• Banner textos

  • UNA SOCIEDAD EDUCADA ES LA MEJOR GARANTÍA DE PROGRESO PARA UNA NACIÓN

    INAUGURACIÓN DEL CENTRO DE REACONDICIONAMIENTO DEL PROGRAMA “COMPUTADORES PARA EDUCAR”

    Mientras los escritores de ciencia ficción inventan el destino de las ciudades del futuro o conciben otros imaginarios del porvenir, en cumplimiento de la utopía tecnológica, Colombia busca transitar hacia la sociedad del conocimiento en igualdad de oportunidades para sus ciudadanos y, como parte de esta misión, ha incluido en su reforma educativa el uso de las tecnologías de información y de comunicación para todos los niños del país.

    Sabemos que si nuestra esperanza es un mundo mejor, en paz y armonía, desarrollado económica y socialmente, que tenga amor por el conocimiento y pueda recrearse en él, debemos proveer a las nuevas generaciones de las mejores oportunidades para su aprendizaje, porque una sociedad educada crea, lucha, genera cambio y es la mejor garantía del progreso de una Nación.

    Para alcanzar estas metas, hemos venido desarrollando desde hace unos mesesdiseñando e implementando el Programa “Computadores para Educar”.  Educar” como parte de la Agenda para la Conectividad del Gobierno Nacional.

    Esta iniciativa representa el esfuerzo conjunto del Gobierno Nacional, el Gobierno de Canadá y la empresa privada, lo cual permite garantizar la perdurabilidad de este proyecto en el tiempo, para que muchos colombianos,, que de otra forma no tendrían acceso a la tecnología, puedan participar de la construcción del saber en el lenguaje del futuro.

    En Colombia hay aproximadamente 60.000 colegios y escuelas públicas y la mayoría de ellos no cuenta con computadores para el apoyo de sus procesos educativos. Nuestro desafío consiste en lograr que la informática y las redes sean un recurso pedagógico eficaz para la participación de todo el sistema escolar en un nuevo orden social, en el cual las comunicaciones tienen un alto valor cultural y laboral.

    Ese es el legado de mi Gobierno para la juventud de Colombia: un acceso adecuado y equitativo a las tecnologías, de acuerdo con las necesidades más profundas de nuestro país en materia de comunicación.

    Sabemos que los procesos educativos desbordan la vida de las instituciones escolares y se entretejen con todas las actividades de la sociedad y que, por esta razón, necesitamos acciones concretas, que se traduzcan en desarrollo social.

    En este contexto, y gracias a la donación de equipos de cómputo que las empresas públicas y privadas ya no utilizan, pero que aún tienen un gran potencial para el uso en la educación de las escuelas y colegios públicos del país, vamos a lograr el acceso a la tecnología para los estratos socioeconómicos más bajos, que así lo requieren para su formación. ¡Con la colaboración de ustedes, vamos a modernizar y enriquecer las regiones más apartadas del país!

    Se ha estimado que, con la recolección de más de veinte mil computadores durante el primer año de funcionamiento del Programa, se beneficiarán aproximadamente mil escuelas y colegios públicos de escasos recursos.

    A la fecha, se han recibidoarrancamos con 600 computadores donados por empresas privadas que decidieron movilizar sus equipos dados de baja en pro de la educación escolar colombiana.  Muy pronto recibiremos cientos de computadores más, provenientes de las entidades públicas de toda Colombia y de nuestro creciente número de participantes del sector privado. Los primeros 100 computadores reacondicionados llegarán a un primer grupo de 20 escuelas seleccionadas, en el transcurso de este mes.

    Estas primeras escuelas fueron seleccionadas teniendo en cuenta el limitado acceso de los recursos tecnológicos en las zonas rurales; el cumplimiento de unas condiciones mínimas para una adecuada tenencia y uso de los computadores; el acceso comunitario, y la presencia de personal capacitado para asegurar su efectivo aprovechamiento en las labores educativas de las instituciones.

    Estamos así llevando tecnología a los centros educativos que más la necesitan y que mejor pueden utilizarla. Y entre más donantes participen, mayor será el provecho para nuestros estudiantes. Por ello, extiendo una calurosa invitación a todos los dirigentes de la empresa privada para que se unan a esta gran cruzada, donando al Programa los equipos de cómputo que ya no estén utilizando en sus organizaciones. La gran beneficiaria de este esfuerzo conjunto será la juventud de nuestro país.

    Con su apoyo lograremos la meta de formar un aula informática para cada una de las escuelas que hacen parte de este gran proyecto, con un promedio aproximado de 15 a 20 computadores por centro educativo.

    Pero la labor de “Computadores para Educar” no se detiene con la entrega de los computadores.  Somos conscientes de que el bueno uso y aprovechamiento de estos equipos requiere de un apoyo posterior a las instituciones educativas, lo cual implica todo un proceso de capacitación para que los maestros puedan integrar la tecnología a sus dinámicas educativas, y para asegurar que este programa tenga un impacto positivo y a corto plazo en la educación.

    Es vital que nuestros niños y jóvenes conozcan la tecnología y desarrollen su capacidad de aprendizaje con las herramientas que el mundo está manejando, lo cual les permitirá acceder a más y mejores oportunidades en su vida futura y hacer de Colombia un país más competitivo.

    Nuestra Empresa Colombia, en la cual todos participamos de las decisiones de inversión y fiscalizamos su óptima utilización, requiere de nuevas y mejores herramientas de progreso en manos de las clases menos favorecidas, que siempre han estado alejadas de los privilegios de la ciencia y del conocimiento. Con este Programa estamos formando socios más partícipes y más capacitados para el buen éxito de nuestra Empresa común.

    Para emprender y llevar a cabo esta importante misión fue indispensable la creación del taller donde nos encontramos en este día. Desde aquí se adecuarán y despacharán los computadores a las escuelas beneficiarias, a donde llegarán en perfectas condiciones de funcionamiento y con software legalmente instalado, gracias a la donación de la firma Microsoft, que es una de nuestras socias de la empresa privada.

    Con la construcción de este Centro de Reacondicionamiento,  estamos ampliando los horizontes intelectuales de nuestra juventud. Por ello, agradecemos la asesoría técnica del Gobierno de Canadá, el cual, desde los inicios del Programa “Computadores para Educar”, ha apoyado permanentemente a nuestro país, aportando su experiencia en el Programa “Computers for Schools”, que ha sido desarrollado con resultados muy exitosos desde 1993.

    A la fecha, hemos recibido varias visitas de delegaciones canadienses para apoyar la implementación del Programa y de este Centro de Reacondicionamiento, y, a su vez, Canadá ha recibido a un equipo colombiano para observar la experiencia y mejores prácticas alcanzadas allí.

    Por eso, para el Gobierno Nacional ha sido decisiva la ayuda de la Embajada de Canadá en Colombia y, en particular, el compromiso incondicional del Señor Embajador Guillermo Rishchynski, quien ha realizado una permanente promoción del programa entre las empresas canadienses que operan en Colombia, algunas de las cuales son activas donantes del mismo.

    Por otra parte, quiero destacar el impulso que Nohra le ha dado a este programa para que los niños de Colombia puedan vincularse sin discriminación a la aventura informática del nuevo milenio, el cual se une a los la participaciónesfuerzos de la Cámara de Comercio de Bogotá, la cual ha provisto este pabellón en Corferias para la instalación del Centro; del Sena, que aportó el mobiliario y las herramientas utilizadas para el trabajo técnico, y del Fondo de Comunicaciones, que adquirió la maquinaria y los equipos necesarios para la operación, y ha contratado al personal técnico que labora en este lugar.

    Con la continuidad de su trabajo y el apoyo de todas las Cámaras de Comercio del país, lograremos replicar esta experiencia en otras ciudades, las cuales podrán contar con su respectivo Centro de Reacondicionamiento durante el próximo año.

    También quisiera hacer una mención muy especial a aquellas empresas del sector privado que han apoyado al Programa desde sus inicios, llamándose orgullosamente socias de “Computadores para Educar”. Se trata de importantes compañías como: IBM, Compaq, Hewlett Packard, 3Com, Intel, Microsoft, Sun, Microsystems, Colomsat, Saferbo, Acis, Andi, Arthur Andersen, Confecamaras y AC Consultores, las cuales, con generosidad, están colaborando con esta iniciativa en diferentes frentes, tales como la donación de software, la promoción a través de sus distribuidores y clientes, la asesoría técnica para el reacondicionamiento de los equipos, y la prestación gratuita de sus servicios al Programa.

    A todas las organizaciones participantes en este proyecto, quiero expresar mis agradecimientos. Ustedes están permitiendo el cambio prometido por mi Administración; con sus aportes estamos incentivando la creatividad, planteando nuevas alternativas y soluciones a los problemas sociales y descifrando los paradigmas del futuro.

    Aludiendo a las reflexiones de nuestro premio Nobel, Gabriel García Márquez, podemos decir con él:

    “Creemos que las condiciones están dadas como nunca para el cambio social, y que la educación será su órgano maestro. Una educación desde la cuna hasta la tumba, inconforme y reflexiva, que nos inspire un nuevo modo de pensar y nos incite a descubrir quiénes somos en una sociedad que se quiera más a sí misma. Que aproveche al máximo nuestra creatividad inagotable y conciba una ética -y tal vez una estética- para nuestro afán desaforado y legítimo de superación personal. Que integre las ciencias y las artes a la canasta familiar, de acuerdo con los designios de un gran poeta de nuestro tiempo que pidió no seguir amándolas por separado como a dos hermanas enemigas. Que canalice hacia la vida la inmensa energía creadora que durante siglos hemos desperdiciado en la depredación y la violencia (…)”.

    Con el desarrollo de este programa, “Computadores para Educar”, estamos avanzando en el camino de la creatividad, en la integración de las ciencias y las artes, en la canalización de la energía hacia la vida. Seguiremos adelante, para que nuestros niños y nuestros jóvenes, todos, se conecten a la red del futuro.

    Muchas gracias


    Lugar y fecha

    Bogotá, Colombia

    22 de noviembre del 2000

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2021 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved