17 de mayo de 2018

20-M en Venezuela: coronación cubana o el fin de Maduro

«Siete días después de la coronación de Maduro, Colombia tiene la palabra. Elige a Petro, el devoto asesor chavista y amigo del narco-tirano venezolano, o vota por Duque y una Colombia con paz»

Venezuela, 6 de diciembre de 2015, elecciones parlamentarias. Estuvimos allá acompañando la votación injusta y abusiva, pero la última relativamente libre que convocó el narco-tirano Maduro. El triunfo opositor se tuvo que reconocer por la presencia organizada de testigos electorales en todas las mesas, dirigida por Roberto Picón, y por el último vestigio de dignidad democrática de las FF.AA., cuando cerraron la votación a la hora establecida, evitando el acostumbrado vuelco nocturno de resultados. El régimen reconoció el cómputo, pero no sus consecuencias políticas, por lo que inició el golpe continuado que intenta finiquitar el venidero 20 de mayo.

En las postrimerías de ese 2015, fraguando procedimientos y violando leyes, Maduro copó completamente el poder judicial para castrar al Parlamento opositor, mediante decenas de fallos espurios que no permitieron al Legislativo aprobar ni la ley de la gravedad. Después anuló el referéndum revocatorio presidencial.

Pero la debacle económica acorraló a Maduro, quien después de robar los cuantiosos ingresos petroleros, endeudar su país mediante bonos del hambre a Wall Street, vender el oro y las reservas internacionales, retirar los recursos del FMI, hipotecar la faja de Orinoco y CITGO, chocó con la limitación de no poder seguir expoliando su país sin apoyo parlamentario. Desesperado, trató de reemplazar al Congreso con sus jueces, pero ante el rechazo a su ignominiosa maniobra procedió a reprimir ferozmente las protestas ciudadanas, regando las calles con la sangre de decenas de heroicos jóvenes, que prefirieron morir de pie antes que vivir de rodillas.

La lección de 2015 fue asimilada, el régimen no volvería a convocar comicios libres. Empezó la pantomima «electoral»: encumbrar un soviet constituyente sin voto universal; exiliar, inhabilitar o encarcelar líderes opositores; relocalizar cientos de miles de votantes y trasladar recintos electorales horas antes del sufragio; chantajear con el hambre mediante bolsas CLAP y carnets de «la patria» a cambio de votos; inflar el resultado oficialista como lo denunció Smartmatic; desconocer el triunfo opositor en Zulia; robar abiertamente la gobernación de Bolívar; volcar tramposamente miles de sufragios en Lara ante la vergonzosa aceptación de Henry Falcón, quien hoy promete ganar y defender en el país lo que no pudo en su estado. El fraude y la manipulación hoy son abyectamente descarados.

«Después del 20 de mayo o se erige una segunda Cuba en pleno 2018, o se precipita el principio del fin de la narco-tiranía de Maduro»

El próximo 20 de mayo llega la estocada final de la cubanización, porque Maduro se coronará bailando macabramente sobre los escombros del país más rico de América, al que su inepta criminalidad ha dejado sumido en hiperinflación y contracción económica, en catástrofe humanitaria con ribetes de distopía surrealista, bajo una represión sangrienta y persecución feroz. Su coronación cubana requiere padrino y pareja, son el inefable Zapatero y su copiloto Falcón. Después del 20-M Maduro llamará a un gobierno de «unidad», para reclamar reconocimiento internacional y la suspensión de sanciones, cuando las más dañinas y oprobiosas son su auto-embargo petrolero y su depredación criminal. Los gobiernos democráticos, ignoremos a los serviles de la ALBA, no deben morder el anzuelo ni respaldar el «diálogo» con esa «oposición» servilmente seleccionada, como producto de esta pantomima fraudulenta.

Después del 20 de mayo o se erige una segunda Cuba en pleno 2018, o se precipita el principio del fin de la narco-tiranía de Maduro. Depende de cuatro factores en las próximas semanas: la resistencia civil interna, la presión externa, el quiebra militar y la vecina Colombia.

«Los venezolanos que han sacrificado casi todo están llamados a resistir y rechazar esta coronación dentro y fuera de Venezuela»

Los venezolanos que han sacrificado casi todo están llamados a resistir y rechazar esta coronación dentro y fuera de Venezuela. La coordinación entre Antonio Ledezma en el exilio; Leopoldo López, Daniel Ceballos y las decenas de presos políticos en casas y cárceles; y la indoblegable María Corina Machado en calles y universidades, es esencial y será determinante. El hemisferio debe garantizar la libertad e integridad de Machado, porque un Maduro empoderado viene por ella.

La comunidad internacional debe desconocer esta coronación dictatorial, expulsar a Maduro de la OEA, sancionar a los delincuentes del régimen, incautar sus bienes y expulsar a sus testaferros y parientes de cada país decente, romper relaciones y replegar embajadores, además de respaldar las acusaciones por crímenes de lesa humanidad ante la Corte Penal de La Haya.

Esta combinación coordinada y sistemática es lo único que puede llevar a soldados de honor, cuyo uniforme fue teñido con la sangre de jóvenes patriotas y mancillado con la cocaína traficada por sus generales criminales, a desconocer al régimen opresor emulando a sus pares nicaragüenses, para así redemocratizar la tierra del Libertador.

Siete días después de la coronación de Maduro, Colombia tiene la palabra. Elige a Petro, el devoto asesor chavista y amigo del narco-tirano venezolano, o vota por Duque y una Colombia con paz, sin narcotráfico y solidaria con el rescate de la democracia vecina.

20 de mayo en Venezuela se viene la cubanización dictatorial total, o llega el fin de Maduro y el principio de la recuperación de la libertad.

FUENTE: ABC de España

La dirigente del partido Vente Venezuela, María Corina Machado, se reunió este lunes con los expresidentes colombianos, Andrés Pastrana, Álvaro Uribe y la aspirante a la vicepresidencia del país, Martha Lucia Ramírez.

“La admiramos mucho y somos solidarios por los valores democráticos” que impulsa, dijo Pastrana desde el Puente Internacional Simón Bolívar, frontera entre Venezuela y Colombia.

Pastrana indicó que María Corina, quien ha hecho en reiteradas ocasiones llamados a la dimisión de Maduro, “es la voz de la democracia de las Américas”.

“Queremos expresar nuestra solidaridad. Es muy importante respaldar a María Corina Machado por su coraje. Es una mujer que se ha dedicado a defender la democracia, los derechos humanos y contra la crisis de medicinias”, expresó Pastrana, mientras caminaba por el Puente Internacional Simón Bolívar.

Fuente: NTN24

14 de mayo de 2018

Madrid, España
20 de marzo de 2018

Andrés Pastrana: «Rodríguez Zapatero ha mantenido la narcodictadura de Maduro en el poder»

Voz crítica tanto con el chavismo como con el castrismo, el expresidente colombiano cree que «ya se comienza a vislumbrar una fractura dentro de las Fuerzas Armadas venezolanas»

Andrés Pastrana Arango (Bogotá, 1954) recibe este martes en Madrid el premio que la Fundación Villacisneros le ha otorgado, junto al también expresidente de Colombia Álvaro Uribe, «por su postura ante el proceso de paz con las FARC». El exgobernante (1998-2002) se considera «víctima» del terrorismo y de «los extraditables», un apéndice del cártel de Medellín que le secuestró el 18 de enero de 1988 cuando era candidato a la alcaldía de Bogotá. Pastrana cree que en terrorismo «hay muchas similitudes» entre España y Colombia. «Un proceso por encima de la mesa en Colombia, aquí hay muchas concesiones a ETA. Los del “no” (en el referéndum sobre los acuerdos de paz) le hemos dicho al presidente Juan Manuel Santos que este y cualquier proceso de paz se debe basar en tres elementos: verdad, justicia y reparación». Como a su juicio no se han cumplido ninguno de los tres, Andrés Pastrana avisa que si el centroderecha gana las próximas presidenciales (27 de mayo y 17 de junio) «vamos a revisar los acuerdos».

¿Qué representa para usted recibir el premio anual de la Fundación Villacisneros?

Muy significativo y un honor para mí por ser víctima del terrorismo y de «los extraditables». En 2002, cuando salí de la presidencia, las FARC habían contratado a ETA para matar al vicepresidente Francisco Santos o la embajadora Noemí Sanín o a mí, que en ese momento vivía en España.

¿Los colombianos han pasado factura a la exguerrilla de las FARC (hoy Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) por las más de cinco décadas de conflicto interno? En el Senado solo consiguieron algo más de 52.000 votos (0,34%).

Santos entregó al país por 50.000 votos. Entregó la Constitución, las instituciones y la justicia por un grupo que utilizó el terrorismo como arma política, como en España, y resulta que terminaron con 50.000 votos. Le han pasado factura a Santos, a su candidato y a las FARC. El partido de la U ha perdido 8 o 9 senadores, no tiene candidato propio. La factura se la han pasado a Santos las encuestas y los colombianos. Tiene entre un 10% y 15% de popularidad. Más del 70% de los colombianos le estamos diciendo que no nos gusta la implementación de los acuerdos de paz. Esto significa que algo quedó mal hecho. Cuando ganamos los del «no» en el referéndum le dijimos a Santos que queremos aportar para hacer un buen proceso de paz y nunca se tuvo en cuenta. El presidente Santos falta a la verdad cuando dice que asumió todo lo que le dijimos los del «no». Los temas fundamentales, verdad, justicia, reparación y narcotráfico no fueron incluidos.

Pero la FARC tienen garantizados cinco escaños en cada Cámara durante los próximos ocho años, en virtud de los acuerdos de paz. ¿Qué espera de su aportación en la Cámara Alta, donde se enfrentarán al senador más votado de la historia del país, Álvaro Uribe (con 866.000 votos)?

No es justo que quienes han cometido crímenes de guerra y de lesa humanidad hoy estén participando en el Congreso sin haber pagado ni un segundo de cárcel. Eso no lo entienden ni los colombianos ni el mundo. Quedó demostrado que no tienen el respaldo popular, que si el Gobierno no les hubiera dado los escaños, no hubieran llegado al Congreso. Hay un gran escándalo porque a las FARC se les dio más de tres millones de dólares para hacer campaña electoral y dos días antes de la campaña retiraron dos millones de dólares en efectivo, supuestamente para pagar la campaña electoral. Vamos a ver si hay claridad en este tema. Ellos creyeron que la población les iba a recibir con flores y los recibieron con huevos, y no tuvieron el valor de enfrentar la democracia. A mí las FARC me amenazaron de muerte de forma permanente y nunca dejé de ir a una manifestación. Al señor «Timochenko» le tiraron dos huevos en Armenia y se retiró de la política.

Los tres candidatos de la derecha reunieron casi seis millones de sufragios en la consulta interna que también se celebró el 11 de marzo, aunque no todos eran de sus simpatizantes. Cerca del mismo número de votos que dijeron «no» a los acuerdos de paz con las FARC en el referéndum del 2 de octubre de 2016. ¿Es posible un triunfo del ticket presidencial Iván Duque (candidato de Uribe)-Marta Lucía Ramírez (candidata de Pastrana) en la primera vuelta del 27 de mayo?

Difícil, no imposible. La coalición que hacemos con el presidente Uribe, la Gran Alianza por Colombia, busca recoger los 6,5 millones de votos del «no» y convertirlos en candidato a la presidencia. Logramos esa alianza entre Iván y Marta Lucía, en la que la gente no creía y nos criticaba, pero hoy está más fuerte que nunca. Hace tres semanas el centroderecha no estaba ni en primera vuelta. Solo estaban Fajardo y Petro, los dos de izquierda. Hoy existe la posibilidad de que los dos de centroderecha estén en primera vuelta. Hay que esperar a las primeras encuestas. Iván y Marta Lucía tienen más del 40%. Si ellos despuntan y los otros candidatos que se identifican con el centroderecha están débiles, hay que buscar una unión para ganar en primera vuelta a la izquierda y al socialismo del siglo XXI.

¿Qué futuro tendrán los acuerdos de paz firmados el 24 de noviembre de 2016 si el candidato de la Gran Alianza por Colombia llega a la presidencia? ¿Podrá modificar los aspectos más polémicos?

Claro que sí. Es una de las propuestas que hemos hecho, en los temas de justicia, narcotráfico y reparación vamos a revisar los acuerdos. Los presidentes Uribe y Pastrana no somos enemigos de la paz, pero queremos una paz bien hecha. A los primeros que debería interesarles que esos acuerdos en materia de justicia quedaran bien hechos es a las FARC, porque si no son juzgados en Colombia lo hará la Corte Penal Internacional. Cuando la justicia no actúa en un país, la CPI entra a actuar. Si las víctimas no son recompensadas y reparadas en Colombia, van a terminar en la CPI.

¿Existe un riesgo real de que el «castrochavismo» llegue a Colombia o de que se convierta en una segunda Venezuela si gana el candidato populista de izquierdas Gustavo Petro (recibió 2,8 millones de votos en las internas)?

Totalmente. Nosotros sacamos el doble de votos. Petro se cortó. Nunca se imaginó que lo dobláramos en la votación del 11 de marzo. Eso fue lo más importante, que el centroderecha, que 15 días antes no estábamos en la segunda vuelta, hoy tenemos la oportunidad de ganar en la primera ronda. Petro es Chávez, su íntimo amigo fue Hugo Chávez. La política que interpreta Petro está diciendo desde ya que es el absoluto chavismo. Y por eso si hay una posibilidad de ganar en la primera vuelta, debemos unirnos todos para evitar cualquier riesgo en esa segunda vuelta.

El vicepresidente de Colombia, el general Oscar Naranjo, declaró la semana pasada en Madrid que «el proceso de paz en Colombia es un hecho irreversible».

Clarísima equivocación porque él estuvo sentado en la mesa (de negociaciones) y por eso es muy curioso que Naranjo, que había sido reconocido como uno de los grandes luchadores contra el narcotráfico, hoy sea el gran defensor del narcotráfico. Digo esto porque en mi gobierno recibo 180.000 hectáreas de coca de Ernesto Samper, elegido con recursos del narcotráfico. Inicio el Plan Colombia en el año 2000 y dejo 90.000 hectáreas. Uribe continuó el Plan Colombia y le entrega a Santos 40.000 hectáreas. Lo primero que piden las FARC cuando se sientan en la mesa es acabar con la fumigación aérea y en tres años pasamos de 40.000 a 250.000 hectáreas. Nunca antes en la historia de Colombia se había llegado a esa cifra. El gran legado del Nobel de la Paz al mundo es que deja a Colombia como el mayor productor de cocaína del mundo, con las mayores plantaciones en su historia. Un Nobel de la Paz entregando lo que es violencia. Es ese narcotráfico el que está financiando la violencia. Los frentes de las FARC encargados del narcotráfico son los que hoy se llaman las disidencias. Una parte de las FARC entra en el proceso de paz y la encargada del narcotráfico se queda fuera. Por eso no coincido con la aclaración del vicepresidente, claro que son modificables los acuerdos, eso es lo que han propuesto Iván y Marta Lucía, vamos a hacer los ajustes a los acuerdos.

Después del intento de diálogo en el Caguán ¿le hubiera gustado ser el presidente que firmó la paz con las FARC?

Siempre, sí, con las FARC y con el ELN. Curiosamente con el ELN ya habíamos firmado un acuerdo y posteriormente se echaron atrás, según lo comentábamos con Fidel Castro. Pero dimos un paso más. La paz en Colombia se ha ido construyendo, hay otros presidentes que han aportado. Nosotros abrimos una puerta muy importante que fue desenmascarar a las FARC ante el mundo, se dieron cuenta de que no tenían voluntad de paz. Tristemente no la firmamos y cuántos muertos y secuestros nos hubiéramos evitado. Uribe y yo somos amigos de la paz, pero de esa buena paz. La paz no la hace un hombre, la hacemos el país entero, que es el que se va a beneficiar, y por eso la importancia de que el presidente hubiera unido a los colombianos.

¿Respalda la decisión de los opositores venezolanos de no participar en las presidenciales del 20 de mayo en las actuales condiciones?

Totalmente, son unas elecciones ilegítimas. En las elecciones legislativas, 7,5 millones de venezolanos le dieron un mandato a la Asamblea Nacional y no lo cumplió. La Asamblea Nacional era «no» a la Constituyente, se crea una Constituyente que convoca unas elecciones ilegítimas y no dicen nada. Quedaron en nombrar los poderes, entre ellos el Consejo Nacional Electoral, y no lo hicieron. Yo he sido un gran crítico de la posición del presidente José Luis Rodríguez Zapatero porque lo único que ha hecho es mantener a Nicolás Maduro en el poder y darle plazos para que esa narcodictadura se mantenga. Muchos de los muertos pesan sobre Rodríguez Zapatero. El gran líder aquí es el secretario general de la OEA (Organización de Estados Americanos), Luis Almagro. Ha hecho cuatro informes sobre Venezuela, ha pedido la aplicación de la Carta Democrática y tristemente los presidentes de América Latina abandonaron al pueblo de Venezuela. Solo ahora que entraron Mauricio Macri y Sebastián Piñera se ha levantado la voz contra Venezuela.

¿A qué cree que obedecen las últimas detenciones de militares en Venezuela por parte de quien usted llama su «paisano» Nicolás Maduro?

Hay dos eventos. Uno es que ya se comienza a vislumbrar una fractura en el interior de las Fuerzas Armadas. Y segundo, ya empezamos a ver que hay militares que están levantando su voz para defender las instituciones y la democracia, y por eso la persecución. Hay un temor absoluto. El problema no es que Maduro sea colombiano, como lo establece hoy la Constitución de Colombia y la de Venezuela, el problema es que Maduro no sea venezolano. Por lo tanto hay una ruptura institucional de base. En cualquier país, lo primero que se le exige al presidente es que sea nacional de nacimiento y Maduro no lo es. Hace unos días escribí en Twitter si no será que Maduro está muy angustiado de que los militares saben no es venezolano y por eso los está persiguiendo.

En Twitter también ha dicho que la madre de Nicolás Maduro nació en Cúcuta (Colombia).

Hay dos temas. ¿Quién es colombiano de nacimiento? El artículo 96 de la Constitución dice que son los hijos de padre o madre colombianos. En la fe de bautismo de la madre de Maduro está claramente demostrado que nació en Cúcuta y, por tanto, era colombiana. De forma contradictoria Maduro, cuando muere su madre, saca un registro que dice que nació en Rubio, en la frontera entre Táchira y Norte Santander. Aquí estamos demostrando que Maduro es colombiano porque es hijo de madre colombiana.

Pero si él nació en Venezuela, será venezolano.

No, porque tendría la doble nacionalidad que es la que le prohíbe ser presidente de Venezuela. El nunca renunció y mintió cuando muere su madre y dice que nació en Rubio, cuando nació en Colombia. Para ser presidente tiene que ser venezolano de nacimiento y no tener doble nacionalidad.

El régimen cubano vetó su entrada y la del expresidente boliviano Jorge Quiroga cuando se disponían a recibir el premio Oswaldo Payá en representación del grupo Idea hace dos semanas. ¿Pudo hacerse una idea de cómo trata la Seguridad del Estado cubana a quienes disienten?

Totalmente, además yo he sido el único presidente de Colombia que fue en visita de Estado a Cuba en 1999 y mantuve una estrecha relación con Fidel Castro porque en el único proceso de paz en que él se involucró directamente fue el de Colombia con el ELN, no con las FARC. El ELN es castrista, las FARC marxistas-leninistas. Cuando fuimos ahora, nunca me llamó el embajador cubano a la oficina para decirme que no iba a ser recibido. Lo que hicieron es enviar mensajes de que posiblemente no nos iban a dejar entrar en la isla. Nosotros íbamos a recibir un premio en vísperas de unas supuestas elecciones. Lo que hubo el 11 de marzo en Cuba fueron selecciones, no elecciones. Lo más contradictorio es lo que sucedió en mi país, donde la propia canciller, en el comunicado más vergonzoso de la diplomacia colombiana, defiende la dictadura y no a un expresidente elegido democráticamente. El hecho no es por qué no pude entrar sino por qué me lo prohibieron cuando no necesitamos visado con Cuba. Lo que quedó al descubierto y se desenmascaró fue la dictadura cubana. Unos días antes el presidente Raúl Castro pide a la Cumbre de las Américas que en Lima tienen que darle voz a un narcodictador como Nicolás Maduro. Pero luego Raúl Castro le prohíbe la entrada a dos expresidentes elegidos democráticamente. Ahora nos tenemos que preguntar por qué una dictadura como la de Raúl Castro está invitada a una cumbre democrática. Se nos prohibió la entrada porque íbamos a recibir un premio de un líder opositor. La pregunta que nos tenemos que hacer los demócratas de la región no es si Maduro habla o no, sino por qué está invitado Raúl Castro.

Fuente: ABC de España

16 de marzo de 2018

Pastrana muestra fe de bautismo de la madre de Nicolás Maduro y dice que el mandatario venezolano es “colombiano”
16/03/2018

El ex presidente de Colombia Andrés Pastrana puso a relucir nuevamente el tema sobre la procedencia y la nacionalidad del mandatario venezolano Nicolás Maduro, al señalar que es un ciudadano colombiano y por tanto no estaría habilitado para ser presidente según la Constitución Venezolana.

En una entrevista publicada por el Diario de Las Américas, Pastrana explicó con la fe de bautismo en mano de la madre de Nicolás Maduro que “la señora Teresa Moros era ciudadana colombiana y, por lo tanto, Nicolás Maduro también es colombiano, no importa donde haya nacido, de acuerdo con el artículo 96, inciso 1 A), de la Constitución Política de Colombia”.

Pastrana quien se refiere a Nicolás Maduro como “paisano”, acotó que la carta magna de Venezuela impide de forma clara que Maduro ejerza la presidencia de Venezuela por su doble nacionalidad.

Fuente: NTN24

Maduro impedido para ser presidente
13/03/2018

En el tercer segmento de Agárrate programa de Factores de Poder Media, se contó con la participación de la periodista venezolana Nitu Pérez Osuna, quien habló del tema de la nacionalidad de Nicolás Maduro, tras un tweet enviado por el ex presidente colombiano, Andrés Pastrana.

Fuente: Factores de Poder Media

En Colombia aseguran que Nicolás Maduro es colombiano
14/03/2018

Este miércoles el ex vicepresidente colombiano Francisco Santos afirmó en su cuenta de Twitter que Nicolás Maduro es “paisano colombiano, hijo de madre colombiana” y añadió que Maduro “acabó con Venezuela y pretende hacer lo mismo con Colombia. Pues acá no podrá lograrlo”.

Por su parte, el martes, el ex presidente Andrés Pastrana declaró que: “Siempre llamo a @NicolasMaduro paisano porque su madre, Teresa de Jesús Moros, era ciudadana colombiana y, por tanto, él también lo es, sin importar dónde haya nacido. Artículo 96 Inciso 1 A) de la Constitución Política de Colombia”.

Fuente: La Patilla

“No se diga más que la nacionalidad de Maduro es intrascendente”
15/03/2018

El expresidente colombiano Andrés Pastrana ofreció este martes un camino a los venezolanos para lograr un cambio de gobierno. En su cuenta de twitter, el ex mandatario publicó: “Siempre llamo a @NicolasMaduro paisano porque su madre, Teresa de Jesús Moros, era ciudadana colombiana y, por tanto, él también lo es, sin importar donde haya nacido. Artículo 96 Inciso 1 A) de la Constitución Política de Colombia”.

Ya no son los dirigentes venezolanos Walter Márquez, Pablo Medina o Enrique Aristeguieta Gramcko quienes afirman que Maduro es colombiano. Ahora, un expresidente y jurista colombiano reconocido, que domina y comprende bien la Carta Magna de su país, lo señala. Según Pastrana, no hace falta conseguir la misteriosa partida de nacimiento de Maduro, basta con la de su señora madre para determinar la nacionalidad colombiana de Maduro.

Fuente: El Cooperante

Pastrana asegura que Maduro es colombiano
15/03/2018

Pastrana dijo que Teresa Moros, madre de Maduro, era ciudadana colombiana y, por lo tanto, Nicolás Maduro también es colombiano.

En declaraciones al Diario Las Américas, el expresidente Andrés Pastrana, aseguró que “no hay ninguna duda” sobre la nacionalidad colombiana del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y presentó como respaldo el acta de bautismo de la madre del gobernante, Teresa de Jesús Moros Acevedo.

Pastrana le dijo al diario que “la señora Teresa Moros era ciudadana colombiana y, por lo tanto, Nicolás Maduro también es colombiano, no importa donde haya nacido, de acuerdo con el artículo 96, inciso 1 A, de la Constitución Política de Colombia”.

El expresidente reveló el acta de bautismo donde se puede leer: “en la Parroquia San Antonio de Padua de Cúcuta, Norte de Santander, el diecinueve de octubre de mil novecientos veintinueve, el presbítero bautizó a una niña nacida en el día uno de junio de mil novecientos veintinueve, a quien llamó Teresa de Jesús Moros Acevedo”.

Fuente: RCN Radio

Pastrana: no hay duda de que Maduro es colombiano
15/03/2018

A través de su cuenta de Twitter, el expresidente Andrés Pastrana compartió varios enlaces de medios internacionales que sostienen que el presidente de Venezuela es colombiano.

En su cuenta oficial de la popular red social, Andrés Pastrana publicó una noticia del Diario Las Américas en donde aparece el acta de bautismo de Teresa de Jesús Moros Acevedo, madre de Nicolás Maduro; en dicho documento se registra que la mujer es de Norte de Santander.

Fuente: La FM.

Expresidente Pastrana: “Ya no hay duda que Maduro es Colombiano”
16/03/2018

El expresidente colombiano Andrés Pastrana afirmó este jueves que “no hay ninguna duda” sobre la nacionalidad colombiana del dictador venezolano, Nicolás Maduro Moros, y presentó como respaldo de su aseveración el acta de bautismo de la madre del gobernante, Teresa de Jesús Moros Acevedo.

Fuente:

Notiespartano.com
Agenciasnn.com
Cubanet.org
Nuevospapeles.com

Aristeguieta Gramcko llama a la unión por un cambio gubernamental
16/03/2016

El Doctor Enrique Aristeguieta Gramcko, Presidente de Gana y miembro del Consejo Consultivo de Soy Venezuela, avaló el planteamiento del expresidente Andrés Pastrana y del exvicepresidente Francisco Santos de Colombia, según el cual Nicolás Maduro es colombiano por ser hijo de madre colombiana.

A través de un mensaje en video, Aristeguieta Gramcko propone a todas las fuerzas democráticas del país, unirse para lograr un cambio gubernamental cuanto antes, destituyendo a Maduro ya que la constitución venezolana “prohíbe ser Presidente de la República a quienes no son venezolanos por nacimiento o a quienes tengan doble nacionalidad”.

Fuente:

El Nuevo País
Noticiero PTY


Expresidente Pastrana: “Ya no hay duda de que Maduro es colombiano”

El exmandatario colombiano Andrés Pastrana respaldó su afirmación en el acta de bautismo de Teresa de Jesús Moros Acevedo, madre del gobernante, quien habría nacido en el departamento de Norte Santander, en Colombia.

El tema de la procedencia del dictador Nicolás Maduro salió a relucir nuevamente con las recientes declaraciones del el expresidente colombiano Andrés Pastrana, quien asegura, “ya no existe ninguna duda” acerca de la nacionalidad colombiana de quién encabeza el régimen impuesto en Venzuela. En respaldo a su aseveraciones, Pastrana presentó el acta de bautismo de Teresa de Jesús Moros Acevedo, madre del titular del Palacio de Miraflores.

Fuente: Diario Las Américas

Bogotá, Colombia

15 de marzo de 2018

Copyright2020 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved