• Banner textos

  • TRABAJAMOS CON EL FIRME PROPÓSITO DE QUE CADA VEZ LOS SERVICIOS PÚBLICOS ESTEN AL ALCANCE DE LA MAYOR CANTIDAD DE COLOMBIANOS

    Colombianas y colombianos:

    No cabe duda de que los servicios públicos es un tema que nos importa a todos porque tiene que ver con nuestra existencia diaria y con el costo de la vida.

    Mi Gobierno ha trabajado con el firme propósito de que cada vez más los servicios públicos estén al alcance de la mayor cantidad de colombianos, sobre todo de aquellos que tienen menores recursos económicos o que viven en las zonas más apartadas del país.

    Esta misma mañana se produjo una excelente noticia en este aspecto, que quiero compartir con todos ustedes, la cual tiene que ver con el servicio público de electricidad.

    En efecto, esta mañana entregué en la Casa de Nariño cerca de 148 mil millones de pesos a 21 empresas electrificadoras, públicas y privadas, municipales y nacionales, del país, como una parte del compromiso del Gobierno Nacional con el sector eléctrico y, más que nada, con los colombianos de los estratos más bajos que necesitan de la energía para mejorar su calidad de vida.

    Pero, ¿por qué es tan importante esta noticia? Permítanme explicarlo en palabras sencillas:

    Tal vez muchos de ustedes no sean concientes de esto, pero lo cierto es que el servicio de energía eléctrica que llega a los hogares colombianos no se sostiene únicamente con lo que cada familia paga por su consumo. Si fuera así, muy pocos colombianos podrían contar con este servicio.

    Estamos concientes de que no todos los colombianos tienen la misma capacidad económica y por esto el costo del servicio para los más pobres, o sea, para las familias de estratos 1, 2 y 3 debe ser más bajo. Es decir, los hogares de menores ingresos pagan una tarifa más baja por la energía y el faltante tendrá que cubrirse de alguna manera.

    ¿Y de dónde salen los recursos para subsidiar la electricidad de los más pobres? En primer lugar de las contribuciones solidarias que hacen las familias de los estratos 5 y 6, y los sectores industrial y comercial. Es decir, las personas y empresas de mayores recursos pagan un poco más por su servicio de energía para subsidiar la prestación del mismo a las personas de menores recursos. ¡Esto es justicia social!

    Pero no alcanza con estos aportes para cubrir todos los subsidios. También el Gobierno Nacional destina parte del presupuesto de la Nación para entregar a las diversas electrificadoras del país, completando así los fondos para subsidios.

    Lo que hemos hecho hoy, al cancelar a las electrificadoras 148 mil millones de pesos tiene proporciones históricas, pues por primera vez un Gobierno ha cubierto la totalidad del faltante que tenían estas empresas para el pago de subsidios de los estratos de menores recursos, dejándolas completamente al día por este concepto..

    Todos sabemos de la difícil situación financiera que están viviendo y han pasado varias de las empresas electrificadoras del país. Con el giro de estos recursos les estamos tendiendo la mano para que puedan seguir operando con éxito y, por primera vez en muchos años, puedan efectuar las inversiones necesarias para garantizar un mejor servicio a todos los colombianos, en todas las regiones.

    Pero estos fondos entregados no han sido los únicos. En total, desde 1998 hasta el día de hoy, el Gobierno Nacional ha aportado al sector eléctrico más de 660 mil millones de pesos. ¡Son 660 mil millones que hemos entregado para garantizar el servicio de energía eléctrica a los más pobres del país!

    Veamos algunos ejemplos:

    Los habitantes de los departamentos de la Costa Atlántica hoy pueden sentirse más tranquilos porque hemos girado más de 23 mil millones de pesos a sus electrificadoras, que les permitirán cumplir con sus obligaciones y garantizar el servicio en esa zona del país.

    Los municipios más pobres del departamento de Antioquia también pueden hoy respirar mejor porque hemos girado a su empresa, la Empresa Antioqueña de Energía, nada menos que 34 mil millones de pesos que serán utilizados en una mayor cobertura de energía para todos los antioqueños.

    Noticias buenas como éstas también tienen hoy en Putumayo, en el Eje Cafetero, en Bogotá, en el Huila, en Tolima, en Chocó, en los Santanderes, en Nariño y en tantas otras regiones de nuestro territorio donde la luz ha llegado y seguirá llegando gracias a este compromiso del Gobierno Nacional.

    Este esquema de subsidios al servicio de electricidad, manejado con objetividad y transparencia a través del Fondo de Solidaridad para Subsidios, ha permitido otorgar, en los últimos tres años y medio, subsidios a los usuarios de menores ingresos por un monto cercano a 1 Billón 800 Mil Millones de Pesos, de los cuales el Presupuesto de la Nación ha cubierto, incluido los fondos que hoy mismo desembolsamos, más de 660 mil millones de pesos.

    Confiamos en que estos recursos sean utilizados con la mayor eficiencia, atendiendo la solución de los problemas más urgentes que afrontan las distintas electrificadoras. Para ello, cada Gerente se ha comprometido en utilizarlos en ampliar su cobertura y mejorar la calidad del servicio de energía en su área de operación. Estaremos atentos, vigilando, para que los dineros de todos los colombianos que hoy hemos entregado a las empresas electrificadoras cumplan con su destino, que no es otro que mejorar la calidad de vida de las familias del país.

    ¡Éstas son las buenas noticias para los colombianos de menores recursos que vale la pena divulgar y conocer! Estamos trabajando sin pausa por incrementar sus servicios y por que todos y cada uno, independientemente de sus ingresos, tengan derecho a tener luz en sus viviendas.

    Ahora bien: no obstante las ventajas del actual esquema de subsidio para el sector eléctrico, somos concientes de que este mecanismo no es suficiente para llevar la electricidad a las zonas no interconectadas del país, es decir, aquellas que por su distancia o su difícil acceso no ha sido posible llevarles el servicio de energía por redes.

    Por eso mismo, impulsamos la aprobación en el Congreso de la Ley que creó el Fondo de Apoyo a las Zonas No Interconectadas -FAZNI-. Este Fondo es ya una positiva realidad que nos permitirá contar a fines de este mes con cerca de 38 mil millones de pesos para adelantar proyectos de inversión en electricidad en dichas zonas, y que, en adelante, recaudará recursos para este objetivo por el orden de los 40 mil millones de pesos anuales.

    Con estos recursos, en el mediano plazo, lograremos llevar el servicio de electricidad a todas aquellas regiones más apartadas del país que han sufrido de la ausencia de este servicio esencial.

    Extender el servicio de electricidad a las zonas no interconectadas es una prioridad nacional a la que estamos dedicando todos nuestros esfuerzos. ¡Más luz en las regiones es más paz y más progreso en toda la geografía de nuestra patria!

    Colombianas y colombianos:

    Con la entrega de estos importantes subsidios a las empresas distribuidoras y comercializadoras de energía eléctrica y con el Fondo de Apoyo a las Zonas No Interconectadas estamos dando pasos de gigantes en nuestro camino hacia la total electrificación del país y la prestación del servicio de electricidad a todos los colombianos, especialmente a aquellos de menores recursos.

    ¡Así propagamos la luz! ¡Así propagamos también las buenas noticias del progreso por todo el territorio de nuestra patria!

    Que Dios los bendiga. Y que Dios me bendiga.

    Buenas noches.


    Lugar y fecha

    Bogotá, Colombia
    13 de diciembre del 2001

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2021 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved