• Banner textos

  • EL SOLDADO COLOMBIANO: ELEMENTO HUMANO DE INIGUALABLE VALOR

    Cuadragésimo octavo aniversario del Comando General de las Fuerzas Militares

    Santa Fe de Bogotá, D. c., 20 de abril de 1999

    Reunirnos hoy para celebrar los cuarenta y ocho años del Comando General de las Fuerzas Militares es motivo de gran alegría. Y los es, porque durante todos estos años él ha sido un instrumento funda- mental para el trabajo que las Fuerzas Armadas han desarrollado en defensa de la soberanía nacional y las instituciones democráticas.

    Gracias al esfuerzo y a la dedicación de las Fuerzas Armadas, el país ha logrado mantener una Colombia que es símbolo de democracia en toda América Latina.

    Quienes integran las Fuerzas Armadas saben bien la enorme responsabilidad que tienen con el pueblo colombiano. Él ha depositado en ellas el monopolio de la fuerza para que sea ejercido bajo el imperio de la Ley.

    Siempre me gusta recordar las célebres palabras del señor expresidente Alberto Lleras Camargo cuando al referirse a la importancia fundamental de las Fuerzas Armadas sostenía: “Los ejércitos vienen a ser el más alto, puro, noble servicio nacional. No se entra a ellos por la paga, ni por ningún estímulo pequeño, sino porque se va a servir, de la manera más peligrosa, y porque se va a vivir en función de la gloria, con una constante perspectiva de muerte. ¿Para qué? Para que los demás vivan en paz, siembren, produzcan, duerman tranquilos, y sus hijos y los hijos de sus hijos sientan que la Patria es un sitio amable y bien guardado”.

    En días pasados realicé una de las visitas más gratas que puede rea- lizar un presidente. Estuve en la región de Urabá en un puesto de mando hablando directamente con las unidades comprometidas en combate. Nunca olvidaré a un oficial al otro lado del radio dando parte a su Presidente con la voz firme y valiente diciendo “estoy listo y sigo adelante”.

    Las Fuerzas Militares han sabido entender con un gran sentido de responsabilidad esta misión y por eso han venido adelantando un importante proceso de reestructuración, cuyo propósito es consoli- dar el apoyo y la credibilidad de la nación con el estamento militar.

    Con las tareas que hemos emprendido en la institución estamos mejorando la calidad del recurso humano a través del desarrollo personal y la cultura institucional. Vamos a tener un mejor soldado, un mejor suboficial, un mejor oficial, más dispuesto y capaz de enfrentar los retos de la nación colombiana.

    Por eso las Fuerzas Militares también se han propuesto la reestructuración, la tecnificación y la actualización de la inteligencia militar.

    Las operaciones que llevan a cabo las Fuerzas Militares están siendo cada vez más exitosas. Vamos a continuar profundizando su modernización mediante el fortalecimiento de su capacidad operacional a través de un nuevo concepto estratégico. Esto lo vamos a acompañar de un aumento en la eficiencia en las labores logísticas y administrativas.

    Ya estamos viendo resultados satisfactorios en este campo. Recordemos por ejemplo la tranquilidad con la que los colombianos pudi- mos viajar por las carreteras del país durante la Semana Santa, o cómo importantes delincuentes han sido capturados y puestos a disposición de la justicia.

    Los colombianos vamos a recoger con orgullo los frutos de esta reestructuración porque contamos con un elemento humano de inigualable valor: el soldado colombiano, quien con su entrega y su dedicación a la patria nos garantiza el éxito del cambio. Un soldado que se destaca porque cultiva valores como el amor a la patria y la disciplina. Un soldado que día a día defiende la soberanía y arriesga su vida para devolvemos la paz y la tranquilidad.

    Una sociedad prospera y prevalece cuando tiene la capacidad de asi- milar los retos del cambio. La reestructuración y el fortalecimiento de nuestras Fuerzas Militares son el reto que tenemos los colombia- nos para defender la democracia y buscar una salida hacia la paz.

    En este proceso de reestructuración su Comando General está des- empeñando un papel vital. Su liderazgo constituye la mejor garantía del éxito de este proceso.

    El Comando General cumple además la delicada misión de coordinar las operaciones conjuntas de las tres fuerzas. En él se reúnen los hombres del Ejército, la Armada Nacional y la Fuerza Aérea que velan por la responsabilidad de mantener como un todo la soberanía nacional.

    Su acertada labor ha permitido intercambiar esfuerzos, coordinar re- cursos y maximizar la utilización de los medios disponibles en la lucha que el Estado adelanta para el mantenimiento del orden público.

    Hechos como los registrados en Mitú, a finales del año pasado, mostraron su importancia y su eficiencia y es precisamente por ellos que en su labor cotidiana se refleja la frase de Gandhi cuando afirmaba que “la fuerza no proviene de la capacidad corporal sino de la voluntad férrea”.

    Siempre he contado con el respaldo incondicional de las Fuerzas Armadas y he conocido el liderazgo y el compromiso que tienen con la paz y el progreso del país. Por esta razón deseo hoy, al celebrar el cuadragésimo octavo aniversario del Comando General de las Fuerzas Militares, rendirles un muy merecido homenaje de reconocimiento a su labor.

    Señor general comandante de las Fuerzas Militares, señor general jefe del Estado Mayor Conjunto, señores generales comandantes de fuerza, soldados de Colombia:

    Ustedes no han sido inferiores al compromiso que la nación colombiana les ha demandado, han entregado lo mejor de sus vidas para ver un país justo y en paz. Como lo dice la Medalla al Valor que hoy imponemos “ustedes desafían la muerte para salvar nuestra patria”.

    Como Presidente, en nombre de todos los colombianos, les expreso nuestro más profundo sentimiento de gratitud por este sacrificio en estas palabras: “ustedes son la patria misma”


    Lugar y fecha

    Bogotá, Colombia
    20 de abril de 1999

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2021 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved