecimiento que es el agradecimiento también de todo el pueblo del Quindío.

Pero también el Gobierno está invirtiendo recursos de su propio bolsillo en el fortalecimiento del sector salud para el Eje Cafetero.

El Fondo para la Reconstrucción y Desarrollo Social del Eje Cafetero -Forec- está ejecutando un proyecto para la dotación de otros hospitales de la región afectada por el sismo.

Esto se esta logrando con recursos redireccionados por el Ministerio de Hacienda al Forec de un crédito que tiene el gobierno con el Banco KFW de Alemania.

 Los recursos se invertirán en la adquisición de equipos médicos y hospitalarios para los hospitales de la zona afectada.

Estos fondos ascienden a la suma de 1.130  millones de pesos.

En una primera etapa se han entregado e instalado en las instituciones beneficiarias equipos por un valor de 644 millones.

Los beneficiados de este proyecto serán el Hospital San Roque de Córdoba, el Hospital Santa Ana de Pijao, el Hospital Santa Lucia de Roncesvalles y el Hospital Pio XII de Argelia.

Actualmente se está en proceso de contratación de una segunda etapa en la adquisición de los equipos por valor aproximado de 495 millones para complementar tales dotaciones en estos hospitales.

De esta forma, y acompañada con la ayuda generosa de países amigos como el Japón, se está apoyando a las instituciones de salud públicas en el mejoramiento de la capacidad instalada mediante la modernización y actualización de los equipos.

Así estamos garantizando una mejor prestación de los servicios de salud en el Eje Cafetero y una mayor capacidad de respuesta ante cualquier evento.

Renuevo mi agradecimiento al pueblo del Japón, y tengan la certeza de que seguiremos luchando por que la salud en Colombia no sea un privilegio sino una oportunidad real para todos los colombianos.

Muchas gracias.


Lugar y fecha

Montenegro, Quindío
8 de agosto del 2001
Copyright2021 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved