• Banner textos

  • VISITA AL MUNICIPIO DE PUERTO CAICEDO – FIRMA PACTOS SOCIALES DE ERRADICACIÓN

    Amigos campesinos de Puerto Caicedo y del Putumayo:

    Tenía mucho interés en venir a este acto, porque quiero reafirmar personalmente ante ustedes el compromiso total de mi Gobierno con el componente social de la estrategia antinarcóticos.

    Creo que el pueblo del Putumayo y el Gobierno coincidimos en que queremos alcanzar la meta de una sociedad sin cultivos de coca.

    Pero tenemos otra coincidencia: Sabemos todos que detrás de los cultivos de coca hay un inmenso problema social.

    Por eso estamos acá: porque nos hemos puesto de acuerdo con ustedes en un pacto social que les permita erradicar voluntariamente los cultivos de coca, pero que les dé al mismo tiempo la posibilidad de sustituirlos por otra actividad productiva.

    Lo que hoy hacemos es un ejercicio de soberanía en el cual el Gobierno Nacional y ustedes nos comprometemos todos a realizar tareas positivas por la región y por su gente.

    Tal vez las nuevas actividades productivas no resulten tan rentables como la coca, pero yo estoy seguro de que ustedes no quieren que sus hijos crezcan cultivando una droga que envenena a los jóvenes del mundo.

    Yo sé que ustedes prefieren sentirse orgullosos de los productos que siembran y mirar con la frente alta a Colombia y al mundo entero.

    Hoy vengo a decirles que creo en la palabra de ustedes.

    Creo en el compromiso que ustedes hoy firman para dedicar sus parcelas y su trabajo a la producción de bienes útiles para el Putumayo, para Colombia y para el mundo.

    También el Gobierno va a cumplirles y está cumpliéndoles a todos los que han firmado los Pactos Sociales de Erradicación Voluntaria.

    Hasta el momento hemos firmado 21 pactos, que han beneficiado a más de 20.000 familias y que representan cerca de 16.000 hectáreas que dejarán de estar destinadas a sembrar la coca y pasarán a producir productos lícitos.

    La meta es firmar cuando menos 31 Pactos Sociales que abarquen un número superior a las 26.000 familias y una cantidad de hectáreas erradicadas voluntariamente superior a las 25.000

    Aquí en Puerto Caicedo estamos firmando dos pactos sociales de erradicación voluntaria en los que participan cerca de 1.400 familias de 40 veredas.

    Además, hoy mismo estamos firmando un contrato para que las 4 ONG que van a acompañar este proceso inicien sus trabajos en los próximos días.

    Yo les pido a ustedes, por su propio beneficio, que reciban, apoyen y respalden con entusiasmo a la ONG asignada a Puerto Caicedo.

    Con la labor de todos podremos garantizarles la seguridad alimentaria en el periodo de transición y ustedes volverán a sembrar los mejores frutos de la tierra.

    Vamos a estimular para ello actividades que rinden económicamente en el corto plazo, en el mediano plazo y en el largo plazo.

    En el corto plazo, tenemos cultivos como la yuca, el maíz y el arroz o la cría de ganado y aves de corral, que dan para comer y para activar el mercado local.

    En el mediano y largo plazo, tenemos otras actividades rentables como la piscicultura, la cría de porcinos, el caucho, los palmitos, los frutales amazónicos y los recursos maderables.

    Tengan la seguridad de que Colombia y el mundo estarán atentos al desarrollo de este cambio social en el Putumayo, y sabrán agradecerlo a ustedes, los verdaderos gestores del cambio.

    Putumayo será el modelo de cambio social en Colombia, un modelo que necesitamos que salga bien, y que iremos expandiendo por otras zonas del país.

    Por lo demás, la carretera Mocoa- Puente Internacional San Miguel, cuyo proceso de contratación iniciará este mismo año, y la carretera Mocoa -Pitalito que ya está en ejecución, convertirán a Puerto Caicedo en el corazón neurálgico del Putumayo y de su producción y comercio.

    El nuevo Putumayo es una labor de todos. Por eso quiero agradecer muy especialmente al señor Gobernador Iván Guerrero por asumir el mandato de sus coterráneos llevando la bandera de un Putumayo con desarrollo y sin coca.

    ¡Llegó la hora de apostarle al futuro! ¡Un futuro legal y tranquilo!

    Pero no podemos olvidar que los narcotraficantes van a querer que los habitantes del Putumayo no logren ese objetivo.

    A ellos les conviene un Putumayo aislado y olvidado. No les sirve un Putumayo pujante y con buenos proyectos productivos.

    Por lo mismo, vamos a seguir combatiendo los grandes cultivos y los nuevos cultivos que ocurran después de la firma de estos pactos, porque ellos son los principales enemigos de la palabra y del futuro del Putumayo.

    La meta es de todos y el trabajo lo vamos a realizar de la mano las comunidades y el Gobierno.

    Entre todos, queridos amigos, vamos a conseguir lo que todos queremos: ¡Un Putumayo tranquilo y sin coca!

    Muchas gracias.


    Lugar y fecha

    Puerto Caicedo, Putumayo
    18 de mayo del 2001

    Destacados

    publicaciones recientes

    Relacionados

    Deja un comentario

    Copyright2021 Biblioteca Presidencial Andrés Pastrana | All Rights Reserved