• Banner textos

  • TALKING POINTS SOBRE LA CUMBRE UNION EUROPEA – AMERICA LATINA Y EL CARIBE XVI

    La Cumbre de Madrid representa una oportunidad de vital importancia para avanzar en la asociación estratégica entre regiones que, como América Latina y la Unión Europea, pueden contribuir a un orden global que reconcilie y resalte la solidaridad.

    Nuestro segundo encuentro será la ocasión para revalidar los compromisos adquiridos en la declaración de Río de Janeiro y dar un impulso definitivo a las relaciones birregionales .

    En este sentido, nuestro principal objetivo es fortalecer el entendimiento entre las dos regiones para desarrollar una asociación estratégica de carácter político, económico, cultural y social, y de cooperación entre ambas regiones.

    Si bien reconocemos que América Latina y el Caribe y la Unión Europea tienen, cada una, prioridades adquiridas, nuestro trabajo es tomarlas en cuenta objetivamente para buscar puntos de intersección que conviertan a nuestra relación en una prioridad en sí misma.

    Debemos comenzar a hablar en el mismo lenguaje. Son más los puntos que nos acercan que aquellos que nos distancian. Es cierto que aún existen algunas diferencias en la forma en que percibimos y entendemos nuestra asociación. Pero confío en que, en Madrid, podremos confirmar nuestro interés y compromiso en seguir avanzando para darle peso y proyección a un Acuerdo de  Asociación.

    Quiero resaltar los avances que en las relaciones birregionales se han alcanzado en los últimos dos años. En particular los acuerdos logrados entre la Unión Europea y Chile y México, así como las negociaciones que se adelantan con Mercosur, que son de particular importancia.

    Sin embargo, no debemos olvidar el carácter multidimensional y plural de nuestras relaciones. El multilateralismo es la mejor forma de potenciar nuestros puntos comunes. Por eso quisiera enfatizar la necesidad de que estos pasos se adelanten con otras partes de la región como la Comunidad Andina y Centroamérica.

    Estamos en mora de poner en marcha un verdadero Acuerdo de Asociación entre la CAN y la Unión Europea sobre una agenda de interés común, con propuestas concretas en los ámbitos financiero, político y de cooperación, con el propósito de articular y homogeneizar las relaciones entre las regiones.

    Éste es el momento propicio -lo digo a mis colegas andinos- para ampliar el diálogo político entre nuestra subregión y Europa, que se sume a los esfuerzos adelantados y fortalezca la relación entre América Latina y el Caribe y la Unión Europea.

    No podemos olvidar una realidad indiscutible: América Latina y la Unión Europea son socios estratégicos. A pesar de constituir dos regiones con marcadas particularidades, comparten intereses y responsabilidades globales y cuentan con un acervo común de valores y tradiciones culturales que representan un patrimonio axiológico sobre el cual podemos y debemos construir la Asociación Estratégica Birregional.

    Eso sí, debemos procurar que en Madrid avancemos sobre lo acordado ya en Río para que no sea su repetición, sino que logremos, entre todos, un progreso sensible sobre el camino ya andado.


    Lugar y fecha

    San José, Costa Rica
    12 de abril del 2002

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2021 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved