• Banner textos

  • EXPOGESTIÓN 2001 DEMUESTRA NUESTRO COMPROMISO CON COLOMBIA

    Colombianos:

    Bajo el liderazgo de mi gobierno y la coordinación del Ministerio del Interior, desde ayer y hasta el próximo viernes estamos realizando en Bogotá Expogestión 2001, un evento de gran importancia para la integración entre el Gobierno Nacional y los entes territoriales.

    Expogestión busca fundamentalmente acercar el gobierno central a los diferentes departamentos y municipios del país, presentándoles la oferta de programas que tenemos para invertir y para apoyarlos en sus necesidades.

    Hoy están en Bogotá 30 gobernadores, es decir casi la totalidad de los mismos, y cerca de 1.000 alcaldes, representando alrededor del 90% de los municipios del país, quienes, a través de su recorrido por 251 puestos ubicados en Corferias, están recibiendo información de primera mano sobre las herramientas que el Gobierno Nacional pone a su disposición para el logro del progreso y el desarrollo social de sus regiones.

    Como respuesta a una necesidad inaplazable, estamos volviendo eficiente el esquema de descentralización en el país, de tal forma que los municipios y departamentos asuman más directamente las funciones que les corresponden para el beneficio de sus habitantes, sin depender de tantos trámites que han sido tradicionales en el gobierno central. Esto es un gran avance y será de mucha utilidad para todos.

    En Expogestión presentamos y damos respuesta efectiva a las diversas necesidades específicas, poniendo a disposición de todos un catálogo de productos de índole nacional y varias ofertas de carácter internacional, públicas y privadas, que ofrecen soluciones concretas y efectivas a varios de los problemas que tiene cada región de nuestra Empresa Colombia.

    Los tres días de trabajo en Expogestión demuestran nuestro compromiso con Colombia entera, con sus regiones y, en especial, con los grupos más vulnerables de la población. Son un aporte muy significativo en la búsqueda y consecución de un Estado colombiano más eficiente, moderno, que busca su desarrollo con equidad y mejores condiciones de vida para todos.

    Ocupa un lugar de importancia en Expogestión 2001 el gran paquete de inversión social del Plan Colombia que hemos denominado “Herramientas para la Paz”. Estas herramientas no son otra cosa que una serie de programas que responden a necesidades críticas y urgentes, en temas vitales como la educación; la construcción de vías terrestres y fluviales, y de servicios básicos; la nutrición; el empleo, mirado como una solución para los más necesitados y en beneficio de sus comunidades; la unión de las familias; la recuperación del campo de una manera altamente productiva, y la protección del derecho a la vida y la convivencia, entre otros.

    El componente social del Plan Colombia está listo para ser usado de una manera rápida y eficiente por los alcaldes y los gobernadores. Los programas están financiados y totalmente estructurados.

    Como ustedes saben, mi Gobierno está comprometido en aprovechar al máximo esa gran oportunidad para el desarrollo que brindan las tecnologías de la información. En este campo tenemos programas muy ambiciosos para poner al alcance de todos aquellos que vean en la masificación de la internet una real alternativa de cambio.

    Otros programas que quiero resaltar, coordinados desde la Presidencia, son los dirigidos a enfrentar el consumo de drogas y a combatir la corrupción, un objetivo este último que, como se los manifesté hace ocho días, es y seguirá siendo una de mis prioridades.

    En el campo de la sustitución de cultivos ilícitos, presentamos el programa “Colombia Siembra Paz”, que reemplaza al conocido Plante, para impulsar y apoyar proyectos de sustitución de dichos cultivos por nuevas siembras de productos cuyas cosechas sean altamente comerciales en Colombia y el mundo.

    En fin, el tiempo es corto para referirles la amplia oferta de programas que presentamos, todos ellos de vital importancia para el país, y de los cuales sólo esperamos ahora que sus dirigentes locales los utilicen de una manera rápida y eficiente, obviamente cumpliendo los pasos necesarios para poder beneficiarse de ellos.

    Como pueden ver, nosotros hicimos la tarea de convocarlos, de reunirlos, de montar los programas y de juntarlos para mostrarles todas las alternativas de progreso que pone mi gobierno a su alcance.

    La masiva presencia de sus alcaldes y de sus gobernadores en Expogestión es una muestra palpable de su interés por conocer y utilizar las herramientas que hemos puesto a su disposición.

    Pero es a ustedes, a las comunidades, a todos y cada uno de los colombianos, a quienes les toca ahora exigirles a sus mandatarios locales que utilicen estas herramientas que tienen para progresar y para sacar adelante proyectos concretos en beneficio de sus regiones y de su gente.

    El progreso traerá nuevos empleos, más y mejores inversiones de empresarios nacionales e internacionales; estimulará el desarrollo; será fuente de nuevas oportunidades para todos, y, sin lugar a dudas, también nos acercará a la paz.

    Colombianos:

    Quiero que sepan que no están solos, que mi gobierno está trabajando duro para acompañar las regiones y para darles la mano en la medida en que los recursos y las leyes nos lo permiten; que Colombia, nuestra Empresa Colombia es una sola, y que nuestro empeño por sacarla adelante es total.

    Tenemos mucho por hacer. Con nuestro compromiso oficial y la participación de todos y cada uno de los colombianos, en especial de los mandatarios que fueron elegidos por voto popular y en quienes los electores tienen la fe y esperanza de encontrar soluciones a los diversos problemas que hay en sus regiones, podremos salir adelante con progreso y justicia social para todos.

    Antes de terminar, quiero referirme muy brevemente al cordial encuentro que sostuve el viernes y sábado de la semana pasada con el Coronel Hugo Chávez, Presidente de esa república vecina y hermana  que es Venezuela.

    Nadie puede desconocer la inmensa importancia que tienen las relaciones entre nuestros dos países, unidos por la historia, la tradición y la cercanía. Venezuela es nuestro segundo socio comercial, después de Estados Unidos, y no más el año pasado nos compró cerca de 1.300 millones de dólares de nuestros productos, generando empleo y progreso para los colombianos.

    Por eso nos reunimos el Presidente Chávez y yo, sin formalismos ni agendas rígidas, a hablar sobre todos los temas que nos vinculan, con franqueza y con positivismo.

    Y llegamos a acuerdos concretos, con fechas y objetivos igualmente definidos. El próximo sábado 7 de abril nos reuniremos en Caracas, junto con el Presidente Vicente Fox de México, para fortalecer la alianza comercial y política entre nuestras tres naciones, que conforman el llamado G-3. Luego, el 18 de abril, el Presidente Chávez asistirá como observador a la reunión de mandatarios de los países andinos beneficiarios del régimen de preferencias arancelarias andinas –ATPA- que hemos convocado en Cartagena, como un paso previo a la presentación de una posición conjunta sobre su próxima renovación, aprovechando la Cumbre de las Américas que se celebrará en Quebec.

    Invité también al Presidente Chávez a realizar una visita de Estado a nuestro país en mayo, durante la cual aprovecharemos para fortalecer la integración con reuniones de muy alto nivel entre empresarios y políticos de ambas naciones. Además, el Presidente Chávez manifestó su interés en participar el próximo agosto en la Asamblea Anual de la Asociación Nacional de Industriales de Colombia –Andi-, en un gesto de compromiso con nuestra integración económica.

    Por otra parte, reactivamos otros mecanismos de integración entre nuestros países, como el Combifrom, que reúne a los comandantes de las Fuerzas Militares de ambas naciones, el cual se citará en el próximo mes, y la Comisión Negociadora, que se reunirá de nuevo en agosto después de un largo periodo de receso.

    Venezuela y Colombia no pueden darse la espalda, sino que deben trabajar unidas tras un propósito común, que es el progreso de nuestros pueblos. Hoy les puedo confirmar, por fortuna, que nuestras relaciones se encuentran fortalecidas y con muy buenas perspectivas.

    Que Dios los bendiga y que Dios me bendiga.

    Buenas noches.


    Lugar y fecha

    Bogotá, Colombia
    29 de marzo del 2001

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2021 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved