San José, Costa Rica
12 de abril de 2002

Andrés Pastrana: “La coca que llegaba de Bolivia causaba violencia en Colombia”

En las últimas horas sostuvo un intercambio de insultos, vía Twitter, con el presidente Morales, a quien menciona como líder de los cocaleros. Asegura que la coca de Chapare alimentó a los cárteles colombianos.

El expresidente de Colombia Andrés Pastrana (1998-2002) accedió a conversar ayer, vía telefónica, con EL DEBER por más de 30 minutos. El político bogotano relató detalles de su expulsión de Cuba y del cruce de palabras que sostuvo en las últimas horas, vía Twitter, con el mandatario boliviano, Evo Morales.

El Gobierno cubano aseguró que impidió su ingreso al país porque viajaba en plan de provocación, ¿por qué iban a Cuba?

Es importante destacar que el expresidente (boliviano) Jorge Quiroga y yo ibámos a Cuba en representación de unos 35 exmandatarios de las américas y dos de España que forman parte del grupo IDEA (Iniciativa Democrática de España y las Américas), que fue conformado en favor de la defensa, la libertad y la promoción de la democracia. Hemos venido trabajando en Venezuela y, por esa misma razón, la Fundación Oswaldo Payá, que preside su hija Rosa María, tomó la decisión de que este año fuera reconocido el grupo IDEA. No entendemos la decisión del Gobierno de Cuba de impedir nuestro ingreso, aunque con este incidente queda demostrado que es una dictadura porque se prohíbe la entrada de dos expresidentes para recoger un premio. El régimen cubano ha venido insistiendo en que íbamos a perturbar las elecciones del domingo, pero esto demuestra que en Cuba no hay una elección, sino una selección de la Asamblea Nacional. En Colombia también tendremos elecciones este domingo, pero acá invitamos a veedores de la OEA, de la Unasur y de las autoridades electorales y partidos políticos de la región.

Según las autoridades cubanas, usted fue notificado un día antes que no era bienvenido, ¿por qué insistió?

Primero, acá hay una inversión de valores. No se puede preguntar por qué los expresidentes Quiroga y Pastrana iban a la isla, sino por qué dos exjefes de Estado son prohibidos de entrar a La Habana. Segundo, nunca el embajador de Cuba en Colombia me llamó ni se comunicó con mi oficina para hacerme conocer esa decisión. Lo único que hizo la embajada (cubana) fue enviar mensajes para amedrentarme y tratar de asustarme para que no vaya a Cuba. Además, los colombianos no necesitamos visa para entrar a la isla y los pasaportes diplomáticos, como en mi caso, tampoco necesitan comprar la tarjeta turística para entrar a La Habana.

¿Qué opina de los comunicados emitidos por los gobiernos de Colombia y de Bolivia después de la expulsión de ustedes de Cuba?

Ambos comunicados, tanto el de Bolivia como el de Colombia, fueron redactados desde Venezuela o desde Cuba. El comunicado de la Cancillería colombiana quedará en los anales de la diplomacia de nuestro país como el más vergonzoso porque respalda la dictadura, apoya al régimen de Castro y de ninguna forma protesta porque me hayan deportado o declarado inadmisible en la isla. Aquí claramente hay un respaldo a la dictadura y no a la democracia por parte del presidente (de Colombia, Juan Manuel) Santos. Hay que recordar que Cuba fue país garante del proceso de paz en Colombia, pero acá queda totalmente demostrado que quienes estuvimos en contra de un mal proceso de paz promovido por Santos y quienes estuvimos en contra de que Santos, a través de las FARC, entregara la soberanía colombiana a la dictadura cubana no se nos permite la entrada a la isla. Esta es la segunda vez que ocurre conmigo, porque en una oportunidad, durante las negociaciones de paz, se me impidió el ingreso a Cuba.

El presidente Morales dijo que tanto usted como Quiroga son golpistas relacionados con Donald Trump, ¿usted ha tenido alguna relación con el presidente de Estados Unidos?

Simplemente la reunión que sostuvimos con Trump, junto con el expresidente Álvaro Uribe, en Mar-a-Lago (en abril de 2017), donde tuvimos la oportunidad de hablar con el presidente de Estados Unidos, pero acá hay que poner en perspectiva que Evo representa el narcotráfico y yo represento la lucha contra el narcotrático; Evo representa impulsar y legalizar el narcotráfico, mientras que yo he sido víctima del narcotráfico, Evo fue quien proveyó de droga a Pablo Escobar y yo fui víctima de un secuestro promovido por Pablo Escobar.

Usted hizo una relación, vía Twitter, entre el presidente Morales y el narcotráfico, ¿por qué?

Si con algo se ha identificado el presidente Evo Morales es por ser el gran defensor del cultivo de coca, pero no del cultivo tradicional y ancestral, sino que ha sido el líder por excelencia de Chapare. Sabemos que en las zonas altas, cercanas a La Paz, se cultiva la coca para el consumo tradicional, pero el presidente Evo Morales viene liderando los movimientos cocaleros de Chapare desde los años 80. Recuerdo que en 1992 estuve en Santa Cruz y ya Evo Morales era el líder de los cocaleros, es decir tiene más de 30 años en esa actividad. Lo que quise decir aquí es que, claramente, quien surtió de coca a Colombia y quien en buena parte trajo la violencia a nuestro país a través de los cárteles de la droga ha sido, precisamente, la coca que llegaba de Bolivia; por lo tanto, Evo Morales alimentó los cárteles de Colombia, especialmente el cártel de Medellín, cuyo líder, Pablo Escobar, fue mi secuestrador. Eso es lo que digo: presidente Morales, no se equivoque, yo tengo la autoridad moral para hablar en la lucha contra el narcotráfico, he sido víctima del narcotráfico, he luchado contra ese flagelo toda mi vida, incluso fui secuestrado por Pablo Escobar. Evo Morales ha alimentado el narcotráfico en Colombia, gracias a los cultivos promovidos por él, y hoy legalizados, que es lo peor. Chapare es uno de los grandes financiadores del narcoterrorismo, como lo he denominado, y que en buena parte se debe al liderazgo que ha ejercido Evo Morales.

¿Cómo lo puede sustentar?

Como periodista, soy ganador de dos premios Rey de España de periodismo, y uno de los premios me lo adjudiqué con el reportaje La ruta de los dioses, que fue un informe en el que explicaba cómo la pasta de coca que salía de Bolivia pasaba por Perú y posteriormente era procesada en Colombia y enviada a las calles de Estados Unidos.

Usted mencionó vínculos del presidente Morales con las FARC, ¿existen?

Tengo conocimiento de que en algunas ocasiones las FARC tuvieron cobijo por parte del Gobierno del presidente Morales. Aquí lo importante es destacar que las FARC es el mayor cártel de coca del mundo; personalmente el único vínculo que conozco es el de la defensa, la promoción y la legalización de los cultivos de coca por parte del presidente Evo Morales en una zona que no es tradicional para el consumo ancestral.

En otro tuit, usted dice que Fidel Castro lo alababa, mientras que Raúl Castro impide su entrada a Cuba, ¿por qué esa contradicción?

Ahí está la contradicción. Por eso publiqué esa página del famoso libro de la defensa de Fidel Castro La historia me absolverá, que en su dedicatoria, ahí a un lado, destaca el valor moral y político de Andrés Pastrana, pero el comunicado emitido esta semana por la Cancillería de Cuba es exactamente lo contrario. Lo curioso es que el único presidente de Colombia que fue en visita de Estado a Cuba fui yo, incluso me recibieron con honores, no solo por ser presidente, sino porque Fidel jugó un papel importante en el proceso de paz con el Ejercito de Liberación Nacional (ELN). Hoy se me declara persona inadmisible y no grata.

¿Qué opina del socialismo del siglo XXI?

Lo que ha quedado absolutamente demostrado es que el socialismo del siglo XXI representa la mayor corrupción que ha existido en América Latina. Creo que nunca habíamos tenido esas cifras de dinero que entraron a estos gobiernos y que ha sido despilfarrado por la corrupción. Mire lo que pasó con Odebrecht, se investiga al presidente (de Venezuela, Nicolás) Maduro por corrupción, se cae la expresidenta de Argentina (Cristina Fernández) por el caso Odebrecht; mire lo que pasó en Ecuador y en Brasil con Lula y Dilma. Creo que este tipo de socialismo ha dejado el mayor ejemplo de corrupción, nuestros países tuvieron las mayores épocas de bonanzas por los commodities, por el tema minero, petrolero y de gas, pero fueron despilfarrados por los gobernantes del siglo XXI.

¿Cómo percibe a Bolivia?

Así como lo digo en un tuit, también estamos en contra de la reelección permanente de los presidentes. Tenemos que buscar fortalecer la democracia, en el caso boliviano, para que los jefes de Estado no se perpetúen en el poder. En Bolivia también hay persecución, como sucede con el expresidente Quiroga, que debe presentarse mensualmente ante un juzgado, y eso lo tiene que saber el mundo. Los demócratas debemos respaldar al pueblo boliviano que dijo No a la reelección en febrero de 2016.

¿Usted cree que el presidente de Venezuela debe asistir a la Cumbre de las Américas?

El lunes (en Caracas) el presidente Raúl Castro pidió que se concediera voz al narcodictador Nicolás Maduro en un foro democrático, como es la Cumbre de las Américas, pero horas después prohíbe la entrada a La Habana de dos expresidentes que fueron elegidos democráticamente. En este caso, la pregunta es: ¿se debe conceder voz al dictador de Cuba en un foro democrático?, creo que la pregunta debe centrarse ahí.

Fuente: Diario El Deber

Santos se lleva el premio de dejar el país más lleno de coca del mundo: Andrés Pastrana

El expresidente de la República dice en La W que sin la ayuda de Estados Unidos Colombia no tendría los recursos para combatir el narcotráfico.

Fuente: W Radio

Bogotá, Colombia
14 de septiembre de 2017

Bogotá, Colombia
2 de octubre de 2016

El expresidente Andrés Pastrana aseguró que la única manera de acabar el conflicto armado en el país es el diálogo por lo que tras ganar el No en el plebiscito por La Paz le envió un mensaje al presidente Juan Manuel Santos para que continúe la vía de las conversaciones.

“Conversemos, convoque Presidente, sentémonos mañana a conversar y para tener un acuerdo que permita unir al país y no dividirnos” dijo Pastrana a lo que agregó “se pueden renegociar los acuerdos, las Farc y el presidente se sometieron a un proceso que no era necesario, hay que aceptar las reglas de juego, distinto a lo que nos dijo el presidente Santos lo lógico es que si ganó el No es que nos sentemos a conversar” explicó el expresidente.

De acuerdo con Pastrana es necesario revisar temas como el de la justicia especial para la paz “no estoy de acuerdo con un tribunal foráneo” dijo además del tema de narcotráfico, “no ha habido verdad ni justicia ni reparación” afirmó.

Aunque dijo que era una derrota del presidente Juan Manuel Santos “que no logró vender como queríamos todos los colombianos los acuerdos” dijo que el mandatario debe “convocar a todo el país para que nos permita avanzar en el proceso”.

Escuche la entrevista completa AQUÍ

Fuente: RCN La Radio

“El país no absolvió a Samper”: Pastrana

El 12 de junio de 1996 finalizó el juicio contra el entonces presidente Ernesto Samper Pizano, por la presunta financiación de su campaña con dineros del narcotráfico. La Cámara de Representantes precluyó el proceso que se llevaba en contra del mandatario, que fue absuelto por una mayoría de 111 votos contra 43.

Al conmemorarse 20 años de la absolución de Samper, el expresidente Andrés Pastrana Arango, uno de los artífices de esta investigación que se conoció en el país como el Proceso 8.000, habló con EL COLOMBIANO. Según el exmandatario, si se hubiera condenado a su predecesor, la política colombiana habría sido diferente.

¿Cómo recibió el país la noticia de la absolución por parte de la Cámara al presidente Ernesto Samper?

“Fue algo muy triste porque después se mostró con todas las pruebas que el narcotráfico compró una presidencia. Cuando hice la denuncia, tres días antes de las elecciones, no se tomaron las medidas necesarias. La decisión de la “comisión de absoluciones”, como quedó identificada a partir de ese momento, trajo consigo también el final del Proceso 8000. Si verdaderamente la Fiscalía y las autoridades investigan a fondo, muchos problemas se hubieran evitado”.

¿Si había pruebas, por qué los congresistas de la época no actuaron?

“En ese momento también había lo que hoy se denomina mermelada. En los análisis del presupuesto se evidenciaron las partidas presupuestales que fueron entregadas a los congresistas que tuvieron que ver con su absolución. Por ejemplo, al parlamentario investigador, de Córdoba, Heyne Mogollón, le dieron recursos para carreteras que nunca se hicieron o se terminaron. Si se hubiera llegado al fondo muchos de esos representantes no estarían en el Congreso y se hubiera renovado la política”.

¿La absolución mejoró la legitimidad del presidente, o afectó más su imagen?

“La empeoró, porque después vino la cancelación de la visa al presidente por parte de Estados Unidos. Colombia pasó a ser un país descertificado, paria, y después se confirmó todo lo que se había dicho, inclusive en los narcocasetes”.

¿Qué consecuencias políticas generó esta decisión?

“Hubo división profunda en el país. Los amigos del presidente Samper contra la gente de la calle. No había antecedentes de manifestaciones de esa magnitud para buscar la salida del presidente. Incluso, quien lideró ese proceso fue el presidente Juan Manuel Santos, quien se reunió con los paramilitares, con las Farc, con “Raúl Reyes” y la sociedad civil. Por eso es curioso que sea hoy el mayor defensor de Samper. Son los mismos”.

¿Por qué nunca se volvió a retomar la investigación?

“No hubo decisión política. Faltó que la Fiscalía asumiera el proceso. Incluso hay nuevas pruebas que permitirían abrir hoy el proceso. En mi libro Memorias olvidadas, hay un facsímil de la carta en la que los jefes del Cartel de Cali dicen que financiaron esa campaña y que no fue a las espaldas de Samper”.

¿Y en su gobierno qué se pudo hacer al respecto?

“No se pudo hacer nada. Pero es que quien inicia la investigación es el fiscal Gustavo de Greiff, el papá de la tesorera de la campaña de Samper, Mónica. El fiscal me dijo que tenía investigar mi campaña y le dije que tenía mis libros abiertos, pero le pregunté que si ya había investigado a la hija. Se quedó callado, no pasó nada. Después se comprobaron sus vínculos con el Cartel de Cali”.

¿Los coletazos de esa decisión siguen afectando la imagen del Congreso?

“La imagen de la institución se fue al piso. Había manifestaciones en todo el país. Fue tomada como una burla la compra de conciencias. Puede que a Samper lo haya absuelto la Comisión, pero el país nunca se la dio y tampoco la comunidad internacional”.

¿Y por qué entonces la Unasur lo acoge?

“No entiendo por qué Santos, que lo quiso sacar por corrupto y por su vinculación con el narcotráfico, es el que le da respaldo en Unasur. Y cómo el Gobierno lo respalda ante un organismo que tiene que velar por la defensa de la democracia, cuando el presidente Samper no tiene autoridad y su credencial está manchada”.

El Partido Liberal no volvió al poder después de eso, ¿fue otro afectado?

“Puede ser. Si la Fiscalía hubiera investigado, la política en este país hubiera cambiado. Si el Proceso 8.000, que involucró a congresistas al narcotráfico, hubiera llegado al fondo, habría una Colombia distinta”.

¿Qué le queda al país de enseñanza de este caso?

“Que la justicia debe llegar al fondo en investigaciones de corrupción, como lo hizo con la parapolítica. Discrepo del presidente Santos al decir que el narcotráfico es delito conexo, cuando es principal. Todos los días caen laboratorios de coca de las Farc, mientras están sentados en La Habana, porque saben que no van a ser juzgados por ese delito”.

Fuente: EL COLOMBIANO

Andrés Pastrana: “El Plan Colombia es una historia de éxito”

“Yo tengo críticas, yo he sido un hombre de paz, creo en la paz, me la jugué por la paz, pero creo que tenemos que buscar mecanismos que nos permitan que esta paz sea permanente”, dijo Andrés Pastrana, expresidente colombiano.

Andrés Pastrana Arango, expresidente de la República de Colombia entre 1998 y 2002 es una de las personas con mayor autoridad para abordar temas relacionados con el Plan Colombia, y no necesita mayor presentación. La vena política le viene de familia por ser hijo del expresidente Misael Pastrana Borrero, que rigió los destinos del país de 1970 a 1974.

Se encuentra en Washington por una invitación de la Casa Blanca para celebrar una década y media de progreso bajo el Plan Colombia, según el propio presidente Barack Obama, quien agradece la presencia de Pastrana junto al presidente Juan Manuel Santos.

“Yo creo que el que más está de celebración soy yo. Hoy es el propio presidente de EEUU quien nos invita a su casa, a la Casa Blanca, a celebrar 15 años de éxitos”, dice el ex mandatario colombiano.

Su biografía es extensa y su labor parece interminable. En 1988 se convirtió en el primer alcalde de Bogotá elegido por votación popular; en 1990 fundó el movimiento Nueva Fuerza Democrática, de ideología conservadora, por el que fue elegido senador. Se presentó luego a los comicios presidenciales de 1994, pero fue derrotado por el candidato liberal Ernesto Samper. En las elecciones presidenciales de junio de 1998 fue elegido presidente con el 50,4% de los votos, venciendo al liberal Horacio Serpa e iniciando de inmediato diálogos con la guerrilla de las FARC.

“Cuando yo llego a la Presidencia de la República en 1998, Colombia para muchos era un estado fallido, la guerrilla envalentonada. En los primeros años antes de mi toma de posesión, la guerrilla había secuestrado más de 1.000 soldados y policías. El país en ese momento estaba desertificado, el presidente de Colombia, Ernesto Samper, no tenía visa con Estados Unidos porque el narcotráfico había comprado en la cabeza de él, la presidencia de Colombia, la situación económica era difícil y ¿qué pasó? Creamos el Plan Colombia y 15 años después, hoy, pasamos de ser un estado fallido a un país viable”.

¿Estamos ante el capítulo II del Plan Colombia?

“Vamos a utilizar una expresión del tenis: si estamos ganando con el servicio, ¿para qué cambiarlo, si el Plan Colombia nació originalmente para la paz, para combatir el narcotráfico como uno de sus aspectos fundamentales? Nosotros en mi Gobierno logramos hasta 750 millones de dólares -en ayuda norteamericana-. Posteriormente, durante el Gobierno del presidente Uribe el Gobierno americano redujo a la mitad esa ayuda cuando nace la Iniciativa Mérida.

Pastrana se refiere a que en sus comienzos el Plan Colombia tenía destinados un 75% para programas de ayuda social y el restante 25% era para la estrategia militar. Luego, se invirtieron los usos y lo militar se llevó la mayor parte. ¿Cómo definirlo mejor?

”Si ya el Plan pasó por el Congreso, lo estamos haciendo, ¿para qué lo cambiamos? Lo que hay que hacer es al interior del Plan Colombia, tomar la decisión de que los recursos militares van a pasar en buena parte al aspecto social”

El expresidente señala que las tres políticas más importantes sociales en Colombia hoy en día se crearon sobre la base de este Plan.

“Yo cree un plan que se llamaba Familias en Acción que hoy beneficia a dos millones y medio de familias en Colombia, creamos también Jóvenes en acción, Empleo en Acción”, explica mientras recuerda que una de las condiciones del Plan Colombia era justamente el Tratado de Libre Comercio entre los dos países que finalmente se aprueba el 10 de octubre de 2011, por el congreso de los Estados Unidos, y entra en vigencia desde el 15 de mayo de 2012.

“Yo le dije a los americanos “I need trade not aid” (Yo quiero tratado comercial no ayuda).

¿Cómo entender ahora la fase del postconflicto?

“Hay dos temas todavía que son complicados. Ayer salió una encuesta que dice que el 70% del país no está de acuerdo con el manejo que le ha dado (Juan Manuel) Santos al proceso de paz en Colombia, por eso yo hablo de que hay que crear un consenso. El problema no es firmar la paz, sino firmar una paz que sea duradera. Por eso yo insisto en que el único que puede convocar al país es el presidente de la República y convocar a los colombianos para que firmemos una paz duradera. En segundo lugar, en mi caso personal tengo críticas al tema de la justicia que está planteando el presidente porque viene impulsando la tesis de que el narcotráfico es un delito conexo”.

“Si no es un delito principal, en buena parte se está lavando la cara de las FARC ¿y no van a ser juzgadas luego de que los EEUU los han catalogado como el mayor cartel de la droga del mundo?”.

Pastrana sostiene que si a Timochenko, hoy jefe de las FARC, catalogado como el jefe máximo por el Departamento de Estado, no se le juzga por los delitos cometidos, ¿cómo puede Colombia mantener ante el mundo que el narcotráfico es un delito conexo y no un delito político y luego entrar en la contradicción de pedir ayuda para combatir o seguir combatiendo a la narcoguerrilla?

Pastrana recuerda como por exigencias de las FARC, el presidente Santos suspendió la fumigación en el año 2014 y a raíz de esa decisión aumentaron los cultivos en un 40%.

“Eso demuestra que estamos en retroceso de lo que logramos con el Plan Colombia y no solo 40% se aumentaron los cultivos sino que Colombia pasó a hacer el mayor cultivador de coca inclusive hoy más que Bolivia y Perú juntos, además de que aumentaron los ingresos de las FARC en un 40% a consecuencia de la decisión del Presidente Santos de parar la fumigación”.

¿Se está firmando la paz muy rápido o no está lista todavía?

“Hay temas que llaman la atención. Parece que hay temas por discutir. Ojalá que el país conozca de forma muy clara que es lo que se va a discutir, especialmente en este punto, porque yo no creo que haya un caso en el mundo en el que se esté negociando con un grupo terrorista y al mismo tiempo con el capo del cartel más importante. Esa mezcla no se ha dado en ningún otro proceso de paz y eso hay que manejarlo con mucho cuidado”.

¿Está optimista?

“Yo tengo críticas, yo he sido un hombre de paz, creo en la paz, me la jugué por la paz, pero creo que tenemos que buscar mecanismos que nos permitan que esta paz sea permanente. ¿Cómo entender nosotros que después de 60 años de violencia, el 70% de los colombianos no estén de acuerdo con el Gobierno y no estén de acuerdo con un proceso de paz? Eso no puede suceder”.

¿Si ustedes no están de acuerdo, como esperan que EEUU o el mundo lo esté?

“Por eso le he dicho al presidente (Santos) convoque al país, hay críticas. El presidente me invitó a participar en la Comisión de Paz. No le gustaron algunas de las críticas que le hice y ya no estoy en la Comisión y de lo que se trata es de oír, para que podamos llegar a esa paz duradera que es la que queremos los colombianos. Están jugándose a apresurar una negociación cuando quedan 70 o 100 temas todavía por discutir que se llaman los asteriscos del proceso de negociación”.

Entonces ¿debemos separar el Plan Colombia del Plan de Paz?

“Plan Colombia es una historia de éxito, es una parte fundamental, si llegamos a un proceso de paz. Pero ese final todavía no ha llegado, tristemente porque eso es lo que estamos anhelando los colombianos. Hoy el presidente Obama puede decir que va a dar una partida de 500 ó 600 millones de dólares, pero ese es solo el comienzo, porque el camino, como decimos en Colombia, es largo y culebrero y ese camino es el del Congreso. Nos pueden dar 450 millones o simplemente que nos den 50 o 100. Si ya el Plan Colombia está funcionando ¿Para qué cambiamos el camino?

Fuente: Diario Las Américas 

Pastrana: En el gobierno Santos “se está desvirtuando el Plan Colombia”

El expresidente de Colombia Andrés Pastrana, en cuyo gobierno surgió el Plan Colombia, hace un balance del acuerdo bilateral de lucha contra el narcotráfico.

Vea la entrevista completa AQUÍ

Fuente: CNN en Español

Si Farc dice la verdad sobre el narcotráfico se alcanzará la paz: Andrés Pastrana

En entrevista con Julio Sánchez Cristo, el expresidente se refiere al peligro de perder los esfuerzos del Plan Colombia, por el aumento en la producción y venta de estupefacientes.

Fuente: W Radio 

Copyright2019 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved