• Banner textos

  • VISITA CASA DE JUSTICIA

    La presencia efectiva del Estado implica necesariamente la cumplida aplicación de la justicia, una justicia que sea para todos y que llegue a todos por igual.

    Pero la justicia no es sólo sanciones, cárcel y represión. La verdadera justicia es, sobre todo, la prevención de las diferencias y la búsqueda de los mejores arreglos entre las partes en conflicto.

    Por eso mi Gobierno ha venido promoviendo los mecanismos alternativos de resolución de conflictos, como es el caso de la conciliación.

    Con este objetivo, y también para acercar la justicia a todos los ciudadanos, hemos dado continuidad al Programa de Casas de Justicia.

    ¿Y qué es una Casa de Justicia, como la que hoy tenemos el gusto de visitar?

    Es un lugar donde todos los ciudadanos tienen la oportunidad de encontrar respuesta a sus necesidades de justicia.

    La idea es que los colombianos encuentren en un solo sitio, sin tener que rodar de despacho en despacho, a las diferentes autoridades que les pueden ayudar a resolver sus conflictos.

    Por ejemplo, en esta Casa de Justicia de Riohacha están presentes las siguientes entidades:

    La Comisaría de Familia; la Inspección de Policía; el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar; la Personería Municipal; la Fiscalía, y un Consultorio de Trabajo Social.

    Y quizás lo más importante y novedoso es que en esta Casa de Justicia, que queda junto al mercado público de la ciudad, donde hay una importante presencia de la comunidad wayuu, funciona también una oficina para la solución de asuntos indígenas.

    Lo que queremos es una justicia para todos y un primer paso es acercarla al ciudadano común, a los indígenas de nuestra tierra, y eso es lo que estamos haciendo acá en Riohacha.

    ¡Acercamos la justicia a la comunidad y la comunidad a la justicia!

    Con esta Casa de Justicia de Riohacha, cuya creación requirió recursos por más de 153 millones de pesos, tenemos ya 18 Casas de Justicia operando por todo el país.

    Este año esperamos entregar otras 12 Casas de Justicia del país, comenzando por las de Villavicencio, Manizales y Puerto Asís, y siguiendo por Leticia, Barrancabermeja, Cúcuta, Dosquebradas, Girardot, Tunja, Puerto Tejada, Armenia y Quibdó.

    Nuestro objetivo es llegar a tener 30 Casas operando antes de terminar el año, avanzando hacia la meta final de cuando menos 40 Casas de Justicia en todo el territorio nacional.

    Un especial agradecimiento quiero hacer a la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos de América -USAID-, que ha sido la gran promotora y patrocinadora de este proyecto que ha implicado recursos por cerca de 2 millones de dólares.

    En total el Programa de Justicia que viene ejecutando la AID con recursos que hacen parte del Plan Colombia ejecutará inversiones por 21 millones de dólares entre el 2001 y el 2005, todas destinadas a fortalecer, modernizar y mejorar nuestro sistema de justicia.

    La Casa de Justicia que hoy vemos tiene un gran efecto para reducir violencia intrafamiliar y entre vecinos

    ¡Qué bueno poder decir que esta Casa de Justicia de Riohacha, que funciona desde hace 10 meses, atiende un  promedio de 50 casos diarios y que seguirá aumentando su campo de acción!

    Lo que vemos hoy en esta Casa es una solución de justicia pronta, cercana y efectiva para unos 40 barrios de Riohacha, en los cuales viven cerca de 40 mil personas, la mayoría de escasos recursos.

    Invito a los habitantes de Riohacha a que la aprovechen al máximo, para que la justicia y la resolución pacífica de los conflictos sean la constante de esta querida ciudad.

    Muchas gracias


    Lugar y fecha

    La Guajira, Colombia
    18 de enero del 2002

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2020 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved